Exposición Arquitectura en México / 1900-2010 [DF]

Otra exposición en la Ciudad de México sobre arquitectura para este diciembre:

A partir de hoy el Banco Nacional de México, a través de Fomento Cultural Banamex; el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes; y la Fundación Aeroméxico presentan al público la exposición Arquitectura en México 1900-2010. La construcción de la modernidad. Obras, diseño, arte y pensamiento en la cual se recorren 110 años de arquitectura en el país y se enfatiza la relación de ésta con el diseño, el arte y la ciudad. Curada por la doctora en arquitectura Fernanda Canales la exhibición se conforma por fotografías, dibujos, maquetas, mobiliario, esculturas, pinturas y planos urbanos, y ofrece el panorama más amplio jamás reunido sobre la arquitectura moderna de México.

Entérate de más a continuación

En la exposición se presenta el trabajo de más de 160 autores: desde los nacidos a mediados del siglo XIX hasta quienes actualmente rondan los 40 años de edad. Por medio de material inédito, obras emblemáticas y proyectos utópicos, se aporta una lectura que explora las ideas detrás de las formas. El enfoque está en los distintos procesos de creación en torno a la arquitectura que impactan la forma en que vivimos y desarrollamos nuestras ciudades. Casi 500 piezas, además de entrevistas y videos, acercan las reflexiones de los autores y hacen posible recorrer las obras que han hecho de México un emblema de lo moderno, como la casa-estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo de Juan O’Gorman (1932), el Centro Urbano Presidente Alemán (1949) de Mario Pani y el conjunto de Ciudad Universitaria (1952).

Courtesy of Fomento Cultural Banamex

La exhibición se estructura en orden cronológico, en seis periodos definidos por arquitecturas distintas: “Los inicios (1900-1924)”, “Primera modernidad (1925-1939)”, “Periodo heroico (1940-1968)”, “Nueva monumentalidad (1969-1989)”, “Fin de siglo (1990-1999)” y “Primera década del siglo XXI (2000-2010)”. El recorrido destaca momentos clave, como el funcionalismo de la época posrevolucionaria, el proyecto de los Juegos Olímpicos en 1968, la corriente de integración plástica, así como el surgimiento de una nueva colonia, una revista o un concurso. Los seis bloques históricos tienen su contrapeso en la última sección, destinada a publicaciones sobre arquitectura, en la que las obras, los autores y las épocas se mezclan en las páginas expuestas.

Courtesy of Fomento Cultural Banamex

El trabajo a favor de una arquitectura eficiente y ligera promovida por Augusto Álvarez aparece junto a los volúmenes masivos llenos de simbolismo de Luis Barragán y a las estructuras arriesgadas de Félix Candela, quien con menos de cinco centímetros de espesor lograba techar 20 metros sin utilizar columnas. Los espacios monumentales de Pedro Ramírez Vázquez, que unieron el legado prehispánico a una imagen cosmopolita, se muestran junto a los muebles de William Spratling, Héctor Aguilar, Clara Porset, quienes redefinieron el concepto de lo artesanal en México. Pinturas del Dr. Atl, diseños de Eduardo Terrazas, así como fotografías de Armando Salas Portugal y Manuel Álvarez Bravo, narran distintas interpretaciones sobre el paisaje, los materiales y la identidad local, que en el caso particular de José Villagrán formaron parte de un discurso teórico.

A partir del 6 de diciembre 2013

Palacio de Cultura Banamex – Palacio de Iturbide

Madero 17. Centro Histórico de la Ciudad de México

Entrada libre. Lunes a domingo, de 10 a 19:00 h

Visitas guiadas: 12, 2 y 4 pm

Fernanda Canales se mete a la vivienda de interés social

Fernanda Canales quien estubo recientemente dando una conferencia en Guadalajra en el [CCAU] Centro para la Cultura Arquitectónica y Urbana,  iniciará un proyecto de investigación y análisis tipológico e histórico de la vivienda mexicana, a partir de una Beca del Sistema Nacional de Creadores. La finalidad es crear un libro con prototipos reales de uso mixto.

La idea surgió cuando la arquitecta desarrolló en la Galería de Arte Metropolitano la construcción de una porción de vivienda mínima, en la que hizo evidente sus errores y disfuncionalidades:

“La casa entera se trazó en el piso de la galería, dibujando todos los muebles, y se construyó una de las habitaciones, donde se colocó un colchón tamaño estándar haciendo evidente problemas de espacio, distribución, falta de ventilación e iluminación natural”, explica en entrevista con Obras.

La investigación, que comenzó desde hace más de dos años, trata el tema de la vivienda de interés social en la Ciudad de México, la cual abarca desde el siglo XX a la primera década del siglo XXI; cuenta con más de 80 distintos casos analizados, desde 1900 hasta el 2010.

En esta nueva etapa, Canales desarrollará una serie de prototipos alternativos para un proyecto bajo los mismos términos económicos y de dimensiones de las constructoras, pero con conectividad con la infraestructura urbana de la ciudad (transporte público, servicios y espacio público) y bajo una propuesta sustentable en lo ecológico y en lo social.

“La finalidad es volver como gremio a atender el tema de la vivienda colectiva con la importancia que se tuvo en la época de la posrevolución y con la que se tiene actualmente en otros países, generando propuestas reales bajo los mismos costos y limitantes que enfrentan las desarrolladoras inmobiliarias pero con claros beneficios de cara al crecimiento de la ciudad y su conectividad con temas de infraestructura y servicios”, puntualizó la egresada de la Universidad Iberoamericana.

Fuente: http://www.obrasweb.mx/vivienda/2013/01/03/fernanda-canales-se-mete-a-la-vivienda-de-interes-social

Conferencia de Fernanda Canales [CCAU]

El [CCAU] Centro para la Cultura Arquitectónica y Urbana invita a la conferencia: Arquitectura o instrucciones para armar que imaprte Fernanda Canales.

La plática abordará los proyectos más recientes realizados a lo largo de los últimos 5 años. Se trata de una decena de proyectos, casi todos ellos fruto de concursos, algunos construidos, otros en proceso y otros fallidos.

La idea es contextualizar los proyectos dentro del trabajo que realizo así como dentro de sus condiciones específicas. Se busca entender las ideas que están detrás de los edificios así como detenerse en los procesos.

La cita es este jueves 15 de noviembre a las 20:30h. Entrada libre.

En el CCAU Ghilardi 120 Sede del Laboratorio sensorial entre Juan Manuel y Justo Sierra¿

¿Quien es Fernanda Canales?:

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=tCVn4XoiUgo&feature=plcp’]

Fernanda Canales es Arquitecta egresada de la Universidad Iberoamericana (1992-1997) con Maestría en Teoría y Crítica en la Universidad Politécnica de Cataluña, Barcelona (2000-2001) y estudios de Doctorado en Practicas del Proyecto en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en el 2005. Ha publicado más de 100 artículos sobre arquitectura en medios nacionales e internacionales, y sus proyectos han sido seleccionados en foros como la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo. Este año recibió el premio Jóvenes Arquitectos por parte del Colegio de Arquitectos así como la Beca del Sistema Nacional de Creadores.

Hace más de quince años realiza proyectos de manera independiente además de trabajos académicos y teóricos. En 2009 obtuvo el primer premio para el concurso del Centro de Artes Escénicas en Guadalajara y ha desarrollado diversos preyectos entre los que destaca el nuevo Centro Cultural para Conaculta en Coyoacán, el Campus del CEDIM en Monterrey y Casa Maruma.

Su obra ha recibido diversos reconocimientos en foros el Premio Cemex, entre otros. Fue becaria del programa para jóvenes creadores del FONCA 2003-2004 y es autora de libros como el de Central de Arquitectura y coautora en los de: 100 x 100 Arquitectos del Siglo XX en México, la Guía Barragán, Espacios Culturales de Abraham Zabludovsky, Duograph Series y  Arquitectura Moderna en México, entre otros.

Otras formas de hacer arquitectura

Por Alejandro Hernández Gálvez 

Aunque bajo el encabezado de este texto está, como de costumbre cuando es mi turno, mi nombre, lo que sigue lo escribimos y suscribimos Fernanda Canales, Eduardo Cadaval y yo.

En México se deberán construir en los próximos 12 años cerca de 18 millones de viviendas, además de escuelas, hospitales, carreteras y toda la infraestructura de soporte. ¿Quiénes planearán y construirán estas obras? ¿Qué beneficios tendría hacerlo bien? ¿Cuáles las repercusiones de hacerlo mal? El potencial de la obra pública como detonador de urbanidad ha transformado ciudades y sociedades. Sitios como Medellín y Bogotá cambiaron tanto su fisonomía como su historia al vincular arquitectura -como bibliotecas de barrio, escuelas y guarderías- con infraestructura de transporte colectivo y espacio público. Entender la continuidad entre la casa, la banqueta, la calle y el parque transformó la vida de miles de personas.

Durante los últimos 50 años las ciudades de México han crecido sin planeación. Tampoco existe una democratización ni transparencia en la asignación de los proyectos públicos. El acceso a proyectos a través de concursos abiertos no es un problema de arquitectura, sino de cultura democrática, de igualdad de oportunidades laborales y de lucha contra la corrupción. Un concurso favorece el surgimiento de nuevas ideas y ofrece múltiples soluciones a un mismo problema. Más que concursos monumentales, quizá los que necesitamos son aquellos de nivel básico, desde el centro deportivo de un pequeño pueblo a la clínica regional o la nueva guardería. En uno de los países con más escuelas de arquitectura en el mundo -más de 100- y con uno de los mayores índices de construcciones informales y de falta de credibilidad institucional, los concursos también pueden ayudar a mejorar la calidad de la educación al abrir oportunidades para que tanto alumnos como profesores se enfrenten a problemas concretos donde la arquitectura podría volverse algo más útil.

En los años cincuenta, para la creación de Ciudad Universitaria, hubo un concurso interno y más de 100 arquitectos participaron en el proyecto. En los años noventa, para el Centro Nacional de las Artes, el concurso fue por invitación y sólo participaron ocho grupos. La construcción de nuestras ciudades, de nuestras casas, escuelas, hospitales y calles no puede seguir dependiendo de las decisiones del gobernante o administrador en turno. Se requiere de una ley que obligue a que haya concursos de proyectos para cualquier tipo de obra pública, algunos abiertos y otros por invitación, algunos locales, otros regionales, unos nacionales e incluso, los menos, internacionales. Con una normatividad clara tanto para convocar los concursos como para seleccionar al jurado.

¿Vamos a confiar en que las instituciones funcionen sin una participación enérgica y colectiva? ¿Seguiremos esperando a que los legisladores vislumbren la necesidad de dicha ley o, movilizándonos, seremos capaces de proponerla? Se requieren poco más de un millón 300 mil firmas para que una iniciativa ciudadana llegue al poder legislativo, ¿cuántos estudiantes de arquitectura y arquitectos somos en el país? ¿Cuántos queremos un juego con reglas claras en el que todos podamos participar? ¿Cuántos ciudadanos querrán sumarse y saber a quién pueden exigir mejores servicios? Los ciudadanos son los que pagan las obras que muy pocos eligen y reparten. Es su dinero el que se gasta pero no sus espacios los que se construyen. Es tiempo de buscar otras formas de hacer arquitectura.

http://www.reforma.com/editoriales/cultura/677/1353411/default.shtm?plazaconsulta=reforma&

Un canon arquitectónico capitalino y una colección jalisciense

Juan Palomar Verea

Toda arquitectura necesita, para arraigar en la mentalidad compartida, de un relato. Una relación de hechos, personajes y sucedidos, que conformen un imaginario común en el que las diversas historias puedan imbricarse y tomar vigencia. Así, cada trayectoria independiente encuentra relaciones y distancias, reconoce afinidades y diferencias, se inscribe dentro de tal tendencia o afirma su marginalidad. Para volver a todo esto visible y compartible, significativo, alguien tiene que contar la historia y, por fuerza, establecer un canon, una lista más o menos razonada de actores arquitectónicos cuyo trabajo se propone como relevante y digno de atención.

Es una tarea no exenta de riesgos. De inclusiones y exclusiones derivadas de múltiples factores. Es más que conocido el hecho fundamental del centralismo exacerbado que desde siempre padece nuestro país. Desde la capital se han escrito las historias y se ha sancionado –o ignorado- la participación de los distintos arquitectos en el devenir de la disciplina a través del tiempo. Ha hecho falta, consuetudinariamente, el contar con visiones que desde los estados, desde otras ciudades y regiones, cuenten sus historias y hagan valer sus particulares cánones. Es obvio que, por la misma fuerza de las cosas, concurren en la ciudad de México presupuestos y visibilidades, trayectorias y obras. Habría que contar con historias nacionales contadas desde otros lugares que no fueran, forzosamente, la ciudad de México.

Uno de los últimos ejercicios en la propuesta de un canon mexicano es la publicación del libro 100 x 100, Arquitectos del Siglo XX en México. Los autores son Fernanda Canales y Alejandro Hernández Gálvez, y fue publicado por la Editorial Arquine. Constituye un valioso ejercicio y recopila datos e imágenes de gran utilidad, a la vez que aporta una buena bibliografía específica sobre muchas de las figuras incluidas.

Para Jalisco, y la región occidental del país, es fundamental contar con un relato a la vez propio y atento a otras regiones. El esfuerzo iniciado por Arabella González Huezo desde la Secretaría de Cultura de Jalisco, con la serie Arquitectos Jaliscienses del Siglo XX, y que ha encontrado una afortunada continuidad, es una excelente herramienta para acometer esa tarea. Llega por estos días, con el libro dedicado a Julio de la Peña, a la entrega número 22 de esa colección. Es un canon propio y en construcción de los creadores arquitectónicos de la región, al que sin duda se irán agregando otras figuras significativas. Varios de esos personajes están, por cierto, inscritos también en la publicación capitalina. A partir de estos trabajos corresponderá más tarde, esperanzadamente, la construcción local de algunos relatos generales en los que se reconstruyan las relaciones y las tensiones entre los diversos actores de la arquitectura regional y su contexto. Y de allí se deriva la propuesta de los cánones que sirvan de referencia para entender el devenir de la arquitectura en nuestros ámbitos, instrumento esencial para plantear y realizar nuevos desarrollos.

Los dos esfuerzos editoriales están en construcción. Los autores de 100 x 100 anuncian nuevas ediciones, revisadas y aumentadas, de su obra. La colección de Arquitectos Jaliscienses prosigue también en sus producciones. Contar con relatos que nos ayuden a entender el pasado sin duda resulta fundamental para situarnos en el presente y tomar partido ante el futuro.

 

Curso Arquitectura y Pensamiento Contemporáneo [CCAU]

El objetivo central del curso es reflexionar sobre la arquitectura de nuestro tiempo y abordar esta reflexión en un momento donde ya no es posible pensarnos desde la plataforma de un pensamiento único que sea capaz de explicar la situación de la producción arquitectónica contemporánea.  En este sentido, el pensamiento arquitectónico ha desplazado a la teoría de la arquitectura tradicional al posicionarse más en la intersección de distintas disciplinas tales como la filosofía, la literatura, la música, lo estudios culturales, etc.

El curso se compone de una serie de presentaciones por parte de conferenciantes invitados para exponer y discutir distintos temas que se insertan dentro de esta línea interdisciplinaria del pensamiento arquitectónico. Como tal, el curso no posee una continuidad en los temas ni tampoco una congruencia tradicional cronológica en cuanto a su sustento teórico o filosófico. El propósito es presentar de manera reflexiva y crítica problemáticas que la arquitectura presenta en nuestro tiempo en relación a conceptos de pensamiento y cultura.

Coordinado por el arquitecto Sergio Ortiz con invitados de primer nivel de Guadalajara y de la Ciudad de México.

El curso empieza el miércoles 22 de agosto.

Más informes en www.ccau.org  o con Miriam Villaseñor: miriamvm@ccau.org / 33 1329 0132 / ccau.info@gmail.com