Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo

La Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo ha sido finalmente decretada por el Poder Ejecutivo Federal el 4 de Abril de 2011 y publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 6 de abril del presente año. Después de un proceso legislativo que se prolongó por más de cuatro años y que pasó por múltiples momentos de acuerdos y desacuerdos entre Senadores, Diputados y el Poder Ejecutivo, México cuenta ya con una Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Según el propio decreto indica, esta Ley tiene por objeto “dotar al Poder Ejecutivo Federal de los instrumentos necesarios para la programación, promoción, concertación, fomento, coordinación, ejecución, cuantificación, evaluación y fiscalización de acciones y Programas de Cooperación Internacional para el desarrollo entre los Estados Unidos Mexicanos y los gobiernos de otros países así como con organismos internacionales, para la transferencia, recepción e intercambio de recursos, bienes, conocimientos y experiencias educativas, culturales, técnicas, científicas, económicas y financieras.

Las acciones de cooperación internacional para el desarrollo que lleve a cabo el Estado Mexicano, tanto en su carácter de donante como de receptor, deberán tener como propósito esencial promover el desarrollo humano sustentable, mediante acciones que contribuyan a la erradicación de la pobreza, el desempleo, la desigualdad y la exclusión social; el aumento permanente de los niveles educativo, técnico, científico y cultural; la disminución de las asimetrías entre los países desarrollados y países en vías de desarrollo; la búsqueda de la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático; así como el fortalecimiento a la seguridad pública, con base en los principios de solidaridad internacional, defensa y promoción de los derechos humanos, fortalecimiento del Estado de derecho, equidad de género, promoción del desarrollo sustentable, transparencia y rendición de cuentas y los criterios de apropiación, alineación, armonización, gestión, orientada a resultados y mutua responsabilidad.”

Con información del Observatorio de Cooperación Internacional

Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo

Print Friendly, PDF & Email
This entry was posted in General, Políticas culturales and tagged . Bookmark the permalink.