Casa Martínez Rivas

 

 

 

 

 

 

 

En la obra de Díaz-Morales, la aceptación del funcionalismo fue algo más que una mera coincidencia de época o un asunto propio de la ingeniería; de manera que, en la austeridad explícita no hay casualidad y sí una intención que corresponde a la economía de la sociedad para quien trabaja: el arquitecto quiere evitar, por convicción, abusos en la forma y experimentos costosos a expensas del cliente.

En los años cuarenta y subsiguientes, su obra muestra que los materiales y las técnicas de construcción deben de ser consecuentes a su tiempo.

La asertiva economía de los espacios y la eficiente estructura son evidentes en la casa que Díaz-Morales proyectó para la familia del señor Pedro Martínez Rivas y la señora Lucía Martínez Castellanos, cuya solución arquitectónica declara una austeridad constructiva, así como un orden formal, sencillo y disciplinado.

Como una de las primeras casas funcionalistas de Díaz-Morales, ésta representa una novedad en la modernidad doméstica tapatía: algunos espacios comunes dejan su habitual encierro y se comunican entre sí, lo mismo que aparecen las chimeneas dentro de estancias y las cubiertas altas para el ingreso de autos.

 

Casa de Pedro Martínez Rivas y Lucía Martínez Castellanos

Avenida de La Paz 943 (hoy 2085), entre Chapultepec y Marsella, Guadalajara.

Autoría: Ignacio Díaz-Morales, 1943

Estado actual: demolida

 

Print Friendly, PDF & Email