Entradas etiquetadas ‘artículo’

Los jóvenes y su agencia virtual

Cabe destacar y poner como foco de atención que gran parte de los estudios que tienen a los jóvenes como usuarios de la red Internet y tecnologías en general han sido realizados desde posturas médicas o psicológicas, empleando un discurso que impide que se escuche la voz de los jóvenes al ser tratados más como ‘objetos’ que como ‘sujetos’ de estudio (Ortiz, 2012).

 A partir de esa llamada de atención Ismael Torres Maestro rescata la idea de escuchar la voz de los jóvenes y su relación con la red, y nos comparte -en Las plataformas virtuales para el postdesarrollo de los jóvenes Y– datos empíricos en torno a la agencia de los jóvenes en su relación con la red.

Con observación participante y entrevistas a profundidad, Torres Maestro rescata desde la voz de los jóvenes del Proyecto Y (colectivo virtual de jóvenes “con inventiva y ganas de crear”) lo que les significa enredarse virtualmente:

  • Las redes sociales (Facebook especialmente, pero también otras, como Youtube) les ha permitido activar su agencia al hacerse visibles al exterior, autodefinirse y convocar a quienes congenien con su autodefinición.
  • También les ha permitido encontrar canales para la expresión, la creación, la integración y el fortalecimiento de una red colectiva que trasciende lo local.
  • Es posible llevar a cabo una hermandad virtual donde las relaciones interpersonales se establecen no mediante ‘vivir juntos’, sino a través de sus acciones, productos, juegos, etc.
  • Van desarrollando un proceso de identidad compartida, que se activa cuando comparten sus productos y reciben eco, así como cuando postulan y generan sentido compartido para sus acciones y modos de vivir y proceder.
  • Los ayuda a denunciar hechos concretos que perciben injustos en un modo “nosotros” (los jóvenes) que se enfrenta a un “ellos” de manera solidaria y colectiva.
  • La posibilidad de consolidar una la red colectiva es muy relevante para ellos porque encuentran que carecen de espacios de expresión cultural juvenil alternativos.
  • Publicar sus productos lo encuentran también importante para mejorar su formación (expresión artística en este caso), ya que manifiestan falta de apoyo y estigmatización social cotidiana de los adultos (que consideran que pierden el tiempo enfrente de la máquina), y el tener un espacio para publicar les permite practicar y practicar y recibir eco.

Torres Maestro invita en su artículo a no satanizar ni estigmatizar el uso que los jóvenes hacen de los recursos tecnológicos, la internet y las redes sociales per se y nos invita a acercarnos a estas muy interesantes formas de activar su capacidad de agencia, de denunciar o expresar agravios, de gestionar espacios alternativos, espacios de ellos, de crear, compartir y aprender de ello, en fin de desarrollar referencias culturales de identidad compartida.

En el contexto de nuestra labor educativa, me gustaría rescatar de la propuesta de Torres Maestro de reconocer a la juventud capaz de autogestionarse colectivamente, capaz de elegir formas de practicar y aprender que tienen sentido desde lo colectivo, lo afectivo y su identidad compartida. ¿Qué se nos ocurre que podemos hacer con ello?

Los invito a leer el texto completo para escuchar directamente la voz de los jóvenes. Además, el número de la revista está dedicado a ellos, los “jóvenes y tecnología: nuevas formas de socialización”.

————-

Ismael Torres Maestro (2010). Las plataformas virtuales para el postdesarrollo de los jóvenes Y. En PAAKAT: Revista de Tecnología y Sociedad. Universidad de Guadalajara. Año 3. No. 4  Fecha última visita 24 abril, 2013. [http://www.udgvirtual.udg.mx/paakat/index.php/paakat/article/view/198 ]

 

Revista PAAKAT: http://www.udgvirtual.udg.mx/paakat

No 4 (3): Jóvenes y tecnología: nuevas formas de socialización

En pocos años los medios de comunicación como Internet, han venido a transformar la forma en que millones de personas trabajan, socializan y se divierten. Sin embargo, en ninguna población ha tenido más impacto que en el de los jóvenes, ellos han sido la punta de lanza del cambio entre sociedad de la información y sociedad móvil.

Año 3. No. 4. octubre 2012 – marzo de 2013.  / ISSN: 2007-3607 / Número publicado el 10 de abril de 2013

 

24

04 2013

La universidad como punto de encuentro

La universidad siempre ha sido un espacio de frontera generacional […]

En el número reciente de Carta de Ausjal, dedicado a las “TIC en la educación universitaria”,  nuestro colega y amigo José Gregorio de Llano, de la Universidad Católica Andrés Bello en Venezuela, nos comparte sus reflexiones en torno al trabajo de la universidad en tanto punto de encuentro y constructor de puentes entre generaciones.

Para ello, partiendo de la metáfora de Prensky sobre el “nativo digital” y el “inmigrante digital”, nos comparte la brecha, esto es, un conjunto de diferencias en las formas en las que cada grupo se acerca a la información y al aprendizaje:

Otras características de los “nativos digitales” que comparte:

Ante estas diferencias que José Gregorio de Llano rescata nos propone el concepto de la universidad como punto de encuentro entre generaciones.  Se trata de abrir la posibilidad de la comunicación entre estas realidades. Y no solo se refiere a las diferencias generacionales naturales entre jóvenes y adultos. Se trata de un cambio fuerte de la sociedad, hacia una Sociedad Red.

Los invitamos a leer el texto que propone de Llano. Dejamos estas preguntas de fondo:  ¿Cómo queremos atender los retos de esta realidad? ¿Cómo nos acercamos a la Sociedad Red? ¿Se trata, como dice José Gregorio, de ofrecerles oportunidades de aprendizaje exigente a nuestros estudiantes, “adaptadas a ellos”?  ¿Se trata de repensar los espacios universitarios como unos de comunicación intergeneracional, una que construye conjuntamente? ¿Se trata de repensar y reconfigurar lo que concebimos como “aprender” en esta Sociedad Red?  Yo creo que un poco de todo.

__________________

De Llano, José Gregorio (2013). Estudiantes digitales / Profesores analógicos: La universidad como punto de encuentro. En Carta de Austal: Las TIC en la educación universitaria. AUSJAL. No. 38. Pp 20-23. Publicación en línea [http://www.ausjal.org/tl_files/ausjal/images/contenido/CARTA%20AUSJAL/Cartas%20AUSJAL%20PDF/Carta%20de%20AUSJAL%2038%20Final.pdf] Última visita 2013-04-09.

10

04 2013

Cómo favorecer la participación de los alumnos virtuales

En “Cómo lograr la participación comprometida de los estudiantes de un curso en línea”, Meza Vargas nos relata su experiencia como tutora de un curso online que tiene un fuerte énfasis en el trabajo colaborativo en foros de discusión. El artículo es rico en detalles, tanto de su voz como de la de los alumnos, que incluyen elementos generales del diseño, las modalidades y estrategias de los foros (usan los foros de 10 formas distintas) y el papel del tutor.
Quiero rescatar de su artículo el trabajo que hizo para favorecer la participación y la motivación de los alumnos. Identifico tres dimensiones:

El entorno

  • La autora rescata el desarrollo de una verdadera afectividad en el grupo como relevante para que el alumno sienta la necesidad de participar. Para ello debe favorecerse que todos los participantes se conozcan mediante alguna dinámica e incluyan su fotografía, así como contar con espacios sociales, como una cafetería virtual.


El trabajo en el foro tiene muchas dimensiones, entre ellas, las que liga con la motivación son:

  • La coordinación y síntesis de las discusiones se van rotando entre los alumnos, de tal manera que todos lleguen ser responsables de coordinar. Esta responsabilidad, dice la autora, favorece la motivación de todos “para trabajar y aportar lo necesario”.
  • El exigir la profundización de los contenidos que estudiaron desde la experiencia de cada participante, favorece la participación al tocarlos en su dimensión personal-profesional.
  • Una elección interesante es si entre las normas se debe forzar a las personas a participar un número determinado de veces (eso hago yo), o dejarlo libre, pero con trabajo del tutor para motivar, individualmente por mensajería, a quienes no lo hacen lo suficiente. La autora descubrió que lo segundo le da mejores resultados, pues dice “los participantes se sintieron con mayor libertad y discutieron porque así lo necesitaban y no porque los obligaban”.


El acompañamiento. Además de presentarnos actividades del trabajo del tutor dentro el foro mismo, la autora rescata elementos de su forma de acompañar cotidianamente a los alumnos y que liga directamente con favorecer su motivación y su participación:

  • Atender y responder a cada uno de sus mensajes y dudas,
  • Reconocer el trabajo y aportes de cada uno, por pequeños que sean, respetando lo que cada uno aporta, aunque no se esté de acuerdo con lo que diga,
  • Felicitarlos constantemente por sus logros,
  • Tratar de que aquellos que no participan lo hagan,
  • Ser firmes pero con diplomacia,
  • Preocuparse por sus problemas, ser amables
  • El participante debe sentir que puede acudir al tutor en cualquier momento, que está acompañado en forma permanente;
  • Y muy importante para la motivación, el participante debe sentirse valorado, sentir que lo que él aporta es relevante, y que es vital para el curso su participación.


Algo muy interesante que nuestra autora relata es que de 83 participantes, en donde la mayoría “nunca había tenido ninguna experiencia con una computadora ni mucho menos con Internet”, 81 terminaron exitosamente el curso. Esto es un porcentaje excelente para cursos virtuales en donde la deserción suele ser muy alta (1). Probablemente ello implicó mucho esfuerzo (y tiempo) de su parte en materia de acompañamiento, presencial y cohesión grupal. Así que, más allá del diseño particular de este curso (que quizá no compartiremos), los invitamos a revisar los detalles, las pistas y reflexiones que nos ofrece la autora, ya que pueden ser material útil para vernos en nuestro propio rol de tutores en torno a la participación de los estudiantes.

—-

Meza Vargas, Johanna (2004). “Cómo lograr la participación comprometida de los estudiantes de un curso en línea.” La educ@ción. OEA-OAS. Año XLVIII- XLIX, No 139-140, I-II, 2004. ISSN 0013-1059. Documento en línea [http://www.educoas.org/portal/bdigital/lae-ducacion/139/pdfs/139pdf9.pdf] Última visita 23 abril 2012. [También disponible en educrea.cl]

(1) Los índices que se manejan son variables, pero todos preocupantes. Por poner un ejemplo en “Consideraciones sobre el aseguramiento de la calidad en la educación virtual”, el autor recupera, a manera de ejemplificación, algunos estudios en donde los que menos reportan deserción hablan del 30% y de ahí hay ejemplos de hasta el 70% de deserción.

03

05 2012

Las redes sociales, los alumnos y el aprendizaje, un estudio

Siempre nos preguntamos ¿qué pasa con nuestros alumnos y las tecnologías? Queremos entender su mundo, sus habilidades, sus percepciones. Es por ello que nos acercamos de diferentes maneras para estudiar al alumno hoy. Algunas instituciones lo hacen aproximándose a sus propios alumnos. Ya reseñamos un estudio sobre los alumnos, las redes sociales y la educación en una universidad española. El día de hoy nos acercamos a otro con foco similar, pero local: en el Centro Universitario de los Altos de la Universidad de Guadalajara hicieron un estudio para conocer los usos que dan los alumnos a las redes sociales en sus procesos de aprendizaje.

Islas Torres y Carranza Alcántar, en Uso de las redes sociales como estrategias de aprendizaje. ¿Transformación educativa?, nos ofrecen los resultados de una encuesta que levantaron con el ~20% de los alumnos de todas las carreras que ofrecen. En esta encuesta, entre otras cosas, buscaron saber sobre su uso de las redes sociales en general, su uso orientado al aprendizaje, así como sobre el empleo que sus docentes hacen de estas redes.

Respecto del uso en general encontraron que el 96% de sus alumnos usan las redes sociotécnicas, con 47% usándolas “siempre” (en el cotidiano, suponemos). Las redes sociales que más utilizan son Facebook, Youtube y Twitter.

A diferencia del estudio que habíamos reseñado anteriormente, en donde los alumnos no alcanzan a verse aprendiendo con las redes sociales, ellas encontraron que el 71% de los alumnos declaran que usan las redes sociales para actividades escolares y 45% por ciento, específicamente para estudiar. Las autoras rescatan dos concretos:

  • 59.3% platican con sus compañeros mediante mensajes o el chat sobre trabajos o tareas de clase
  • 54.4% publican enlaces a sitios referentes a materias o temas de investigación acordes con su carrera.


Sin embargo, cuando buscan cosas más específicas, encontraron que:

  • 77.8% nunca publican links a sitios colaborativos, como CmapTools, MindMeister, GoogleDocs o SkyDrive;
  • 75.3% nunca divulgan enlaces a videos elaborados por ellos mismos con temas referentes a sus asignaturas.


Cuando les preguntan a los alumnos sobre los beneficios y las desventajas respecto del uso de las redes sociales para aprender encontraron que:

  • los alumnos siempre encuentran lo que requieren para comunicarse a través del mismo sitio (67.7%)
  • les permiten comunicarse sin problemas de espacio o tiempo (75.1%)
  • y no necesitan conocimientos especializados para utilizarlas (71.1%).


Por otro lado, los alumnos dijeron también que:

  • cuando las utilizan siempre se distraen de las actividades escolares (41.4%)
  • casi siempre les dedican demasiado tiempo sin beneficio alguno (24.7%)
  • y consideran que no hay privacidad en su uso (26.2%).


En materia de lo que los profesores hacen con los sitios de redes sociales, los alumnos declaran que la mayoría no utiliza estas herramientas con fines de enseñanza, y aunque dicen que 46.6% de sus profesores casi siempre publican contenidos de la asignatura, dicen también que 69.6% nunca divulgan links a sitios colaborativos y 54% tampoco publican enlaces a libros electrónicos, artículos o tutoriales.

Sabemos por muchos estudios que los jóvenes se apropian de las herramientas sociotécnicas y las usan en sus vidas cotidianas, en donde se incluye -claramente- las necesidades que tienen para su aprendizaje. En este estudio vemos que esas necesidades son: comunicarse e informarse, por sobre todo. Las alternativas colaborativas y de expresión personal no aparecen fuerte en su mapa. La pregunta que a mí me generan los datos que nos ofrecen no es respecto del uso que hacen los profesores (aunque podríamos ser mejores modelos respecto de formas de aprender), si no sobre lo que el aprendizaje ES para los alumnos. Si con las redes sociotécnicas los alumnos van cada vez más tejiendo su vida cotidiana ¿por qué solo pueden dar cuenta de la comunicación y del informarse como tareas del aprender?

____
Islas Torres, C; Carranza Alcántar, MR. (2011) “Uso de las redes sociales como estrategias de aprendizaje ¿Transformación Educativa?” En Apertura, No. 15 Vol 3. No2. Octubre 2011 [http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/num15/1.html] [Fecha de última visita: 16 abril 2012]

Apertura. Revista de Innovación Educativa
http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/
Revista de divulgación científica e investigación especializada editada por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informativos del Sistema de Universidad Virtual.

19

04 2012

Competencias del siglo XXI para los aprendices del nuevo milenio

La OCDE presentó en 2010 un informe en donde lanzan la propuesta de un nuevo marco teórico para las habilidades del siglo XXI. El documento “Habilidades y competencias del siglo XXI para los aprendices del milenio en los países de la OCDE”, inicia agrupando las habilidades en tres:

  • Habilidades funcionales TIC, que incluyen habilidades relevantes para un buen uso de las diferentes aplicaciones;
  • Habilidades TIC para aprender, que incluyen habilidades que combinan las actividades cognitivas y de orden superior con habilidades funcionales para el uso y manejo de los estas aplicaciones;
  • Habilidades propias del siglo XXI, necesarias para la sociedad del conocimiento donde el uso de las TIC no es una condición necesaria.

El documento se centra en estas últimas, que organizan a su vez en tres dimensiones sobre las que, declaran, es necesario formar:

  • En la dimensión de la información, se aborda la información como fuente (búsqueda, selección, evaluación y organización) y la información como producto, esta última muy relevante para la reestructuración de la información y el desarrollo de ideas propias (conocimiento). Las típicas habilidades pertenecientes a esta dimensión, dicen, son las habilidades de investigación y resolución de problemas, que conllevan en algún punto definición, búsqueda, evaluación, selección, organización, análisis e interpretación de la información.
  • La dimensión de la comunicación parte de la investigación que sugiere que las TIC fortalecen y aumentan las posibilidades de comunicación, así como las habilidades de coordinación y colaboración entre iguales. Presentan la competencia de la comunicación efectiva (uso de las herramientas adecuadas, uso correcto de lenguaje, consideración del contexto, de la audiencia y de la información misma) y la competencia de la colaboración e interacción virtual (la participación en la cultura digital depende de la capacidad para interaccionar dentro de grupos de amigos virtuales o grupos que comparten un mismo interés). Las habilidades relacionadas con esta dimensión son: La alfabetización en medios, el pensamiento crítico, la colaboración o el trabajo en equipo y la flexibilidad y adaptabilidad.
  • En la dimensión ética, se aborda la responsabilidad e impactos sociales (la conciencia del impacto que las acciones del individuo tienen en la sociedad) y proponen la habilidad para el uso responsable de las TICs, reconociendo los riesgos potenciales así como el uso de las normas de comportamiento que promueven un intercambio social adecuado a través de la web. También proponen que desde esta dimensión se trabaje en el desarrollo de una conciencia sobre los retos de la nueva era digital. Las habilidades relacionadas con esta dimensión las ponen bajo el título de ciudadanía digital, e implican, entre otras cosas al pensamiento crítico, la responsabilidad social y la habilidad para la toma de decisiones.

Lo más interesante del documento es la manera en la que relacionan las competencias del siglo XXI que proponen con habilidades y competencias a desarrollar por los alumnos para poder ser aprendices del nuevo milenio. Para aproximarnos a estas competencias, que como ya dijimos hace un mes, no se trata meramente del desarrollo destrezas técnicas, la OCDE nos recuerda el rol que tienen desarrollo de competencias y habilidades que ya estaban sobre la mesa antes del debate de la participación en la nueva cultura digital:

Habilidades de investigación y de resolución de problemas, el pensamiento crítico, la colaboración, el trabajo en equipo, la responsabilidad social, la flexibilidad, la adaptabilidad y la habilidad para la toma de decisiones.
¡Es como volver a los básicos!

Más allá del uso extendido que nuestros alumnos tienen de las herramientas de esta sociedad, y que la OCDE no considera suficiente para ser aprendices del nuevo milenio ¿cómo están nuestros alumnos en estas habilidades y competencias base?
____
OCDE (2010). Habilidades y competencias del siglo XXI para los aprendices del milenio en los países de la OCDE. Versión en español traducida del original en inglés por el Instituto de Tecnologías Educativas. Documento en línea: [http://recursostic.educacion.es/blogs/europa/media/blogs/europa/informes/Habilidades_y_competencias_siglo21_OCDE.pdf] Fecha de última visita: 7 febrero 2011.

16

02 2012

Competencias docentes y TIC

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;
mso-ansi-language:ES;
mso-fareast-language:EN-US;}

Después de un receso, retomamos nuestras publicaciones no sin antes desearles un excelente 2012.

____________

Hoy no se discute que la globalización y la modernización están creando un mundo cada vez más diverso e interconectado, que nos impulsa a desarrollar nuevas competencias. Me gusta como Tiscar (2011) reconociendo estos cambios, resalta la necesidad de cambiar la educación al escribir:

“En el marco de la Sociedad Red, caracterizada por un entorno de abundancia de información, de numerosas oportunidades para la interacción social y del aumento de dispositivos personales para la producción del conocimiento, se hace cada vez más difícil mantener los mismos sistemas formales de enseñanza estandarizada que fueros diseñados para un contexto sociohistórico propio de la industrialización”

Tenemos claro que los profesores no somos los únicos que enseñamos y el aula no es el único espacio privilegiado para el aprendizaje. Nos vemos sacudidos y haciéndonos muchas preguntas, entre ellas: ¿qué necesito aprender hoy para poder hacer frente y aprovechar lo que las TIC posibilitan?

Hay personas y colectivos que han venido construyendo respuestas. Revisarlas nos puede ofrecer un rumbo para discernir y orientar nuestros esfuerzos de desarrollo docente. A modo de ejemplo, menciono aquí de manera muy general el esquema que proponen los “Estándares UNESCO de competencia en TIC para docentes” que les invito a revisar (el documento lo desarrolla con mucho detalle)

A) Nociones básicas de TIC, que permitan al profesor seleccionar y utilizar métodos educativos apropiados, juegos, contenidos etc. para complementar objetivos curriculares, gestionar datos de la clase y apoyar el propio desarrollo profesional.
B) Profundización del conocimiento, que permita al docente gestionar información, estructurar tareas relativas a problemas e integrar software y aplicaciones específicas para ciertas materias así como utilizar recursos de la Red para ayudar a los estudiantes a colaborar, acceder a información, comunicarse con expertos para resolver problemas, supervisar proyectos y para contribuir a su propio desarrollo profesional.
C) Generación de conocimiento, que permita diseñar recursos y ambientes de aprendizaje utilizando TIC, apoyar la generación de conocimiento y habilidades de pensamiento crítico en los estudiantes, apoyar para el aprendizaje reflexivo; crear comunidades de conocimiento para estudiantes y colegas, crear e implementar una visión de la institución educativa como comunidad basada en la innovación y en el aprendizaje permanente enriquecidos con las TIC.

Por otra parte, estudiosos de la Sociedad-Red han resaltado la importancia de la competencia docente para diseñar estrategias que incorporen la cultura digital alrededor de ‘lo abierto’. Tiscar (2011) nos habla de que profesores y alumnos tomemos:

“la red como el nuevo ágora global de encuentro, discusión y participación en abierto”. Y expone: “capacitarles, acompañarles y visibilizarles en el desempeño de prácticas digitales debe ser uno de los objetivos principales de toda escuela del siglo XXI. Esto necesita de un uso intensivo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación), pero sobre todo de un ejercicio colectivo de los valores que componen la cultura digital, como son compartir información en abierto, reconocer los méritos del otro respetando sus contribuciones, aportar nuevas ideas a la inteligencia colectiva, participar en proyectos colaborativos, construir inteligencias digitales profesionales y ejercer un derecho a la comunicación responsable”

La transformación que apunta no se queda en el desarrollo en una serie de destrezas técnicas (que también se incluyen) sino de participar de una nueva cultura. Las formas de participación y colaboración habrá que irlas descubriendo, por lo pronto, tenemos una provocación de usar los medios digitales y la Red para conectarnos con otros, conversar experimentar. Esta práctica seguramente nos facilitará luego el imaginar caminos para invitar y a acompañar a nuestros alumnos a hacer lo mismo.

_________

UNESCO (2008) “Estándares de competencia en TIC para docentes” Disponible en formato digital en: http://www.eduteka.org/EstandaresDocentesUnesco.php [última visita:13 enero de 2012] Traducido por: Fundación Gabriel Piedrahita

El trabajo tiene licencia Creative Commons Attribution Non-Commercial Share Alike, que nos permite su uso libre siempre y cuando no sea comercial, y nos exige mantener la misma licencia si generamos productos derivados o que lo incluyan.

Documento en inglés descargable en: http://cst.unesco-ci.org/sites/projects/cst/default.aspx

Lara, Tiscar (2011) “Cultura Digital. Cómo reinventar la educación superior desde lo abierto”. Telos. Cuadernos de comunicación e innovación.España Jul/Sep 2011, revista num. 88
Disponible en formato digital en:
http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/DYC/TELOS/REVISTA/Dossier/DetalleArtculoTELOS_88TELOS_DOSSIERPV4/seccion=1266&idioma=es_ES&id=2011072809180001&activo=6.do [última visita:13 enero de 2012]

19

01 2012

Generación N

¿Cuáles son los desafíos para la llamada generación N?¿Qué características presentan?¿Cuál es el contexto social en el que se desarrollan?

La generación N nace en el contexto del acelerado desarrollo tecnológico de los medios de la información y la comunicación. Esto provoca cambios drásticos en su manera de pensar, actuar y relacionarse con los otros. Se le llama generación N por la palabra en inglés “Net” que significa red en inglés, haciendo alusión a estar interconetados entre sí.

En el número seis de la revista Apertura publicada por la Universidad de Guadalajara, Ramón Ferreiro presenta el artículo: “El reto de la educación del siglo XXI: La generación N”. En éste el autor realiza una reflexión interesante sobre esta generación y lo que implican estos cambios para el proceso de enseñanza aprendizaje. El artículo fue construido en el 2006 por lo que se basa en informes y/o estudios que hasta el momento habían aparecido. En la actualidad pudiera existir más información que confirmara o refutara estas afirmaciones.

Sin embargo, a mí me parece relevante la caracterización que hace de esta generación y los cambios que se plantean para el futuro. Además realiza una reseña de los diferentes momentos en la historia en los que por influencias tecnológicas, económicas o sociales las generaciones han mostrado características compartidas, lo que da pie a su tipificación, como lo fueron en la década de los 50’s y 60’s de los “baby boomers” y los 70’s – 80’s “la generación X”.

La generación N nace permeada por la influencia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en su vida cotidiana lo cual desarrolla nuevos modos de interpretar la realidad. Sienten atracción por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías, por conocerlas, emplearlas y poseerlas. Tienen una gran capacidad de adaptación para las actividades que implican el uso de las TIC en general así como la comunicación interactiva y simbólica.

Sin embargo, la característica principal de esta generación es que “da un salto cualitativo al pasar de simple espectador a usuarios con grandes posibilidades de participar, jugar, entretenerse, buscar, hacer, resolver, establecer relaciones, llevar a cabo proyectos conjuntos a pesar de la distancia y el tiempo” (Ferreiro, 2006). Todo esto conlleva una serie de cambios en el contexto social y cultural que se refleja también en el aula educativa.

Estos cambios tienen que ver con el acelerado desarrollo de nuevos dispositivos tecnológicos y la necesidad de adaptación de los individuos a su uso y decodificación. Esta característica más la mencionada en el párrafo anterior nos hace preguntarnos sobre la forma de mantener la atención de un alumno acostumbrado al constante cambio, los estímulos visuales, la rapidez de respuesta, la realización de actividades simultáneas y su apego por lo novedoso.

Todo esto nos invita reflexionar sobre nuestras estrategias pedagógicas y la incorporación del uso de las TIC en este mismo quehacer. Esta asociación debe buscar optimizar el proceso de enseñanza- aprendizaje, ya que la tecnología no es en sí una estrategia acabada que por sí sola nos dé resultados. En el artículo Ferreiro (2006)  nos propone desarrollar:

“los nuevos ambientes de aprendizaje sean como forma de organizar el proceso de enseñanza presencial y a distancia que implica el empleo de tecnología, pero no se reduce a ello, lo que se busca es crear una situación educativa centrada en el estudiante y que fomente su autoaprendizaje, la construcción social de su conocimiento, y como parte de este proceso, el desarrollo de su pensamiento crítico y creativo mediante el trabajo en equipo cooperativo [..]”

Poniendo sobre la mesa la integración de la diversidad, el desarrollo acelerado de la economía, las necesidades emocionales de cada individuo y su capacidad de toma de decisiones, no es un reto sencillo, sin embargo de ello depende el desarrollo de las nuevas generaciones en una dirección positiva y enriquecedora de la sociedad actual.

Asimismo me quedo con las siguientes preguntas: ¿es el profesor el único responsable de crear los andamiajes entre la tecnología y el aprendizaje? O ¿se puede permitir al alumno crear sus propios andamiajes únicamente dirigiendo sus intereses? ¿Qué transformaciones sociales y educativas se visualizan? ¿Qué situaciones posibilitan cambios de fondo en la forma de aprender?

Ustedes qué opinan…

_________________________________________________________________________________________________

Ferreiro, R. (2006, Noviembre). El reto de la educación del siglo XXI: La generación N. Apertura: Revista de Innovación educativa, 6, 72-86. Desde http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/num5/pdfs/generacion_n.pdf

Apertura. Revista de Innovación Educativa

http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/

Revista de divulgación científica e investigación especializada editada por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informativos del Sistema de Universidad Virtual.
El objetivo general de Apertura es divulgar resultados, inéditos y arbitrados, de investigaciones, ensayos y reflexiones de experiencias en modalidades educativas no convencionales y que se apoyan con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación con la aplicación de modalidades de educación continua, abierta, a distancia, en ambientes virtuales, docencia no convencional y desarrollo instruccional.

27

10 2011

Formando profesores Web 2.0

En el libro Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI nos podemos encontrar la reseña de una experiencia de formación desarrollada en un par de asignaturas presenciales (Bases Didácticas y diseño curricular y Lengua Inglesa y Lengua y Cultura Inglesa) para formación de profesores de Educación Infantil en la Universidad de las Islas Baleares. La reseña se titula: Las herramientas de la Web 2.0 para potenciar el PLE del futuro docente y es elaborada por Gemma Tur Ferrer.
La experiencia tuvo como propósitos iniciar a los futuros profesores en el uso de portafolios electrónicos y ampliar sus Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) es decir “el conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender”

¿Cuáles son las propuestas concretas que rescato de la forma como procuraron lo anterior?

1. Usando blogs a modo de portafolio. Tur Ferrer destaca que la vía de entrada para lograr el propósito mencionado fue el trabajo con blogs ya que considera que éstos “dotan al alumno de la competencia digital básica para seguir aprendiendo autónomamente otras herramientas de la Web 2.0… promueven la reflexión de la persona que aprende (…) especialmente si éstos se enfocan desde el concepto de portafolio.
2. Creando una red de portafolios que: permita el acceso a todos los blogs, impulse el sentido de grupo, facilite la tarea de compartir y colaborar. Propone para ello, añadir la lista de blogs a un blog de blogs (el del curso quizás) o usar un servicio que funcione con la sindicación RSS, (por ejemplo Netvibes, un servicio web que actúa a modo de escritorio virtual personalizado) Esto último lo resalta como aspecto clave para propiciar el intercambio de visitas y lectura entre los miembros del grupo.

3. Acercando nuevas herramientas para el acceso y la creación de información. En este caso, el aumento de la calidad de su blog y la diversificación de sus producciones resultó ser el incentivo para lograrlo. Algunos ejemplos de las herramientas empleadas son: Scrib para publicar y compartir documentos de texto, Slideshare para compartir presentaciones, Slideboom para mostrar presentaciones con sonido, Goear para publicar archivos de audio, Youtube para difundir videos propios, Wallwisher para organizar la actividad etc.

La reseña de la experiencia es breve y no aborda las situaciones de aprendizajes desarrolladas o lo que con ellas se obtuvo, sin embargo, me ayuda para detenerme y hacer las siguientes consideraciones:

• La importancia del desarrollo de competencias digitales en los profesores. No sólo los futuros, sino los que ya están en ejercicio. La autora retoma de Couros (2006) el concepto de Networked teacher para apuntar la necesidad de evolucionar en este sentido.
• Plantear este desarrollo desde la intención de formar no sólo consumidores pasivos de información accesible a través de la Red, sino “prosumidores”, donde además de consumidor, el docente sea activo productor de contenidos.
• La importancia de que los profesores nos desarrollemos primero como “aprendices” robusteciendo nuestro PLE y de esta manera, viabilizar y facilitar el uso de la Red en nuestra docencia, es decir, para contribuir a que otros también la aprovechen para aprender.

Las preguntas que me deja y que comparto contigo lector son:
¿Cómo participamos en/la Red? ¿cómo podemos irnos constituyendo o fortaleciendo como prosumidores?, ¿qué tipo de prácticas de uso de la RED favorecemos en nuestra docencia?, ¿cómo podemos ir enriqueciendo los usos de otros para aprender? En esta reseña se dan algunas pistas de cómo hacerlo: uso de blogs para crear, mostrar, reflexionar y conversar en torno a los productos de aprendizaje, ¿tenemos otras pistas?, ¿hemos explorado otros caminos?

___________

Tur Ferrer, Gemma “Las herramientas de la Web 2.0 (LIGA) para potenciar el PLE del futuro docente”, en: Hernández Ortega, J. et al (coords) (2011) Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI. Innovación con TIC. Barcelona Editores Fundación Telefónica y Ariel. Disponible en formato digital en: http://www.fundacion.telefonica.com/es/debateyconocimiento/media/publicaciones/Experiencias._._._.pdf

La palabra prosumidor o prosumer, es un acrónimo formado por la fusión original de las palabras en inglés producer (productor) y consumer (consumidor). Se usa para referirse a la persona que construye información en la red y a su vez son consumidores de la misma. Este nuevo perfil es facilitado por las tecnologías actuales.

13

10 2011

La escritura reflexiva como un recurso de aprendizaje

En el número 14 de la revista Apertura de la UdG se publica la recuperación que hice de una de las experiencias de aprendizaje de mi curso: la escritura reflexiva usando blogs.

La experiencia es en el curso “Tecnología y Sociedad” que se ofrece a alumnos de últimos semestres de los 4 programas de licenciatura de ITESO relacionados con las tecnologías electroinformáticas. El propósito de la asignatura es que a partir del análisis sobre las dimensiones sociales de la tecnología y sobre su propia práctica, los alumnos elaboren una propuesta de ejercicio profesional situada y contextualizada.

Este propósito implica una dimensión dialógica continua entre sus propias experiencias y deseos de futuro y los contenidos mismos de la materia, lo que plantea la necesidad de un eje transversal en el curso, esto es un espacio de trabajo continuo como una columna o un eje que corre junto al curso. Para este espacio les pedí a los alumnos que trabajaran en la escritura reflexiva: al final de cada semana tenían que escribir en una bitácora electrónica (su propio blog personal) una reflexión sobre lo que se trabajó esa semana en el curso y su vida personal, profesional o imaginario de futuro. Cada 5 semanas, les pedía que se detuvieran, miraran para atrás y reflexionaran en torno a lo que habían aprendido. Sus blogs eran uno de sus referentes para hacer este ejercicio.

En el artículo comparto el diseño específico de este eje transversal, lo que buscaba, cómo se implementó y cómo se evaluó. Presento la experiencia desde mi perspectiva en donde narro cómo trabajé el acompañamiento durante el semestre y mis aprendizajes al respecto.

También presento la experiencia desde la voz de los alumnos en sus propios blogs. Cuando al cierre del curso les pido que hablen de sus propios procesos de aprendizaje, fue interesante descubrir que la mitad de los alumnos nombraran la reflexión como un aprendizaje, como una herramienta profesional o como un recurso para aprender. Esto, aunque no necesariamente asegura que los alumnos mejoraron sus habilidades de pensamiento reflexivo, muestra al menos que existe el otorgamiento de valor a la experiencia.

Estos son algunos textos de los alumnos:

“Aprendí algo muy difícil para mí: REFLEXIONAR detenidamente. Soy una persona muy desesperada y me gusta responder “de bote pronto” a las cosas y sé que está mal pero aquí pude aprender “autocontrol” […]”
“Creo que construí mi aprendizaje a partir de mi reflexión a propósito de cada entrega, sesión, entrada de blog, y en gran medida desde mi confrontación en las distintas etapas del proyecto personal.”
“Al mismo tiempo creo que materias como estas nos dan herramientas de auto reflexión que nos serán útiles toda la vida. Esto solo se aprende con un poco de investigación, algo de sinceridad hacia uno mismo y mucha auto reflexión. Y refinar estas herramientas me ayudaran a ser un mejor critico de mi persona y de la sociedad en la que convivo.”
“Lo de los blogs me fascinó! Me parece un espacio súper divertido donde yo planteo mis ideas como prefiera y escojo los temas a mi parecer, me expreso como prefiera e inclusive puedo hacer algunos juegos de palabras a distintos niveles. Creo que he aprendido mucho más por las introspecciones a las que me ha conllevado el blog (así como por las reflexiones) que por las lecturas e inclusive los mismos foros.”

Escribir es muy poderoso, escribir periódica y constantemente sobre lo que estamos viviendo les sirvió a los alumnos no sólo a llevarse aprendizajes más encarnados, sino también, a desarrollar una estrategia para la vida cotidiana. A mí me quedaron aún muchas cosas por aprender y seguiré en la búsqueda de mejorar esta experiencia en mis siguientes cursos. ¡Los invito a que dialoguemos y compartamos experiencias similares!

——–
OrtizMichel, Gabriela (2011). “La escritura reflexiva como un recurso de aprendizaje. Recuperación de una experiencia en un curso semipresencial”. En Apertura, Vol3. No1. [En línea en: http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/num%2014/Articulos/Art5_21Laescritura.htm] Aquí se encuentran algunos ejemplos de los blogs de los alumnos: http://espacioscursos.wikispaces.com/

Apertura. Revista de Innovación Educativa
http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/

Revista de divulgación científica e investigación especializada editada por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informativos del Sistema de Universidad Virtual.
El objetivo general de Apertura es divulgar resultados, inéditos y arbitrados, de investigaciones, ensayos y reflexiones de experiencias en modalidades educativas no convencionales y que se apoyan con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación con la aplicación de modalidades de educación continua, abierta, a distancia, en ambientes virtuales, docencia no convencional y desarrollo instruccional.

18

08 2011

Qué dicen los alumnos sobre las redes sociales en la educación

Y los alumnos ¿creen que se pueden usar los sitios de redes sociales para aprender?

Para mí fue muy curioso encontrar en un curso con que mis alumnos tenían una tendencia a pensar que las redes sociales (tipo facebook) eran meramente espacios lúdicos y/o de pérdida de tiempo. Incluso tampoco se veían fácilmente a sí mismos aprendiendo con otros en redes sociotécnicas especializadas en sus campos (como slashdot, por ejemplo).

Es por ello que me llamó mucho la atención el artículo de Espuny Vidal et al, en el número de enero 2011 de la revista RUSC (que nos ofrece todo un monográfico sobre “El impacto de las redes sociales en la enseñanza y el aprendizaje”).

En ”Actitudes y expectativas del uso educativo de las redes sociales en los alumnos universitarios”, Cintia Espuny Vidal, y sus colegas nos ofrecen los resultados de una encuesta hecha a alumnos de la Universidad Rovira i Virgili, para conocer la perspectiva que tienen con respecto del uso de las redes sociales en el ámbito educativo. Partiendo y sustentando la idea de las posibilidades didácticas de los espacios sociales en la red, y con el fin de buscar posteriormente una aproximación didáctica para su uso, decidieron encuestar a sus alumnos de primer grado de su campus.

Al preguntarles sobre las siguientes redes sociotécnicas: Facebook, Twitter, MySpace, LiveSpaces, LinkedIn, eLearningSocial, Tuenti, Netlog, OdioAMiCompi, PatataBrava, XCulpture y Flickr, encontraron que la mayoría de los encuestados conocen y usan Facebook, seguido por Tuenti, MySpace y PatataBrava. Sin embargo, “Los datos acerca del uso pautado en una experiencia académica de las redes sociales por parte de los informantes en la muestra son rotundos: ninguno de ellos afirma haber utilizado las redes sociales académicamente a petición del profesorado.

En seguida les preguntaron a los alumnos sobre su percepción de la utilidad pedagógica de las redes: Aunque encontraron una correlación directa entre las redes más conocidas y a las que les atribuyeron mayores posibilidades pedagógicas, les suponen una utilidad relativamente baja.

Luego les ofrecieron una lista de posibilidades de las redes relacionadas y les pidieron que eligieran que consideraban las más didácticas. Encabezaron la lista, con el 13% cada una, el compartir documentos y fotografías. Luego seguía “fomentar la comunicación” con solo un 6%. Entre otras, compartir conocimientos entre usuarios les mereció un 5.2% de posibilidad didáctica.

Sus resultados son muy interesantes y de alguna manera son consistentes con la percepción de mis alumnos: a pesar relacionarse bien con las redes sociales, “las expectativas que los propios estudiantes tienen acerca del rendimiento académico de las redes sociales son sorprendentemente bajas.

En su discusión, nuestros autores plantean la relevancia que tiene la actitud de los usuarios ante un recurso en términos su uso y piensan que la actitud positiva de los alumnos hacia las redes sociales es una oportunidad. Consideran que es el hecho de que no hayan tenido jamás una experiencia en clase con ellas lo que limita su imaginario respecto de sus usos educativos, y reflexionan en torno al rol del profesor en el aula.

Mi propia reflexión respecto de sus resultados, apunta hacia repensarnos la educación, movernos de pensar desde una lógica de “rendimiento académico” y “didáctica” a una lógica de “aprendizaje”. Trabajar con los alumnos en el reconocimiento de sus formas naturales de aprender, trabajar con ellos para que aprendan a enriquecerlas y potenciarlas, hacerlo en la red. Entonces tendrá verdaderamente sentido pensar en redes de aprendizaje, y en sus instrumentos, las redes sociotécnicas en internet.

——-
ESPUNY, Cinta; GONZÁLEZ, Juan; LLEIXÀ, Mar; GISBERT, Mercè (2011). «Actitudes y expectativas del uso educativo de las redes sociales en los alumnos universitarios». En: «El impacto de las redes sociales en la enseñanza y el aprendizaje» [monográfico en línea]. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC). Vol. 8, n.º 1, págs. 171-185. UOC. [última visita: 31 marzo 2011] [http://www.uoc.edu/ojs/index.php/rusc/article/view/v8n1-espuny-gonzalez-lleixa-gisbert] ISSN 1698-580X

RUSC. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento.
Es una publicación electrónica impulsada por la Universitat Oberta de Catalunya.
http://www.uoc.edu/ojs/index.php/rusc/index
Los textos publicados en esta revista están sujetos –si no se indica lo contrario– a una licencia de Reconocimiento 3.0 España de Creative Commons.

09

06 2011