Entradas etiquetadas ‘information literate’

Alfabetización informacional, más allá

Share

Hace unos años hacía yo una reflexión respecto de nuestra alfabetización informacional, la nuestra, sí, la de los profesores. Creo que las preguntas siguen siendo válidas, así que lo traigo de vuelta a la memoria y se los comparto.
En aquella época, el disparador de mi reflexión fueron dos artículos cuyos títulos me llamaron la atención: “El 70% de los jóvenes se informa únicamente a través de Internet” y “Una nueva moda, navegar sin ton ni son por el ciberespacio”.
En el primer artículo, el diario El País se refiere a un estudio español, donde la cifra corresponde a los jóvenes españoles menores a 25 años. El diario hace comparaciones con otro estudio que incluye a Alemania, al Reino Unido, Holanda y Estados Unidos. Aunque un poco viejo ya y ocioso para nosotros sin datos latinoamericanos, sin embargo, creo que la inquietud la tenemos: ¿qué porcentaje de nuestros alumnos se informa únicamente a través de la Internet? ¿mayoritariamente? Creo que los profesores diríamos que un número muy alto y, además, no siempre estaríamos muy contentos con ello. El otro artículo de un diario llamado iblnews, hace referencia a un estudio británico sobre los usos de Internet, en donde al parecer cuando se navega para buscar algo, hay una tendencia a la distracción y a la navegación per se. A este fenómeno le llaman el wilfing (de “What Was I Looking For?”). El artículo no es muy bueno, pero creo que como profesores tenemos esa misma pregunta, vemos a nuestros alumnos navegando ¿cuántos de ellos tienden al “wilfing”, al navegar por navegar?
Esto me hace preguntarme por los grandes retos de la alfabetización informacional (la information literacy, como se le llama en inglés). Cierto que el acceso a los recursos es indispensable, que lograr un dominio de las herramientas tecnológicas también lo es. Pero ¿con eso la alfabetización informática está resuelta?
¿Porque a los profesores nos tiende a hacer ruido que la mayor parte de la información que usan nuestros estudiantes provenga de fuentes en la Internet? ¿desconfiamos de lo que se puede encontrar en Internet? o ¿desconfiamos de la habilidad de nuestros alumnos para hacer una selección apropiada? o ¿de su interés y tendencia al “wilfing” sobre un esfuerzo de búsqueda adecuado? ¿Un poco de todo?
Saber hacer búsquedas que nos ofrezcan cierto grado de confiabilidad en la fuente, localizar y procesar la información apropiada a una necesidad, y que ésta sea oportuna, adecuada, completa y con reconocimiento de su grado de validez ¿es suficiente para resolver la alfabetización informática?
¿Qué tanto usamos nosotros Internet?
Hay muchos retos. Uno que me gustaría poner sobre la mesa a reflexión tiene que ver con nosotros como profesores y una especie de brecha digital generacional.
Como profesores no sólo tenemos que superar el reto del dominio tecnológico y de volvernos fuertes y exitosos localizadores de información adecuada en la Internet, para poder modelar esto en nuestros alumnos (que ya es bastante). Tenemos que ir más allá. Porque la Internet no es solo un espacio potente para hacernos de la información requerida para nuestras tareas y aprendizajes. También es un espacio para aprender de maneras que no conocíamos antes, para hacerse de recursos para la acción o la reflexión por vías novedosas, para construir con otros. ¿Sabemos cómo?
Nuestros alumnos navegan por el ciberespacio, un mundo nuevo, sin modelos que seguir, un mundo que está en construcción. ¿Somos parte de ese mundo? ¿Nos toca? ¿Es parte de nuestra alfabetización informática?

Share

17

02 2011

Wikipedia, 10 años de colaboración

Share

El pasado 15 de enero la Wikipedia cumplió 10 años de haber arrancado. Hay muchas celebraciones, que incluyen una pasado mañana (sábado 29) en Guadalajara, México ¡a la tapatía! ¡con tortas ahogadas, tequila y mariachi!

La búsqueda por la creación de una enciclopedia de contenido libre llevó a Jimmy Wales y Larry Sanger en el 2000 al desarrollo de un primero proyecto, Nupedia, donde los contenidos se construían por expertos. La lógica de los expertos implicaba un proceso de revisión que hacía muy lenta su creación. La búsqueda por darle velocidad a ese proceso dio pie al nacimiento de una estrategia paralela que al mezclarse con la cultura y filosofía de los movimientos libres, terminó por convertirse en la Wikipedia, la enciclopedia que todos podemos editar.
Es precisamente esta cualidad, todos, la que ha dado pie a muchas críticas respecto de su uso. Si no es escrita por expertos validados y reconocidos, el primer automático es que no podemos concebir que la información sea confiable. Sin embargo, hay investigaciones académicas que nos hablan de su grado de confiabilidad –en ciertos campos e idiomas- (la primera, publicada a penas a 4 años de su nacimiento por la revista Nature, famosa por el conflicto con la Enciclopedia Británica, con la que se le comparó). Las inquietudes por la calidad de la información producida por “no expertos” en la internet no es exclusiva de la Wikipedia. Es común en todos los campos, y en muchos se hace investigación formal (por ejemplo en el de la salud). La investigación en general tiende a decir que juntos podemos construir información confiable.
La clave está en el juntos. Wikipedia no es una enciclopedia donde cualquiera, de manera aislada, puede editar. Existe un proceso de trabajo y un ayudarse unos a otros a mantener los valores (p.e. el de la neutralidad) y a aprender a ser editores Wikipedia. Para darse una idea de cómo se construye esta colaboración sugiero leer la sección que invita a ser partícipe de esta co-construcción: Sé valiente editando páginas.
En el campo educativo, para mí lo más importante de la Wikipedia no es qué tan confiable es. Ellos mismos declaran en su “FAQ para Colegios” que nada evita que se hagan aportaciones erróneas o confusas, y aunque por los procesos de edición “probablemente esa información no permanezca en Wikipedia demasiado tiempo”, la “Wikipedia no puede ser perfecta”. Lo importante para mí, es dejar de mirar el conocimiento como algo “dado” y plasmado por un experto (que en la escuela fácilmente termina en un copio+pego sin sentido) y empezar a mirar al conocimiento como algo vivo, cambiante y que puede construirse a muchas manos. Mirar a la Wikipedia en su esencia: una comunidad virtual que junta construye y presenta información enciclopédica. Y sobre todo, una comunidad de la que podemos participar.
La Wikipedia hace algunas recomendaciones a las escuelas sobre cómo se puede trabajar con los alumnos las competencias de manejo de la información y cómo, más allá del contenido enciclopédico, en la Wikipedia se pueden aprender otras cosas que forman parte de la alfabetización digital: los conceptos sobre dominio público, la participación en comunidades abiertas de creación colectiva, habilidades de redacción y manejo del lenguaje, entre otras.
Un ejemplo interesante de estos últimos usos educativos fue publicado por unos profesores de química de la Universidad de Michigan el año pasado en la revista J. Chem. Educ. Se les pidió a los alumnos que editaran la Wikipedia con la intención de que exploraran conceptos avanzados de química y que aprendieran a comunicar la ciencia a un público variado. En equipos los alumnos localizaban temas clave relacionados con el curso que no estuvieran aún bien descritos en la Wikipedia. Identificaban las fortalezas y debilidades de las entradas y proponían cambios dentro de unos lineamientos base (respecto a referencias, figuras, la estructura del texto, voz para diferentes públicos). Estas propuestas se discutía dentro del contexto de la clase y posteriormente en la misma página de la Wikipedia. Ahí recibían retroalimentación de la comunidad editorial de la Wikipedia durante el proceso de edición y mejora de las páginas. Cuando los alumnos declararon los beneficios de la participación en ese proyecto de clase, además de algunas referencias a los objetivos declarados oficialmente, algunos alumnos hicieron referencias al aprendizaje colaborativo y declararon también su gusto porque “mejoraba la calidad de la información científica disponible para el público”.
A 10 años de la Wikipedia yo los invito mirar la vida cotidiana de ésta, la enciclopedia viva, como una oportunidad para movernos de una educación centrada en contenidos dictados por expertos y reproducidos por alumnos, a una educación centrada en el aprendizaje y la construcción conjunta ¡que podemos hacer pública!

———–
Wikipedia http://www.wikipedia.org/
Wikipedia en español http://es.wikipedia.org

El primer artículo de la Wikipedia en español fue creado el 22 de mayo de 2001.
La edición en español roza los 700.000 artículos y es la cuarta en número de visitas. Se crean unos 400 artículos al día, con 225 colaboradores muy activos que realizan 10 o más ediciones cada jornada. El 29% de todas las ediciones que recibe las hacen usuarios anónimos (vía El Pais).

Para colaborar: Sé valiente editando páginas

Proyectos Universitarios de aprendizaje colaborativo con Wikipedia (en inglés): http://en.wikipedia.org/wiki/Schools_and_universities_project

Fundación Wikimedia
http://www.wikimedia.org.mx/
Organización sin fines de lucro dedicada a promover el crecimiento, desarrollo y distribución de contenido libre, plurilingüe, y a proveer todo el contenido de los proyectos basados en wiki al público gratuitamente. La Fundación Wikimedia opera algunos de los proyectos de edición colaborativa más grandes del mundo, entre ellos la Wikipedia.

Share

27

01 2011