Archivo por autor

Entre la Selva

Las horas pasaban y nuestro destino, por más que avanzáramos
no se acercaba. Atrás habíamos dejado el desierto de Thar para adentrarnos a la
selva, donde nos recibía un calor desorbitado.

No había camellos, ni rikshaws.
El panorama al que estábamos acostumbrados había cambiado completamente por el
silencio de un templo Jainista ubicado en la región de Ranakpur.

El jainismo es una de las tantas religiones en india que se
caracteriza por el extremo cuidado de la no-violencia
y el respeto a la vida en cualquiera de sus manifestaciones.

Fue a finales del s.XIV los jaimistas construyeron uno de
sus templos más importantes, el impactante Sheth
Anandji Kalyanji, edificado con mármol blanco que lo resguarda del calor y
humedad de la selva que lo rodea.

Recorrer los pasillos del templo es refrescante y si te
dejas llevar por los mantras que cantan algunos de los sadhus, puedes llegar a
un momento de meditación y reflexión.

Sheth Anandji Kalyanji realmente es un lugar lleno de paz
que logra sumerge dentro de la espiritualidad india. Ya que sin importar tu posición
religiosa, con el puro hecho de quitarse
los zapatos en la entrada, se deja atrás todo el estrés e inquietudes para
llegar a un momento en el que solo vas a estar tu y nadie más.

20120718-140917.jpg

18

07 2012

El pueblo esta de fiesta

Tres bodas y un funeral indio nos tocaron al arribar a India. La vida es considerada sagrada por lo que tanto su inicio como su fin son venerados a través de ritos y celebraciones que conmemoran cada una de las etapas más importantes de ella.

En medio del desierto del Thar la ciudad dorada se formó alrededor de una construcción de altos muros que la protegían de las disputas entre otras dinastías. Caminar los muros del fuerte de Jaisalmer es de por sí místico y silencioso. Veíamos pasar hombres vestidos blancos, calvos con un mechón de cabello en la nuca y a las mujeres sentarse en las verandas de las casas. Todos cabizbajos, susurrando, para no molestar al alma por la que velaban.

Al salir del fuerte el bullicio de las calles nos atrapó con una boda india, la gente del pueblo bailaba y cantaba afuera de una casa pintada con el dios Ganesh, símbolo de prosperidad y abundancia.Mientras los hombres bailaban al ritmo de la música a cargo de un moderno dj, las mujeres esperaban sentadas en las banquetas, cuidando a los niños y sin quitar un ojo de encima de sus maridos.

Y fue en medio del tumulto donde de pronto apareció el novio. Montado en un caballo blanco y con una niña a sus espaldas, como dicta la tradición hindú; cuando el futuro marido, imponente al igual su mirada cruzó el arco decorado por un Ganesh gordo y entró a donde le esperaría su prometida, a quien seguramente jamás había visto pero con quien pasaría largos años durante esa vida.

20120717-222949.jpg

20120717-223048.jpg

 

17

07 2012

La vendimia en la Ciudad Rosa

Justo en una de las calles principales de Tripolia Market un vendedor de especias espera a sus clientes.

20120717-132344.jpg

17

07 2012

Bazaars

Nada en la India es fijo, todo sufre una constante transformación a través de un tiempo y un espacio al que nadie puede controlar. Parte de estos cambios, son los precios en India.
Una de las tantas reglas para sobrevivir en el oriente es regatear por todo. Por alimentos, ropa, transporte, medicinas, paseos y cualquier cosa que se quiera conseguir.

El regateo es una de las principales interacciones que el turista puede hacer para llegar a conocer cómo es que en verdad funciona la sociedad India. Sin importar el idioma la gente puede entenderse y regatear por un precio que se adapte tanto a las demandas del vendedor como a las del consumidor.

Jaipur, es una de las ciudades más importantes de todo India gracias a la fama que les dan sus ruidosos y escandalosos bazares, donde sin importar la raza, religión o lengua la gente se reúne alrededor de las estrechas calles de la ciudad rosada, para intercambiar y regatear por un buen precio.

El sol que no deja de arder sobre el cielo indio pasa inadvertido bajo los tendederos de Tripolia, el bazar más grande en todo Jaipur. Saris, especias, flores, tuercas y tornillos se revuelven entre el calor y el bullicio de la gente que oferta, reclama y regatea de igual forma que se hacía miles de años atrás en las mismas calles de la ciudad rosada.

17

07 2012

La ciudad amurallada.

Todo Bikaner pareciera estar pintado de un solo color: marrón.

Bikaner, esta rodeada por áridos muros que forman parte del fuerte Junagarah donde el desierto se contasta con los coloridos saris que visten las mujeres de Rajastán.

El fuerte, servía como refugio para los miembros de la dinastía Rajput durante los combates entre los reinos.

A diferencia de otros lugares, la gente de Bikaner tiene un tono de voz distinto y su forma de moverse es distinto al del resto de los indios.

El fuerte ahora nos aleja del caos y del ruido, la vida en Bikaner es lenta y pasiva donde el tiempo no corre.

11 de junio del 2012.

12

06 2012

Los colores del desierto.

Siete horas de carretera fueron necesarios para llegar a la comunidad de Mandawa.

Mandawa se encuentra en medio del desierto y pareciera que no hay vida al rededor, sin embargo son sus coloridos Havelis lo que nos hace visitarlos y enamoramos una vez mas de la India.

Havelis, es como se les llamaba a las casas con impresionantes murales (que después fueron abandonados) que servían como refugio de los ricos comerciantes después de pasar días en el desierto para llegar a la feria del camello que se realiza año tras año.

El calor ahuyenta a la mayoría de los turistas, las calles están completamente vacías.

Al principio nos acompañan niños que juegan con el rol de guías turísticos y nos hablaban en todos los idiomas esperando a que respondiéramos.
Estuvimos con Antonio-Jean Claude ( nombre que se ponía según el origen de los turistas) un niño de apenas 13 años que habla con total perfección ingles , español, alemán , francés e italiano y que nos llevo a recorrer las calles de Mandawa donde al caer la tarde la gente porfin sale a orar a los templos o a reunirse para tomar un masala chai.

10 de junio del 2012.

20120612-164156.jpg

12

06 2012

Conociendo la vieja y la nueva Delhi

Segundo día en Delhi

Cantos y rezos de la mezquita cercana al hotel fueron nuestro despertador en nuestro segundo día en Delhi.

Empezamos visitando la tumba de Humayum famosa por sus 12 hectáreas de jardín y auténtica arquitectura Mughal.

Y fue ahí donde nos encontramos a unos paisanos (en especial amigos) estudiantes del ITESO que también estaban de paso en India para concretar su viaje con un Trekking en Nepal.

Las horas pasaban rápidamente por lo que corrimos al complejo “Qutub” el monumento musulmán mas grande en toda India que conmemora la victoria de la comunidad musulmana ante la hinduísta varios años atrás.

A pesar de que el calor aumenta con el transcurso de la horas subimos a los “rickshaw” (bici-taxis), que son la manera más fácil y divertida de moverse en India para poder conocer el mercado de las especias donde se encuentra de todo, desde joyería, flores, inciensos zapatos y hasta barberías para después llegar a “Jama Masjid” la mezquita más grande de Delhi, donde estrictamente hay que cubrirse todo el cuerpo con colororidas sedas y dejar los zapatos en señal de respeto.

El día lo terminamos visitando un centro ceremonial conmemorativo a Mahatma Gandhi , lugar donde se llevo a cabo su cremación dentro del Shanti Vana ( Bosque de la Paz).

Sofía Varela,
9 de junio del 2012.

20120611-125825.jpg

Tags: ,

11

06 2012

Jet Lag Effect

Primer día en Delhi,

Apenas salía el sol y las calles ya hervían en Delhi.
Tomamos el “bus” hacia el hotel donde nos dimos cuenta que India es la perfecta definición de una anarquía funcional.

En las calles, los carriles son mera decoración entre el caos de los automovilistas, ciclistas, peatones, motociclistas y vacas que cruzan sin ninguna dirección las calles a toda velocidad.

A pesar de que los cláxones no dejan de sonar en las ardientes calles de Delhi, tratamos de dormir para recuperarnos del efecto “Jet lag”, para por último visitar el “Fuerte Rojo” de la vieja Delhi que nos regresa a la época donde el imperio Mughal gobernaba la antigua India.

Sofía Varela,
8 de junio del 2012.

Tags: ,

11

06 2012