Conferencia: Restaurando la casa de Neutra [CCAU]

boletín_sarahlorenzen__Este juebes 21 de marzo a las 8:30pm se presenta en el [CCAU] Centro para la Cultura Arquitectónica y Urbana la conferencia sobre la restauración de la casa Neutra. Impartida por Sarah Lorenzen.

Richard Neutra fue uno de los gigantes de la arquitectura moderna. Hoy se le recuerda principalmente por las casas de estilo moderno que construyó en el sur de California entre 1925 y 1950. Durante su ilustre carrera, Neutra completo cerca de 300 proyectos bajo su propio nombre. Además de diseñar casas, Neutra creo edificios institucionales y viviendas multifamiliares (en su mayoría diseñados durante su asociación con el arquitecto y urbanista Robert Alexander.) Neutra también es reconocido por sus libros y ensayos sobre sistemas de construcción moderna y sobre sus teorías de arquitectura.

La platica se enfocará principalmente en la arquitectura y restauración de la residencia Van der Leeuw (VDL) de Richard Neutra ubicada en el barrio de Silver Lake en Los Ángeles. Hay muchas razones para poner este proyecto de Neutra en relieve: esta fue su residencia personal y el lugar en el que trabajo después de 1932, la casa fue construida en tres fases; estas ofrece información sobre la evolución de la carrera de Neutra, y VDL es hoy la única residencia de Neutra con acceso al público.

Sarah Lorenzen, R.A. es directora de la facultad de Arquitectura en Cal Poly Pomona y directora del la casa Neutra VDL Studio and Residences. En 2004 fundó el despacho de diseño Plasmatic Concept con su socio David Hartwell. Juntos crean proyectos de comunicación visual tal como películas, animaciones, y aplicaciones interactivas enfocadas al urbanismo y la arquitectura. Sarah Lorenzen se crió en la Ciudad de México saliendo de México a los dieciocho años para estudiar en las universidades estadounidenses Smith College y The Atlanta College of Art (BFA 1992.) Tras acabar su licenciatura en arte empezó sus estudios en arquitectura y urbanismo completando una maestría en arquitectura en Georgia Institute of Technology (M.Arch, 1997) y una maestría en investigación y diseño urbano en SCI-Arc (M.Arch MR + D, 2004.) En 2011-2012 paso un año de sabático en Holanda investigando el uso de nuevas tecnologías de mapeo en el campo de urbanismo.

Aprueban demolición de edificio de Richard Neutra

Tras años de discusión en la corte, el Servicio de Parques Nacionales  de los Estados Unidos comunicó el pasado 10 de Enero su decisión de demoler el Edificio Cyclorama del famoso arquitecto moderno Richard Neutra. La fundación privada Gettysubrg  cubrirá los gastos de demolición que alcanzan los 3.8 millones de dólares y comenzará en Febrero.

El edificio se ubica en Cemetery Ridge, el lugar donde se ganó la gran batalla de Gettysburg (Pensilvania, EEUU). La demolición de la estructura circular donde Paul Philippoteaux pintó el ciclorama de la batalla de Gettysburg ha sido un triunfo para los fans de la guerra civil y una pérdida para los amantes dela arquitectura moderna. Una vez demolida la obra se restaurará el lugar para dejarlo como era originalmente.

Más de 14 años lleva el Servicio de Parques estudiando la posibilidad de demoler el Cyclorama y ordenó la primera demolición el año 1999. Esto no se llevó a cabo gracias a un grupo de preservadores que salvaron la estructura al incluirla en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

Nuevamente fue propuesta la demolicón del edificio el pasado año. Se intentó encontrar soluciones diferentes a la demolición pero finalmente la decisión fue que el edificio no era necesario en ese lugar e “interfería con las metas propuestas para el parque”. Según Katie Lawhon la vocera del Servicio de Parques “El lugar es una parte clave de la batalla y es importante que la gente entienda lo que aquí sucedió.” “El edificio Cyclorama perturbaba esto.”

 

http://www.archdaily.mx/191538/aprueban-demolicion-de-edificio-de-richard-neutra-tras-14-anos-de-lucha/

Libro. Thanks for the view, Mr. Mies

  Un nuevo libro que está por publicarse sobre la obra de Mies Van de Rohe, pero ahora relatando la experiencia de vivir en una de ellas. 

“Gracias por la vista, Mr.. Mies” examina la forma en que los habitantes del parque Lafayette  interactuan con este entorno modernista único. Lafayette Park no ha recibido el nivel de la atención internacional que otros proyectos similares de Mies. Esto puede ser debido en parte a su ubicación en Detroit, una ciudad cuyas cualidades más positivas a menudo se pasa por alto en los medios de comunicación. Este libro es una reacción contra la forma en que la arquitectura modernista emblemática es a menudo representada. Mientras que otros escritores pueden centrarse en las intenciones de diseño del arquitecto, los autores Aubert, Cavar y Chandani buscan mostrar las formas orgánicas e idiosincráticas en que las personas que viven en el Parque Lafayette en realidad utilizan la arquitectura y cómo esta experiencia, a su vez, afecta a su vida cotidiana.

Este título aún no se ha publicado en los EE.UU. Pero se puede pre ordenar o recibir  aviso cuando el libro se publique, enviando correo electrónico a orders@artbook.com

Fuente:  Archinect.com

 

 

 

Le Corbusier intervenido Villa Besnus [TECNNE]

fortunadamente solo unas pocas viviendas realizadas por Le Corbusier han sido demolidas. Entre ellas contamos la Maison du Tonkin en Boredaux de 1926, destruida en 1975, la villa Church en ville D’avray de 1927 y el apartamento Beistegui en París de 1929. Otras, han sufrido la intervención desmedida de sus dueños. Un caso típico es el barrio en Fruges de 1924, donde varias viviendas fueron objeto de modificaciones para resolver las necesidades de sus dueños y adaptarlas a la estética que cada uno creyó conveniente para diferenciarla del resto de las viviendas. La Maison Ternisien en Bulogne sur Seine, Paris de 1926 también sufrió modificaciones implementadas por sus propietarios. La villa Besnus en Vaucresson, que nos ocupa en este artículo, debe sumarse a esta última categoría.

Por Marcelo Gardinetti

La primera intervención de los propietarios sobre la Villa Besnus fue el remplazo de la cubierta plana por un techo a cuatro aguas que corona el volumen. Posteriormente, el espacio entre la línea municipal y el volumen construido por Le Corbusier fue utilizado para la incorporación de locales comerciales, que se inició con la construcción de un único local sobre el lado derecho de la elevación de calle, continuó con el agregado de otro local a continuación de éste, y finalmente se decidió ocupar la totalidad del frente, haciendo llegar la construcción hasta la esquina, rodeando la vivienda, pero manteniendo ridículamente las barandas superiores de la losa que formaba el semi cubierto sobre el acceso. El resultado final es una desinteresada construcción que anulo casi por completo la valía arquitectónica de la obra original.

La casa fue encomendada a Le Corbusier por George Besnus, después de quedar impresionado al visitar el Stand de urbanismo organizado por Le Corbusier para el Salón d’Automne de 1922 y ver la maqueta de la casa Citrohän. El terreno, ubicado al oeste de París, es una parcela triangular que tenía un pronunciado desnivel en el fondo del lote, de más de 2 metros sobre el nivel de la vereda de calle. Este desnivel es aprovechado por Le Corbusier para distribuir los servicios de la vivienda en el nivel de calle y ubicar las áreas sociales por encima de éstos, una planta libre que expande hacia el interior del lote por la diferencia de niveles mencionada. El tercer nivel de la vivienda es ocupado por los dormitorios.

Le Corbusier utiliza por primera vez un vocabulario desprovisto de molduras, con ventanas enrasadas al muro y vanos compuestos por medio de trazados reguladores. La cubierta plana acentúa el carácter prismático del volumen, que esta compuesto por dos fachadas distintas, una sobre la calle que combina asimetrías y simetrías y una trasera, absolutamente simétrica y más baja que la anterior.

En el diseño volumétrico, Le Corbusier presto singular atención al volumen de escalera, que en los primeros dibujos terminaba redondeada y estaba adosada en continuidad con el volumen de la vivienda, pero que después desplazó para dar lugar al acceso, a raíz de una observación que comenta en sus obras completas y se transcribe en la parte inferior del texto. Una carpintería vertical y una losa en voladizo sobre la vereda de ingreso acentúan la división entre estos cuerpos y marcan un eje transversal que se contrapone a la organización longitudinal de la vivienda.

En una parte del film de Jacques Barzac, Le Corbusier comenta respecto de la obra: “En 1922 por primera vez hice una casa para una pareja que había leído mis artículos. No eran muy ricos, querían la casa en Vaucresson. Eran muy amables, la semana pasada recibí una carta con letra titubeante: “soy la señora Besnus, tengo 94 años, usted construyo para mi su primera casa, oí hablar de usted por radio, quería saludarlo”. Fue muy difícil esa casita, sobre todo la ventana del baño, que no se armonizaba con las otras. Fue complicado. Recuerdo que una noche íbamos al Cirque d’Hiver y de golpe en el ascensor dije: ”se me ocurrió algo” Esa ventana era fundamental, no tenía que desentonar, la hice respetando la unidad del conjunto”. Le Corbusier, film de Jaques Barzac, 1985

Fuente : TECNNE

Sobre el Less is More ó la desaparición de los elementos arquitectónicos.

Con la celebración de los 126 años del nacimiento del arquitecto alemán Mies van der Rohe, se han producido una buena cantidad de publicaciones electrónicas que nos hablan tanto de la vigencia de su obra, como del interés que aún existe en ella alrededor del mundo. Desde el doodle que Google ha realizado para éste día, con un dibujo que muestra el Crown Hall de Chicago con la palabra GOOGLE detrás de su fachada de cristal; hasta una infografía publicada por Archdaily que celebra el aniversario con una serie de highlights de la vida profesional de quien en otro momento habría de llamarse Maria Ludwig Michael Mies.

Less is more, es un aforismo utilizado por Mies – frase original de un poema de Robert Browning titulado Andrea del Sarto, (called the Faultless Painter) – que describe su manera de abordar el proyecto de arquitectura y que después sería emparentado por los historiadores con el minimalismo – y que alude en gran medida a la depuración del diseño con la finalidad de obtener claridad constructiva, formal y espacial. Sin intentar desmembrar filosófica ó históricamente – al menos en este momento – la profundidad de dicha frase lapidaria, propongo una sencilla reflexión en la que es posible reconocer una actitud de reducción compositiva en su arquitectura.

Durante su etapa americana, Mies tendrá la oportunidad de poner en práctica unas ideas en gran medida determinadas por la industrialización del acero para la construcción. Como si de un laboratorio de pruebas se tratara, es en el campus del IIT en Chicago donde es posible observar la concreción de un lenguaje, al advertir como Mies ensaya una manera de hacer que se va depurando hasta conseguir una forma, por la cual será internacionalmente conocido. Muchos edificios en dicho campus comparten ese lenguaje compuesto por estructuras de acero a la vista y tapas híbridas en cristal y ladrillo; siendo los más sobresalientes el Minerals and Metals Research Building y el Siegel Hall. Este último caracterizado, entre otras cosas, por la esquina rehundida y vestida en metal que permite “girar” la fachada correctamente. El problema clásico de las esquinas de un edificio será atendido por Mies con gran rigor a lo largo de su obra. Véase por ejemplo el caso de los edificios localizados en el 860-880 de Lake Shore Drive en Chicago. En ellos, su autor se esfuerza para realizar una esquina tectónica a través de la superposición de elementos metálicos asociados a la columna, que conservan la idea de una estructura metálica a la vista1. Se advierte en dicha esquina la voluntad de producir una simetría visual que permita a la fachada girar con claridad y obtener – entre otras cosas – un prisma cuyas caras se comportan de manera similar en sus 4 costados, poniéndolas en sintonía con su planta centrífuga.

Todavía en el edificio más celebrado del IIT – el Crown Hall – Mies ensaya el encuentro de fachadas con gran trabajo constructivo, aunque para éste edificio la esquina ya no contiene la columna. La estructura portante ha sido desplazada de la esquina sin embargo, los elementos verticales ó mullions, conservan la idea de estructura vertical repetitiva a lo largo de las cuatro fachadas y es en la esquina donde sucede una especie de apoteosis formal a través de sus elementos constructivos. Las ocho columnas unidas a las trabes peraltadas que transcurren por encima de la cubierta desde la fachada principal y hasta la posterior, son las encargadas de soportar la totalidad de la estructura.

1.- La estructura metálica fue recubierta de concreto por normativa de edificación del departamento de bomberos. Mies posteriormente reviste las columnas con acero para conservar la apariencia metálica del edificio.

El clasicismo asociado a la imagen de ese edificio, reside en parte en la simetría estructural, en los elementos verticales antes mencionados – que dicho sea de paso no tocan el suelo – en el tratamiento de las esquinas del edificio y en la idea de basamento; que para este edificio – y en otros posteriores – está vacío debido a que contiene una planta semi-subterránea.

El desarrollo formal de la obra de Mies a lo largo de los años, que va desde el neoclasicismo más cercano a la figura de Sckinkel, el Neoplasticismo y su etapa madura americana, tienen como base un lenguaje clásico y universal que en edificios como la casa Farnsworth y la Neue Nationalgalerie de Berlín encontrarán su punto máximo de desarrollo. Aquel tratamiento al detalle de las esquinas en el cual Mies se recrea constructivamente hablando, para el caso de la vivienda que el arquitecto levantó – nunca mejor dicho – para Edith Farnsworth frente al rio Fox, ha desaparecido. Los pilares se han retrasado con respecto a la esquina habilitando un vacío donde antes había un arduo trabajo de diseño. Esto es particularmente notorio en el costado de la casa donde se encuentra la terraza y la plataforma de ingreso: la esquina es solo aire. Para el lado contrario de la vivienda – ahí donde se encuentra la habitación – en las esquinas si es posible observar un encuentro entre perfiles metálicos que sujetan los fijos de cristal; más no una columna como tal. Para el caso de la Neue Nationalgalerie, liberar la esquina significa habilitar la esquina del edificio con espacio. Al retrasar la fachada de cristal con respecto a las columnas – la cella para un templo clásico – y al colocar las columnas fuera de la esquina, el edificio tiene la capacidad de “girar” su fachada libremente a través del nuevo espacio que se produce con dicha operación. Sus cuatro fachadas – estructuralmente hablando – se comportan idénticas. Para Livio Vacchini éste edificio “…Es la síntesis que se esperaba desde hace 2.500 años. No hay columnas en las esquinas; la estructura gira, el edificio no está orientado, es público. Borromini daría su aprobación. El edificio es sólo estructura, no hay relleno.”2

Desde siempre, Mies van der Rohe ha trabajado con gran cuidado los interiores de sus edificios. El acondicionamiento del espacio interior es una preocupación de la cual dan cuenta tanto los espacios expositivos realizados con Lilly Reich, como sus clásicas perspectivas interiores a manera de fotomontajes para las casas Resor, Hubbe y el conjunto de las casas patio. En la Neue Nationalgalerie, desde el punto de vista del espacio interior, las columnas se manifiestan poco. Se desdibujan mientras uno observa el paisaje urbano de Berlín desde su podio. Parecieran pertenecer solo al ámbito exterior. El color negro de su cubierta hace que ese tremendo entramado disminuya su presencia. Siempre me ha parecido un razonamiento parcial, aquel que afirma que a Mies le gustaba mostrar la estructura de sus edificios por el exterior. Prefiero pensar que su objetivo más bien consiste en manifestarla poco en el interior; de hacerla desaparecer. Las imágenes de la Neue Nationalgalerie en las que aparecen las cortinas cerradas detrás de la fachada acristalada son esclarecedoras al respecto. Tal es el caso de las fotografías tomadas por Reinhard Friedrich para la exposición sobre Mondrian con la cual se inauguró el edificio. El techo interior “flota” sobre los cerramientos textiles; las columnas han desaparecido del espacio interior. Lo mismo sucede en la casa Farnsworth; las columnas han sido tangencialmente soldadas a la estructura metálica del suelo y el techo de manera que no “pertenecen” al interior. Incluso las columnas que soportan la plataforma de entrada, se detienen centímetros antes de alcanzar el lecho alto del canal perimetral que la forma; como para no ser advertidas desde el interior. De tal manera que lo que queda a la vista es solamente el acondicionamiento del espacio interior, formado por los revestimientos del suelo, del núcleo central de madera, las cortinas y el mobiliario.

Por : Alejandro Guerrero G. 17 de mayo de 2012.

2.- Vacchini Livio, Obras Maestras, GG, Barcelona, 2009.