Alfabetización informacional, más allá

Share

Hace unos años hacía yo una reflexión respecto de nuestra alfabetización informacional, la nuestra, sí, la de los profesores. Creo que las preguntas siguen siendo válidas, así que lo traigo de vuelta a la memoria y se los comparto.
En aquella época, el disparador de mi reflexión fueron dos artículos cuyos títulos me llamaron la atención: “El 70% de los jóvenes se informa únicamente a través de Internet” y “Una nueva moda, navegar sin ton ni son por el ciberespacio”.
En el primer artículo, el diario El País se refiere a un estudio español, donde la cifra corresponde a los jóvenes españoles menores a 25 años. El diario hace comparaciones con otro estudio que incluye a Alemania, al Reino Unido, Holanda y Estados Unidos. Aunque un poco viejo ya y ocioso para nosotros sin datos latinoamericanos, sin embargo, creo que la inquietud la tenemos: ¿qué porcentaje de nuestros alumnos se informa únicamente a través de la Internet? ¿mayoritariamente? Creo que los profesores diríamos que un número muy alto y, además, no siempre estaríamos muy contentos con ello. El otro artículo de un diario llamado iblnews, hace referencia a un estudio británico sobre los usos de Internet, en donde al parecer cuando se navega para buscar algo, hay una tendencia a la distracción y a la navegación per se. A este fenómeno le llaman el wilfing (de “What Was I Looking For?”). El artículo no es muy bueno, pero creo que como profesores tenemos esa misma pregunta, vemos a nuestros alumnos navegando ¿cuántos de ellos tienden al “wilfing”, al navegar por navegar?
Esto me hace preguntarme por los grandes retos de la alfabetización informacional (la information literacy, como se le llama en inglés). Cierto que el acceso a los recursos es indispensable, que lograr un dominio de las herramientas tecnológicas también lo es. Pero ¿con eso la alfabetización informática está resuelta?
¿Porque a los profesores nos tiende a hacer ruido que la mayor parte de la información que usan nuestros estudiantes provenga de fuentes en la Internet? ¿desconfiamos de lo que se puede encontrar en Internet? o ¿desconfiamos de la habilidad de nuestros alumnos para hacer una selección apropiada? o ¿de su interés y tendencia al “wilfing” sobre un esfuerzo de búsqueda adecuado? ¿Un poco de todo?
Saber hacer búsquedas que nos ofrezcan cierto grado de confiabilidad en la fuente, localizar y procesar la información apropiada a una necesidad, y que ésta sea oportuna, adecuada, completa y con reconocimiento de su grado de validez ¿es suficiente para resolver la alfabetización informática?
¿Qué tanto usamos nosotros Internet?
Hay muchos retos. Uno que me gustaría poner sobre la mesa a reflexión tiene que ver con nosotros como profesores y una especie de brecha digital generacional.
Como profesores no sólo tenemos que superar el reto del dominio tecnológico y de volvernos fuertes y exitosos localizadores de información adecuada en la Internet, para poder modelar esto en nuestros alumnos (que ya es bastante). Tenemos que ir más allá. Porque la Internet no es solo un espacio potente para hacernos de la información requerida para nuestras tareas y aprendizajes. También es un espacio para aprender de maneras que no conocíamos antes, para hacerse de recursos para la acción o la reflexión por vías novedosas, para construir con otros. ¿Sabemos cómo?
Nuestros alumnos navegan por el ciberespacio, un mundo nuevo, sin modelos que seguir, un mundo que está en construcción. ¿Somos parte de ese mundo? ¿Nos toca? ¿Es parte de nuestra alfabetización informática?

Print Friendly, PDF & Email
Share

2 comentarios en “Alfabetización informacional, más allá

  1. Esto puede ser ridículo en la traducción de Google, pero sin duda mejor que mi español.

    Me gustó este post sobre la alfabetización digital y en especial esta parte:

    Como los maestros no sólo deben superar los desafíos de la dominación tecnológica y convertirse en localizadores fuerte y exitosa la información adecuada a través de Internet con el fin de este modelo en nuestros estudiantes (que es suficiente). Debemos ir más allá. Debido a que la Internet no es sólo un espacio de gran alcance para nosotros la información necesaria para nuestro trabajo y el aprendizaje. Es también un espacio para aprender de una manera que no sabíamos antes, para aprovechar los recursos para la acción o la reflexión sobre formas innovadoras de construir con otros. ¿Sabemos cómo?

    Considera que la relación podría ser relevante, ya que parece decir que no estamos realmente comprometidos a Internet en la educación todavía. No sabemos de Internet y, en torno a tropezar en ella como a los visitantes a una tierra extraña y porque no podemos hacerlo “trabajo” que lo desestime. Como alumno adulto, y no un mismo maestro, que a menudo se sienten “tonto” con mis incapacidades para el uso de la red. Para un profesor que la identidad está ligada a ser “buenos para aprender”, luchando con las nuevas habilidades con la tecnología necesaria para ser competentes en la red debe ser horrible.

    Yo trabajo en una universidad pequeña comunidad y conocer algunos de los instructores son en realidad jubilarse anticipadamente en lugar de transición algunos de sus trabajos hasta la entrega en línea. Esta es una triste pérdida de habilidades especiales en la enseñanza de nuestra extraña mezcla de orígenes culturales distintos estudiantes (Cree las Primeras Naciones, los mestizos, ortodoxos rusos blancos, Líbano y toda la gente transitoria atrajo a los campos de petróleo aquí). Cuando se le preguntó por qué parece que rechazan la enseñanza en línea la respuesta es que temen una pérdida de contacto con “sus” estudiantes-la ruptura de una relación y el efecto de distanciamiento de la tecnología en lugar de llegar y conectar efecto se nos dice es la promesa de Internet.

    Hablamos de la alfabetización digital en la que trabajo como si fuera algo que sólo los estudiantes necesitan. En nuestra vanidad como adultos que pueden hacer trucos con las computadoras se supone una alfabetización a nosotros mismos que realmente no tienen. Debemos parecer bastante divertida a los estudiantes a medida que marcha todo ser inteligente.

    Para mí lo interesante de cambio se obliga a los expertos de nuevo en el papel de los estudiantes y principiantes. En cierto modo, no tenemos tiempo para tener el “grupo de la enseñanza de” aprender las nuevas habilidades lo suficientemente bien como para pasar de que el aprendizaje del “grupo de estudiantes”, así que tendremos que hacerlo juntos. Eso crea una forma diferente de relación que hemos conocido en la educación.

    Sistémico Obstáculos a la educación en línea ya distancia
    http://www.contactnorth.ca/en/data/files/download/Jan2011/2011%20Outlook.pdf

    A pesar del rápido crecimiento en el aprendizaje en línea, aún quedan importantes obstáculos sistémicos o limitaciones de los estudiantes a distancia:

    1. Facultad de resistencia al aprendizaje en línea y / o educación a distancia, que sigue siendo fuerte en muchas instituciones;

    2. La falta de formación en la enseñanza, lo que limita la capacidad de los instructores de imaginar eficaces modelos alternativos basados en la tecnología de cara a la enseñanza en clase presencial;

    3. Poco ambiciosos objetivos institucionales para la enseñanza basada en la tecnología, se centraron más en mejorar el modelo de aula que encontrar nuevos diseños que permiten un acceso más flexible y que el uso de las potencialidades de las nuevas tecnologías para desarrollar las habilidades necesarias en el 21stcentury;

    4. Incapacidad para desarrollar métodos adecuados para determinar los costos de aprendizaje en línea, los costos son a menudo desconocidos, como son los costos de cara a la enseñanza presencial, pero la tecnología en general, es un coste añadido en lugar de utilizarse para reemplazar las actividades menos eficaces, y

    5. La falta de un enfoque de todo el sistema de aprendizaje en línea y la educación a distancia, que se manifiesta por:

    • Restricciones en la transferencia de crédito, que crean barreras a la movilidad de los estudiantes y las dificultades en la formación de consorcios eficaces;
    • Los requisitos de admisión más restrictivas para los estudiantes no tradicionales, y
    • La falta de títulos de grado totalmente disponibles en línea ya distancia.

    Scott

  2. Nice Spanish Scott! 🙂
    Gracias por compartirnos tus ideas, y en especial por compartirnos desde los concretos de tu entorno. Creo que a pesar de las distancias físicas y culturales, la problemática que compartimos es similar.
    Muchas gracias por la liga al texto de Bates, muy oportuno, como siempre. Lo interesante es que los problemas que menciona, siguen siendo los mismos que ya aparecían, por ejemplo, hace 10 años en su libro sobre “enseñar al profesorado cómo utilizar la tecnología”.
    Saludos

    …so that you don’t struggle… a translation (mind my English): Thanks for sharing with us your ideas, and specially for doing so from your context. I think that despite the fisical and cultural distance, we share a similar problematic. Thanks for the link to Bate’s text. What I find interesting from it is that the problems that he states, are still the same that were presente, for example, 10 years ago in his book “teaching faculty how to use technology”. Cheers!

Los comentarios están cerrados.