Nueva torre super alta de SOM. Greenland Group Suzhou Center

La oficina de Chicago de Skidmore, Owings & Merrill LLP (SOM) anuncia que ha ganado un concurso internacional para diseñar el Greenland Group Suzhou Center, en Wujiang, China. Los 358 metros de la  torre super alta se convertirá en el punto de referencia visual que se define tanto para el nuevo desarrollo frente al lago Wujiang y para la ciudad como un todo.

Ross Wimer, SOM Director de Diseño describe: Este diseño es el resultado de una colaboración interdisciplinaria seria en nuestra oficina de Chicago. Al igual que un coche de alto rendimiento, el modelado digital de la aerodinámica es fundamental para la conformación del edificio. El equipo de diseño incluidos ingenieros estructurales y mecánicos desde el principio y su aportación ayudó a definir todos los aspectos de la torre.

Para ver la nota completa aqui.
Fuente. Dezeen magazine

Premios SEEER: Jueves 22 de Septiembre 2011

EA Energía y Arquitecturaempresa dirigida por el Arq. Jorge López de Obeso y el Arq. Pedro Paredes, presentó la primer convocatoria de Premios SEEER(Sustentabilidad y Eficiencia Energética en Edificaciones y Recursos). Esta tuvo como objetivo incentivar y a la vez otorgar reconocimiento a aquellas obras que han conseguido, mediante diseño y estrategias de aplicación de tecnologías y recursos, mejorar el hábitat para el desarrollo de las actividades humanas, así como el uso responsable del agua, energía y recursos, derivando en un grado superior de confort, eficacia y belleza.


El jurado, compuesto por el Arq. José Luis Cortés, quien actualmente es Director de Educación Continua en la Universidad Iberoamericana y Académico Emérito de la Academia Mexicana de Arquitectura, el Ing. Guillermo Casar Marcos, quien fue superintendente de Construcción Civil en la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA), el Ing. Polioptro Martínez-Austria, nombrado Director General del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua en el 2006 y el Arq. Francisco Álvarez Partida, encargado del Programa de Formal de Desarrollo Sustentable del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano del ITESO, dio a conocer a los ganadores.

Los invitamos cordialmente a la premiación de la primera edición de los Premios SEEER®, a realizarse el Jueves 22 de Septiembre a las 19:30, en la Escuela Superior de Arquitectura (ESARQ), Guadalajara, Jalisco. Contará con una conferencia magistral por parte del Arq. José Picciotto de la ciudad de México, fundador de uno de los despachos de arquitectura con mayor responsabilidad ambiental en el país.
Contaremos además con la participación de expositores que promueven productos o servicios relacionados con la sustentabilidad en la edificación y el urbanismo.
El cartel del evento puede encontrarse en el siguiente enlace:

http://goo.gl/IRfWM

Si requieren más información sobre la trayectoria de EA Energía y Arquitectura puede ir al siguiente enlace: http://goo.gl/0ClC2
y para información sobre los proyectos ganadores de la Primera edición de los Premios SEEER visite: http://goo.gl/pGZDm

Exposición Vivienda Social y Autoconstrucción [DF]

Si tienes planeado visitar próximamente la Cd. de México te recomiendo esta exposición en el Museo de Arte Moderno.

El Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, presenta la exposición “Vivienda Social y Autoconstrucción” (hasta el 11 junio de 2011), buscando generar un lugar de consulta y exposición sobre diversas problemáticas de espacio público, hábitat, urbanismo, arquitectura, diseño y ecología, y donde a través de ésta muestra nos ofrece un amplio panorama del tema, presentando algunos de los importantes proyectos desarrollados por el estado mexicano a mediados del siglo XX, el diseño de alternativas contemporáneas que contemplan el tema de la autoconstrucción, los modelos actuales de desarrollos inmobiliarios o sus significados sociales.

Según la constitución todas las familias mexicanas tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y decorosa, por ende el tema de la vivienda es un problema social donde la responsabilidad y participación del estado es fundamental, satisfacer esta demanda es uno de sus problemas; entre la década de los treinta y los ochenta éste fue un tema común en la discusión pública, llevándose a cabo diversas acciones como políticas de estado enfocadas a resolver éste tema; sin embargo, en la actualidad el tema ha quedado relegado dentro del debate actual, llegando incluso a desconocer cual es la dimensión real del problema de vivienda que afecta a México.

Por: Andrea Griborio fuente: Arquine

Carta a los alumnos del taller de composición arquitectónica de la realidad y el deseo

Maestros:

Quisiera que estas líneas sirvan de reflexión para ayudar a completar el taller que acabamos de terminar.

Un taller es una de tantas medidas con las que podemos ir acercándonos a la arquitectura. Una medida de tiempo: cinco meses que no vuelven. Una medida de la convicción con la que cada quien tratamos de practicar la arquitectura. Una medida de la distancia que separa la realidad del deseo.

La realidad que, nunca, es lo que es. O que es sólo lo que logramos descifrar de ella. Lo que entendemos y percibimos más lo que irremediablemente se nos escapa. Lo que está allí, más su fantasma que nos elude; lo que para cada uno es único e intransferible, lo que apenas podemos decir, situar.

Y el deseo. Ignacio Díaz Morales solía citar a Ferdinand Bac: “Ama en lontananza. El horizonte tiene una fuerza prodigiosa. Los hombres que viven de proximidades no respiran más que polvo.” Sólo deseando otra cosa cambiamos el mundo. Y para eso estamos aquí: en la vida, en la universidad, en el oficio de arquitecto. Para dejar tras de nosotros algo mejor que lo que encontramos. Nomás eso. Todo eso.

Quisimos aprender en el taller a buscar la arquitectura. A comprender la ciudad en la que vivimos, y que nos vive. A verla como el lugar en el que centramos y entendemos nuestros esfuerzos. La ciudad nos rodea y nos atosiga, nos da sustento y nos aísla, nos reúne y nos da la medida del mundo. ¿Cómo encontrar en ella maneras de volverse mejor? ¿Cómo asediarla para que nos entregue algunas claves para hacer arquitectura? Quizás estos meses de búsquedas nos hayan dado algunas respuestas. La principal respuesta estriba en encontrar maneras de ser útiles a la ciudad, de hacerla mejor para sus habitantes, y así poder ganarnos la vida practicando nuestro oficio.

Porque uno de los mejores aprendizajes será entonces el de insertar la arquitectura en donde hace falta. Inventar la pregunta y la respuesta. Dice Platón: “el poeta no ha de hacer discursos en verso, sino crear ficciones, construir mitos.” La arquitectura no es nada si no es poesía. Y el poeta-arquitecto sólo lo será cuando logre establecer los mitos que se vuelven reales en la medida en que el deseo los transfigura. Así, una demarcación determinada en la ciudad -en Guadalajara, para ser precisos- puede volverse el lugar de los mitos que inventamos y a los que proponemos soluciones puntuales. Una ciudad más viva, más habitable, más bella: no es un mito despreciable. A partir de él avanza el deseo. Que puede ser tan preciso como queramos; desde la idea para mejorar un barrio o una calle a la solución de un edificio, una cocina o de un mueble.

Siempre y cuando lo que persigamos sea la belleza. No la lustrosa superficie de un o-render. No la aproximación a soluciones a la moda. La belleza que tiene que ver con lo esencial, lo necesario, lo que logra cortar el aliento y hacernos creer en la felicidad. La que comunican Pátzcuaro, la fuente de los Amantes, la privada que Pedro Castellanos hizo por General San Martín, Venecia, el Mausoleo de Gala Placidia en Ravena, París junto al Sena, ciertas obras de Fathy o de Foster o de Nouvel o de Zumthor, el Partenón cuando amanece, Uxmal, el jardín del Mago en Chapala, un jacal perdido en un camino de Los Altos…

Creo que dimos algunos pasos para llegar a donde queremos. Creo que fue, con todas nuestras limitaciones, un buen taller.

Un abrazo.

Juan Palomar Diciembre 2010

El proyecto La Ronda

El proyecto comenzó ayer con la colocación de placas distintivas en la finca del arquitecto Erich Coufal, ubicada en Mar negro 1221

El Informador GUADALAJARA, JALISCO (09/DIC/2010).- El proyecto La Ronda, que contempla la identificación de las fincas patrimoniales de la Zona Metropolitana de Guadalajara, comenzó ayer con la colocación de placas distintivas en la finca del arquitecto Erich Coufal, ubicada en Mar negro 1221, y en la escultura La tragedia y la comedia, del artista Olivier Seguín, que está afuera del Teatro Experimental de Jalisco.

El arquitecto Coufal estuvo presente en la colocación de la placa e incluso solicitó que ésta resaltara cinco centímetros por arriba de la jardinera. En su opinión, el proyecto es importante ya que permitirá conocer los edificios de la ciudad con valor patrimonial.

La responsable de La Ronda, Mónica del Arenal, dijo que el objetivo es que las personas realicen recorridos arquitectónicos por la Zona Metropolitana de Guadalajara, a través de 38 rutas interpretativas.

En total se colocarán 700 placas de bronce que incluyen: nombre del edificio, autor, año de construcción y corriente estilística. La arquitecta Mónica del Arenal afirmó que la intención es destacar construcciones importantes que “no necesariamente son una iglesia o inmuebles antiguos”.

Erich Coufal, profesor de la Universidad de Guadalajara desde 1950, resaltó que “la idea es, en una forma discreta, mencionar las fincas que son de interés arquitectónico para la ciudad”.

El inmueble de la calle Mar negro está catalogado en la corriente funcionalista, su construcción comenzó en 1970 y concluyó dos años más tarde. En uno de los muros de la fachada se realiza un homenaje al hombre que llegó a la Luna a través de pequeños relieves, que se asemejan a cráteres del satélite de la Tierra.

La placa colocada en el Teatro Experimental de Jalisco es parte de los festejos del edificio que ayer conmemoró 50 años de su apertura y que es una de las obras más emblemáticas de Coufal.

El dato
Las siguientes paradas de La Ronda son las fincas de las colonias Americana, Francesa y Reforma, ubicadas en la zona Chapultepec,  Minerva y Enrique Díaz de León.

Como leer a Vitruvio y no morir en el intento.

Instrucciones para que un aprendiz de arquitecto del siglo XXI lea apaciblemente a Vitruvio (siglo I a.C). O Como leer a Vitruvio y no morir en el intento.

Arq. Sandra V Valdés.

Cuando se menciona la palabra Vitruvio frente a arquitectos, varios tipos de pensamientos perturbadores cruzan sus mentes:

El primer caso es a quien le invade el pensamiento (que debe ser elocuentemente disimulado): “¿Quién demonios lee a Vitruvio en nuestros días?, he leído alguna reseña o Javier Díaz ya nos lo platicó años atrás en la clase de teoría, con eso basta”.

El siguiente pensamiento que cruza es: “Ese libro viejo y caduco carece de relevancia, más allá de cultura general no pasa”. Seguido de un abatimiento general, rechazo y nerviosismo ante la idea de desempolvar un libro del siglo I a.C… También existen pero hay que aceptar que es el menor de los casos, sincera emoción, curiosidad y hasta cierta intriga por leerlo. Y el más extraño de los casos, es aquel quien verdaderamente lo ha leído, no que sólo sabe de su existencia y conoce de qué trata (como quien lee los resúmenes de los libros en el rincón del vago.com), sino aquel que puede generar una opinión seria sobre el libro mencionando incluso uno de sus libros (recordar que son 10 libros) favoritos.

No importa cual de todas estas sea tu reacción, en todas debe estar incluido un arqueamiento de ceja (cabe mencionar que si no hay arqueamiento de ceja es que el arquitecto en cuestión no sabe de quien se esta hablando), así que si escuchan en alguna conversación a Vitruvio y no saben de quien se trata, ya saben, solo arqueen la ceja o en el mejor de los casos, léanlo, porque el arqueamiento de ceja significa que tienen una opinión al respecto y si se ven involucrados en dicho predicamento es mejor poder dar una opinión acertada, a balbucear desesperadamente cualquiera de los primeros dos pensamientos que nos suelen invadir y créanme es mucho más “snob” y “cool” poder hablar de Vitruvio como quien habla de un amigo de facebook (de un amigo que nunca ve pero te mantienes al tanto de su vida), y si se es arquitecto o aprendiz de este con más razón. Así que sin más preámbulo pasemos al tema que nos atañe:

1. Siempre hay que saber a qué nos enfrentamos, para saber que tan preparados debemos estar para ganar la batalla (o perderla con dignidad).

Lo primero que debemos de saber cuando tenemos por primera vez entre nuestras manos una copia de este tratado, es que leer “Los 10 Libros de Arquitectura” no es tarea fácil.

Podría decirse que “Los 10 libros” es el primer libro que se escribió sobre arquitectura, como mencioné en el título es un libro que se escribió en el siglo I a.C, a diferencia del Quijote, no existen traducciones a castellano contemporáneo, es decir las traducciones que tenemos son del latín a un español antiguo y duro. Por otro lado Vitruvio no era ni escritor ni poeta, la escritura no era precisamente su fuerte, en resumen el libro no es valioso por su elocuente prosa, sino por el contenido y lo que representa.

Vitruvio escribe el libro en una época en la que la arquitectura peleaba por tener un lugar entre las ciencias, dejar de ser un trabajo de artesanos y para esto tenía que demostrar ser una disciplina vinculada al pensamiento. Los conocimientos sobre la construcción y la arquitectura se transmitían de forma oral, y el hecho de que Vitruvio se sentara a escribir los conocimientos de la arquitectura no solo permite que la arquitectura se abriera un hueco entre las ciencias teóricas, también Vitruvio escribe el principio de la historia, gracias a él es que conocemos los nombres de grandes escultores y arquitectos de la antigua Grecia como Fidias.

Hay quien dice que el dialecto pasa a ser lenguaje cuando el sonido se transforma en estructura escrita, la importancia radica en la permanencia del lenguaje escrito, que evita el deterioro de la memoria asegurando la continuidad evolutiva de éste.

Y eso es precisamente lo que hace Vitruvio al escribir “Los 10 Libros de la Arquitectura”, asegura la evolución continua de la forma, que llega hasta nuestros días a través de un hilo, algunas veces roto y deshilachado de la historia que no se detiene.

2. La buena noticia es que no son propiamente 10 libros, es un libro que se divide en 10 partes, entonces estrictamente solo tenemos que leer un libro.

Esto hace la tarea mucho mas fácil ya que podemos empezar dándole una hojeada al índice y viendo los títulos, podemos escoger primero los que más nos llamen la atención, por ejemplo: mi favorito es el libro III, capitulo V en donde Vitruvio explica como trazar un capitel Jónico, y resulta sumamente entretenido una de esas lentas tardes de domingo desempolvar el restirador y seguir las instrucciones de trazo sobre un papel calca.

Ya si creemos que vale la pena podemos volver al índice y escoger otro libro del cual el título nos llame mucho la atención, como por ejemplo: Libro IX, capitulo VIII “De algunos relojes.- De los inventores de los relojes de agua y de los relojes invernales o anafóricos”, título que podría recordarnos algún cuento de Julio Cortázar.

Y así sucesivamente.

3. Siempre empezar con Vitruvio por el principio. Aunque sé que acabo de recomendarles leer el libro como se lee “Rayuela”. Una vez seleccionados los capítulos que vamos a leer primero, les recomiendo leer antes la introducción que hace Vitruvio a su libro, el libro I, capítulos I y II:

Capítulo I: “Qué es Arquitectura y qué cosas deben saber los arquitectos”

Capítulo II: “En qué consiste la Arquitectura”.

Creo que con estos títulos va a ser inevitable que Vitruvio no les llame la atención y sobre todo la curiosidad de seguir leyendo.

4. Última recomendación. Tener a mano un libro de arquitectura clásica, con fotografías, plantas, cortes y detalles, esto porque siempre es bueno saber de qué nos está hablando visualmente. Existen varias ediciones de “Los 10 libros”, unas con imágenes y otras sin imágenes, no importa la que sea, si tenemos a mano un libro de arquitectura greco-romana nos será mucho más fácil de leer.

Cabe mencionar que durante el renacimiento hubo cierta obsesión por ilustrar el libro de Vitruvio una de las imágenes más conocidas es “El hombre de Vitruvio” que dibujó Leonardo.

5. ¿Por qué nos puede interesar leer hoy a Vitruvio?

Sin entrar en mayores interpretaciones y analogías (ya que considero esas debe sacarlas cada quien). La primera (más no la única) razón por la que hay que leer a Vitruvio es por que estructura y delimita el campo de acción de la Arquitectura, define nuestro trabajo y esto gracias a su determinación por sentarse a escribir todo lo que hasta ese momento constituía el conocimiento de la disciplina llamada Arquitectura. Sin ello quizá, con el tiempo no hubiera desaparecido, pero sí tal vez se hubiera definido de forma distinta la Arquitectura, quizá seríamos constructores, ingenieros o escultores. Y finalmente creo que también es importante mencionar que Vitruvio nos ofrece hoy un retorno al sentido común y al sentido más humano de nuestro trabajo como arquitectos.

En la biblioteca hay 4 copias del libro, la referencia es: 720. 1 LIB VIT

Lo pueden apartar en línea: http://biblio.iteso.mx/biblioteca/

Léanlo y espero lo disfruten.