Conferencia MX_SI Architectural STudio [SAAI]

confEmpiezan las “Charlas de otoño”.   La Sociedad de Alumnos de Arquitectura del ITESO [SAAI] organiza la conferencia del despacho MX_SI Mara Partida y Héctor Mendoza egresados del Iteso de Arquitectira para este martes 2 de septiembre en el Auditorio  Edificio Q del Iteso a las 8:00 pm

No te lo pierdas

Guadalajara: la segunda pérdida de Juan Soriano

Por Juan Palomar

Juan Soriano nació en Guadalajara en 1920. Ya en 1935 abandonó la ciudad, y así escapó a la intolerancia que su amigo y maestro Jesús Reyes Ferreira –junto con un grupo de personas- sufrió en 1938, al ser pública y vergonzosamente ultrajado por sus preferencias sexuales.

Soriano fue un niño prodigio del arte mexicano. Su talento y sus realizaciones fueron ampliamente ponderados por sus contemporáneos. Particularmente memorables fueron los reiterados elogios que de su obra escribió Octavio Paz, en los que subrayaba la esencial inocencia de su mirada y la rara certeza de sus búsquedas plásticas.

Vivió en México largos años, alternando su residencia con Roma y París, en donde fue bien conocido en los círculos intelectuales y trabó amistad con gentes como Julio Cortázar, Antonio Saura o Milan Kundera. En la capital del país fue muy señalada su participación con el célebre grupo de Poesía en Voz Alta en donde alternó, en la década de los cincuenta, con el propio  Octavio Paz –de quien siempre fue amigo muy cercano- Juan José ArreolaHéctor Mendoza, Juan José Gurrola y Leonora Carrington.

Es, para decirlo rápido, un artista universal, reconocido por propios y extraños. Es de los dos o tres artistas nacionales que han expuesto en vida en el Museo Reina Sofía, de Madrid, por ejemplo. Es, ciertamente, un orgullo tapatío.

En 1987 el Gobierno del Estado le otorgó el Premio Jalisco. El encargado de su elogio, durante la ceremonia en el Teatro Degollado, fue Octavio Paz. En el año de 2007 el Ayuntamiento de Guadalajara decidió construir una plaza, en el barrio de Santa Cecilia, en su honor. Previamente, funcionarios municipales lo condujeron a evaluar distintas opciones para ubicar su plaza. Optó por Santa Cecilia aduciendo que era allí en donde más falta hacía un espacio recreativo. La vista de la barranca de Oblatos fue, además, un elemento muy atractivo para él. Regaló a la ciudad, para ese sitio, la pieza escultórica de su autoría que allí se puede ver (solamente se pagaron los materiales). Después pidió ser llevado a visitar a su anciana nana, cosa que siempre que estaba en Guadalajara hacía. Desde entonces se hablaba con él, y con Marek Keller, su compañero, de instituir en esta ciudad el Museo Juan Soriano.

Ahora nos enteramos que tal museo será construido, con toda propiedad, en Cuernavaca, Morelos, gracias al apoyo decidido del gobierno de ese estado. Guadalajara, la ciudad natal de Juan Soriano, y Jalisco, quedan una vez más al margen de recuperar, en beneficio de sus paisanos, el legado de uno de los más altos artistas que han dado. Es tarde, por supuesto, para lamentaciones. Pero alguna enseñanza queda: Marek Keller, responsable y heredero del legado del maestro, estuvo analizando diversas posibilidades. Un museo para Juan Soriano hubiera costado mucho menos que un paso a desnivel. El resultado está a la vista.

Proyecto de tres egresados de la escula de arquitectura del ITESO para el Pabellón Eco 2014

Fuente: Archdaily MEX

Esta es la propuesta de Mara Partida, Héctor Mendoza del despacho MX_SI y Álvaro Gutiérrez del despacho PAAC. los tres agresados de esta escuela de arquitectura.

Bajo el concepto de “Cuando el muro dejó de ser sólo un muro”, la colaboración de MXSI+PAAC (Eslovenia-México) propone la construcción de un muro que se va transformado en el mobiliario del patio del Museo Experimental el Eco para el Pabellón del Eco 2014.

Esta propuesta dirige las posibles actividades al centro del espacio vacío; y por otro lado plantea cubrir la estela y el muro de colindancia del museo con un material reflejante para multiplicar el horizonte perceptible desde el patio.

 

Cortesía MXSI_PAAC

Descripción de los Arquitectos

La propuesta parte del nombre mismo del espacio a intervenir: es un experimento. Y en ese sentido se apega a una de las acepciones que nos  ofrece la Real Academia de la Lengua Española sobre el término experimentar “Dicho de una cosa: Recibir una modificación, cambio o mudanza.”

La intención de nuestro proyecto no pretende erigir grandes estructuras en un espacio que ya contiene en sí mismo su propio elemento icónico, sino que aspira a ser una experiencia alterna. Un espacio familiar que se percibe y se vive de una manera distinta al modificar sus límites para hacer de él un espacio apto para la contemplación introspectiva, sin dejar por supuesto a un lado los requerimientos del programa que exige el enunciado del concurso.

Cortesía MXSI_PAAC

De esta manera, el muro que colinda con la calle se transforma para reconfigurar y delimitar un recinto más apto para la congregación de eventos multitudinarios. Esta transformación no sólo ocurre en planta sino que también en sección se modifica innovando el concepto de muro vertical.

El muro deja de ser un elemento ordinario, transgrediendo su sentido espacial para convertirse en el elemento programático del espacio. Se despliega y se encorva para envolver y acoger al usuario o espectador, haciendo mucho más fuerte su impacto no sólo visual sino físico. El muro deja de ser un muro para transformarse en una escultura dinámica y funcional que renueva los componentes cotidianos de la arquitectura para ser generadores de eventos.

Planta

De esta forma puede albergar otros usos como el de una banca para escuchar conciertos, charlas, obras de teatro y poesía, o como un podio donde se puedan ofrecer conferencias desde un nivel más alto y también como un gran basamento donde colocar objetos de arte, etc.

Corte

Detrás de este elemento se propone recubrir con un material reflejante el muro medianero para así reflejar el contexto inmediato y de esta manera ampliar el horizonte del recinto, haciéndolo parecer un espacio mucho más abierto de lo que es actualmente. Este mismo recurso será aplicado para las caras del paralelepípedo amarillo que son perceptibles desde la ventana interior, desapareciéndolo aunque sea por un instante ante los ojos del visitante pero dejando intacta la imagen del museo desde el exterior. El uso de la superficie reflejante, además de afectar visualmente los límites del espacio consigue “…hacer olvidar la pequeñez del lote…” Una de las preocupaciones manifiestas por Goeritz hacia su obra.

Detalles

Para ocultar el encuentro que ocurriría con la retícula ortogonal del piso y el nuevo elemento curvo, se propone recubrir el suelo con una capa de grava fina de piedra volcánica logrando un espacio todavía más abstracto y metafísico cuya referencia obligada es el Espacio Escultórico en los paisajes de El Pedregal del mismo Mathias Goeritz.

Cortesía MXSI_PAAC

De esta manera nuestra intervención, más que una imposición, se vuelve un homenaje al autor de la obra a intervenir, un espacio arquitectónico, citando al mismo Goeritz, cuya principal función es la emoción.

Egresados del Iteso ganan concurso en Finlandia

Felicidades al estudio de arquitectura MX-SI en España (Mara Partida, Héctor Mendoza, Boris Bazan y Mónica Juvera) por el primer premio en el concurso a una nueva adición del Museo de Bellas Artes en Serlachius GöstaMara y Héctor son arquitectos por el ITESO.