Entradas etiquetadas ‘aprendizaje colaborativo’

¿Qué aprendemos a través de los videojuegos?

Los juegos que jugamos han cambiado mucho a lo largo del tiempo y este siglo XXI, tan determinado por la tecnología, ofrece una amplia gama de actividades recreativas basadas en la interactividad, la virtualidad y la colaboración: los videojuegos.

¿Qué aprendemos a través de los videojuegos?

Antonio Valderrama, llevó a cabo una investigación sobre la utilidad que presentan los videojuegos comerciales actuales en la educación de los ciudadanos del siglo XXI. Valderrama señala algunos elementos que el videojugador pone en juego y de alguna manera lo va preparando para las necesidades de un mundo laboral globalizado, cambiante, demandante y competitivo. Se los comento a continuación:

  1. El videojugador aprende del ensayo-error y esto no le causa conflicto. Ensayo-error son elementos imprescindible en cualquier proceso educativo. Uno aprende cometiendo errores y la vida laboral no se encuentra exenta de ellos.
  2. El videojugador aprende a resolver problemas, para ello tiene que relacionar todos los elementos y además
  3. Buscar estrategias y tomar decisiones en corto tiempo.
  4. Tomar roles
  5. Conformar comunidades virtuales con otros jugadores alrededor del mundo

Todo esto con la intención de lograr su objetivo, obtener su meta. No es una cuestión sencilla, implica hacer uso de competencias que también se requieren o que el usuario requerirá en el mundo laboral.

A través de los videojuegos aprendemos no solo contenidos o información, sino también se pueden trabajar valores cívicos como la tolerancia, la democracia, la conciencia ciudadana; o aprendizaje cooperativo al tener que trabajar en grupos con personas de diferentes culturas, respetando las ideas de los demás, tomando acuerdos, haciendo uso de la comunicación efectiva.

Jugar no es perder el tiempo, podemos divertirnos y al mismo tiempo aprender. La complejidad de los videojuegos actuales, requieren del usuario poner en funcionamiento múltiples elementos como información, conocimientos previos, habilidades de pensamiento, competencias de comunicación, entre otras cosas, para lograr llegar a la meta o cumplir la misión o lo que sea que el videojuego implique.

Mi invitación es a que como maestros, nos lancemos a explorar los videojuegos, a jugar con nuestros hijos, experimentar con ellos dentro del salón de clases, abrirnos a la riqueza que ofrece esta herramienta que ya cuenta con el interés y la motivación de niños y adolescentes, ahora sólo falta darle sentido dentro del proceso de enseñanza y observar los frutos que nos puede dar.

Les recomiendo el artículo de Antonio Valderrama: Los videojuegos: conectar alumnos para aprender, en Sinéctica 29. Es un artículo realmente interesante que puede dar muchas pistas de aplicación de este recurso dentro del aula.

13

06 2013

¿Enseñanza o aprendizaje?

Mucho se habla de que integrar las TIC al aula escolar implica necesariamente una revisión de los modelos educativos que empleamos los maestros y una oportunidad de caminar hacia un enfoque pedagógico centrado en el alumno, es decir en su aprendizaje más que en nuestra enseñanza.
Pero ¿qué significa eso? Significa plantearnos la práctica docente desde la pregunta ¿qué necesita hacer el alumno para aprender? Y poner nuestro foco en su actividad de aprendizaje, en lugar de tenerlo en nuestras actividades de enseñanza. Para esto tenemos que tener claro qué entendemos por aprendizaje.

Hernández Rojas y Díaz Barriga (2013) comparten en un artículo de la revista Sinéctica, su mirada psicoeducativa al aprendizaje, en donde explican las distintas posturas por las que ha pasado la Psicología, tratando de dar respuesta a la pregunta sobre cómo aprendemos.
Estos autores, hacen un breve recorrido por el  conductismo, el procesamiento de la información, el  cognitivismo y el constructivismo; hasta llegar a un siglo XXI donde surgen propuestas integracionistas, que conciben al aprendizaje como una construcción individual desde el reconocimiento de un contexto sociocultural.

 Esto se refleja en aulas en donde encontramos desde exámenes de opción múltiple y tareas con base en puntos extras, hasta cursos con fichas de trabajo personalizadas, uso de TIC enfocado en la transmisión de información, trabajo colaborativo en la solución de problemas… es decir, una gran diversidad de actividades que parten de la concepción que como docentes tenemos del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Es cierto que las TIC son herramientas con una enorme posibilidad de enriquecer los escenarios educativos escolares, pero también es cierto que esto depende del papel y uso que le damos en nuestras prácticas. ¿Aún considero que en mi clase tengo que proyectar información para que mis alumnos la transcriban y la memoricen? ¿O me parece más importante ofrecerles herramientas TIC para que organicen la nueva información, la compartan, la dialoguen, la enriquezcan? ¿Uso las TIC para enviar documentos y proyectar videos, o además de eso empleo wikis, e-folios, blogs?

¿Diseño mi práctica docente desde la enseñanza o desde el aprendizaje?

Te invito a leer este artículo: “Una mirada psicoeducativa al aprendizaje: qué sabemos y hacia dónde vamos”,  creo que abona a la reflexión -que como docentes debemos hacer de manera permanente- sobre el aprendizaje y sobre el papel que las TIC deben tener dentro de nuestra práctica educativa. ¡Que los disfrutes!

09

05 2013

Pinterest, el tablón virtual

¿Ya conoces Pinterest?  Pinterest es un tablón virtual. Imagínate un corcho inmenso, colgado de la red, en donde vas colocando con alfileres o tachuelitas, todo aquello que te encuentras por Internet y que quieres guardar: un lugar hermoso que esperas visitar algún día, el sillón que quieres para tu sala, una frase para reflexionar, tu receta favorita de pasta o el esquema que explica perfectamente el tema que darás a tus alumnos la próxima semana.

Esto es Pinterest, un tablón enorme en donde puedes ir guardando contenidos en formato de imágenes y videos, que te vinculan a su fuente original y que además, puedes categorizar y compartir.

Este tablón está organizado en formato de red social, es decir, tu puedes seguir a cierta gente con quien compartes intereses comunes y otros te pueden seguir a ti; puedes ver los contactos de los demás, y entre todos circular e intercambiar aquello que les gusta. La misión de Pinterest es “conectar gente con intereses comunes”.

Como toda red social, para entrar a ella tienes que inscribirte (es un procedimiento sencillo y gratuito), cuentas con un perfil, es decir, un espacio propio en donde tienes tus “Tablones” que son como carpetas temáticas, en donde vas archivando tus gráficos. Cada tablón tiene su propio tema (escoges de la lista: Educación, Arquitectura, etc.), pero tu puedes ponerle el nombre que quieras.

Ya que tienes tus carpetas, puedes ir añadiendo “pines”, esto es, subiendo fotos desde tu computadora, desde algún sitio web o “repineando” las fotos de otros miembros de la red. Es muy sencillo. También puedes dar “like” a la foto o añadir comentarios. Todos tus pines son compartidos dentro de la red y tu vas viendo quién te sigue o cuántos “likes” tienen tus fotos.

Aquí una tutoría:

 

http://youtu.be/lVi1_RLcUyA

También puedes buscar tus temas de interés dentro de la red o a personas en particular.

¿Cómo puedes usar Pinterest para tu clase? Se me ocurren varios ejemplos: podrías seguir a tus alumnos y pedirles que abran una carpeta con el nombre de tu clase y solicitar que guarden ahí imágenes que cumplan con ciertas características: arquitectura de cierto periodo histórico, tipos de plantas, tipos de animales, etc.

O pedirles que como producto de un proyecto, abran un tablón en donde esté toda la información que produjeron. O pedirles que sigan a personas que ofrezcan cierto tipo de información: artistas, fotógrafos, etc.

También te puede servir para planear tus clases, guardar ideas para clases futuras o compartir tu práctica con otros docentes a través de un tablón en donde vayas registrando tus clases o prácticas exitosas.

Las opciones son muchas, te invitamos a explorarlas conociendo este tablón virtual y disfrutando lo que los demás comparten.

Alejandra

31

08 2012

De Google Docs a Drive

Después de mucho esperarse y con carácter de obligatorio, al menos para los usuarios de Google Docs, aparece la oferta de Google para almacenamiento en línea con el nombre de DRIVE. A partir del 24 de abril del 2012, todos los que éramos usuarios de Google Docs nos encontramos con la novedad que nuestro espacio de colaboración había sido transformado, pero esto, ¿qué ventajas me ofrece?¿qué cosas cambia en las formas de uso anterior?¿cómo puedo aprovecharlo al máximo?
Aunque aún se encuentra en sus fases iniciales de desarrollo, esta oferta puede resultar interesante para juntar los servicios de trabajo colaborativo con documentos y el almacenamiento y respaldo de esos, aunque también permite almacenar otro tipo de archivos y hasta programas para que puedan trabajarse en línea.
Inicias con una capacidad de almacenaje de 5G, lo cual es bastante interesante, ya que con ello puedes guardar una buena cantidad de documentos, imágenes y hasta algún programa pequeño para que corra desde la red.
Los beneficios de contar con un espacio virtual o un espacio en la llamada “nube”, están abordados en otra entrada de nuestro blog que habla sobre el servicio que ofrece Dropbox  los invito a consultarlo, pues aunque es otro proveedor de servicios las acciones de compartir carpetas, guardar historial, tener una dirección para compartir con externos, son las mismas.
Drive nos ofrece además la posibilidad de trabajar los documentos de texto, las hojas de cálculo y las presentaciones en la red, esto significa que aun cuando no tengamos instalado el programa en nuestra computadora podremos abrirlo y trabajarlo. Otra característica es que puedes trabajar los documentos de manera simultánea, cosa que muchos wikis no permiten y que complican en ocasiones la colaboración.
En mi práctica docente he utilizado esta característica para construir algún documento o matriz de doble entrada dentro de la clase, en donde cada estudiante se encarga de completar alguna parte y al final se presenta al grupo, con ello todos pueden tener el documento final para consultarlo después. También ha resultado útil en los trabajos en equipo, ya que pueden construir los productos desde la comodidad de su hogar y en el horario que más les convenga.
En cuanto a la posibilidad de compartir, guardar y acceder a los archivos desde distintos equipos, puedes aprovechar esta característica para crear portafolios electrónicos de cada uno de tus estudiantes ¿cómo? Lo que yo hice en una ocasión fue abrir una carpeta con el nombre del curso, invitar a todos los participantes del curso a ella, dentro de esa carpeta creé carpetas con los nombres de los estudiantes. De esta manera cada quien subía su trabajo a la carpeta con su nombre y sus compañeros o yo podían revisarla y revisar lo que cada uno de ellos iba trabajando y construyendo.
Otra forma de utilizar esta característica es subiendo los materiales del curso a una carpeta y compartirla con los alumnos, de esta manera puedes estarlos actualizando y todos pueden acceder a ella.
Considero que hay más formas de aprovechar las características de esta herramienta ya que su potencial es muy interesante. Por lo que he estado leyendo pareciese que esto sólo es el principio pues intentan agregarle más características como el respaldar archivos directamente del correo de gmail, editar vídeos, etc.
Los invito a probarla y a que nos compartan los usos que le han encontrado para su práctica docente.

__________________________________________________________

 

Existen dos tutoriales en español que te muestran las funciones básicas de la herramienta y son complementarios.

Tutoria parte 1

Tutorial parte 2

07

06 2012

Scoop.it, para compartir hallazgos

Durante nuestras búsquedas de información en la web vamos identificando sitios que nos parecen interesantes y que deseamos guardar para consultar posteriormente ¿Qué hacemos? Podemos quizás marcarlos en los favoritos de una computador (pero sólo tenemos la referencia en esa computadora), usar un marcador social (como Diigo) y tener la posibilidad de consultarlos desde cualquier computadora o teléfono con conexión a internet, o podemos hacer algo más estructurado y abierto a los demás: organizar los sitios según criterios que definamos y compartirlos en la red como una revista o magazine creada por nosotros.

Para realizar esto último tenemos el recurso del que hablaremos en esta ocasión: Scoop.it

¿Qué es?

Es un sistema de marcación digital que permite organizar y compartir información que encontramos en la web, a través de una especie de bitácora o revista personal; al proceso de selección, organización y publicación de esa información temática se le denomina curación de contenidos, por lo que al creador de estos espacios se le conoce como “curador” (¿recuerdas al curador de exposiciones de arte?).

En esta herramienta podemos crear canales (son cinco en la versión gratuita) y estar alimentándolos con nuestras publicaciones y los enlaces que descubramos en Internet sobre el tópico que hemos determinado que tendrá cada canal; esto es, en esta bitácora no sólo se publican las propias producciones, sino que se agrupan, estructuran y comparten las producciones de otros, que provienen de blogs, páginas web, redes sociales, etc. Así, Scoop.it nos permite tener, en un solo espacio, publicaciones de diversas personas e instituciones sobre una temática de nuestro interés.

Para mantenerlo actualizado, contamos con el apoyo del sistema de Scoop.it, el que nos ofrecerá sugerencias de sitios, tomando como base las etiquetas o palabras clave que hemos marcado en nuestras “curaciones” de contenidos.

Además de almacenar y compartir contenidos para su consulta, podemos suscribirnos a los canales temáticos generados por otros usuarios y recibir las actualizaciones por correo, twitter o en un lector de suscripciones (como Google Readers).

Para acercarnos a una galería, revista o bitácora personal en Scoop.it, te presento las de dos “curadores” que sigo: a Mauricio Escudero (educación y TIC) y al Dr García Aretio (educación virtual).

¿Qué te ha parecido esta herramienta? ¿Te despierta interés para usarlo en tu docencia? ¿Cómo podríamos utilizarla? Quizá podríamos estimular el aprendizaje colaborativo y llevar a cabo una “curación” conjunta con nuestros estudiantes, o usar nuestra propia revista para acercar información reciente sobre las temáticas que tocamos en las clases, o que tal diseñar alguna situación de aprendizaje en la que cada estudiante construya su Scoop.it sobre temas de su interés… o…. ¿qué imaginas tú?

Si deseas conocer el proceso para usar esta herramienta, te sugiero visitar este tutorial en Slideshare.

24

05 2012

Internet en el aula, una red social para docentes

Se habla mucho de las redes sociales, de Facebook, de Twitter, de cómo usarlo en el aprendizaje para los alumnos, pero ¿ya conoces las redes sociales que hay para docentes?

Como sabes, existen redes sociales temáticas, enfocadas a aquellos que comparten el interés por la música o la fotografía o los viajes o que profesan la misma religión, o para aquellos que gustan de un hobbie en particular o del interés por un tema en específico. Así también hay redes sociales para los profesionales de la educación que están interesados en conocer más sobre TIC o mejorar su práctica o saber más sobre didáctica de las matemáticas o conocer prácticas directivas y su gestión.

Algunas de estas redes sociales se llegan a constituir como verdaderas comunidades de aprendizaje en donde sus miembros comparten de manera informal y espontánea sus conocimientos, inquietudes, dudas y experiencias sobre el tema que los congrega. Este es el caso de la red social: Internet en el aula.

Esta red social cuenta con más de 11 mil miembros de habla hispana y está definida como “Comunidades de docentes que comparten experiencia y recursos para el uso de Internet en el aula.” Trabaja en base a actividades de aprendizaje en colaboración en torno al tema de las TIC dentro del aula escolar.

¿Por qué sería interesante que pertenecieras a esta red? Bueno, Internet en el aula ofrece diversos recursos y espacios que te pueden ayudar a entender más y mejorar tu práctica educativa. Primero que nada, en esta red encontrarás otros docentes que como tu, tienen tus mismas dudas y cuestionamientos y las mismas ganas de hacer mejor las cosas, de innovar su práctica.

En Internet en el aula se imparten los TAAC que son Talleres Abiertos de Aprendizaje Colaborativo, talleres que se imparten a distancia y de manera gratuita. Actualmente se encuentran activados los talleres de Programación Neuro Lingüística para docentes, trabajar las Ciencias Sociales en la Web 2.0 y lengua y literatura en red.

También existen 186 grupos de discusión y foros a los que te puedes unir, que abordan temas como redes sociales educativas, las TIC en infantil y primaria, lenguas extranjeras, y otros muchos más. En la misma red puedes compartir tus videos, fotografías y podcasts y ver todo los materiales que otros compañeros han compartido y que además puedes emplear en tu docencia o compartirlos en tu Facebook.

¿Tienes blog? Ahí puedes abrir uno y relatar tus experiencias, aprendizajes y disertaciones. Podrás conocer a otros docentes, chatear con ellos, seguir sus blogs, leer sus buenas prácticas y seguramente también, hacer amigos.

Para ser parte de la red es tan sencillo como oprimir el botón de “registrarse” que se encuentra en la página inicial, crear una cuenta añadiendo tu dirección de correo, contraseña y alguna información como fecha de cumpleaños, institución para la que laboras, etc. que demuestre que eres docente; das click al botón de “Únete” y esperas la confirmación de aceptación y ¡listo!

Para mi, lo más interesante de esta red es que puedes reflexionar sobre diversos temas y aprender a usar cientos de recursos, con ayudas de variadas herramientas, a tu ritmo, en el tiempo y espacio que tu quieras, a través de otros compañeros como tu y al mismo tiempo compartir lo que tu sabes.

Y si tienes alguna duda sobre el uso de la red ¡tomas el TAAC sobre cómo aprovechar esta red! ¿Ves? Es muy sencillo sólo es cuestión de lanzarnos a experimentar el aprendizaje en nuevos espacios virtuales.

12

04 2012

WhatsApp, aprendizaje móvil usando smartphones

En la actualidad cada vez más personas cuentan con un teléfono inteligente (Smartphone). Entre las características particulares de los Smartphones está ofrecer al usuario la opción de instalar “aplicaciones” de distintos temas y funcionalidades. Una de ellas es WhatsApp.
WhatsApp es un sistema multiplataforma que permite enviar y recibir mensajes a otros dispositivos móviles sin costo, ya que funciona a través de WiFi o bien, del mismo plan de datos de Internet contratado en cada dispositivo, dependiendo la compañía telefónica a la que pertenezca. La interfaz es muy sencilla de utilizar y los contactos son sincronizados con los del dispositivo, mostrando automáticamente aquellos que ya utilizan WhatsApp para que sea sencillo identificarlos y comenzar a intercambiar mensajes con ellos.
En el ámbito de la universidad, esta aplicación podría ser utilizada como una herramienta para promover el aprendizaje colaborativo, así como un medio de comunicación potente, asíncrono y constante. Esto último la convierte en una opción interesante para incursionar en el Mobile Learning (M-learning), que propone el aprovechamiento de dispositivos móviles (en este caso Smartphones) con el fin de facilitar y flexibilizar el proceso aprendizaje en los estudiantes, permitiéndoles llevar fuera del salón de clases muchas actividades formativas.

Posibilidades para el aprendizaje colaborativo:

  • Llevar a cabo debates ya sea en pequeños equipos o bien,  con un grupo en general aprovechando la función de WhatsApp para abrir ventanas grupales.
  • Lanzar temas de discusión a lo largo de una unidad, tema o semestre, que impulsen la reflexión, pensamiento crítico o argumentación entre los estudiantes. Se podrían generar incluso procesos de diálogo interdisciplinario, con otras materias.
  • Abrir líneas de diálogo para decidir juntos el “rumbo” que va tomando un curso, el tipo de actividades que les gustaría realizar, temas que les gustaría abordar en clases.

Posibilidades para la evaluación y el seguimiento por parte del profesor:

  • Realizar un diagnóstico sobre los conocimientos previos de los estudiantes respecto de un tema.
  • Abrir espacios de diálogo para resolver dudas a distancia.
  • Seguir de cerca los avances y tipos de interacción en los grupos de trabajo, facilitando una retroalimentación más constante y oportuna.

A todas estas posibilidades, agregamos la facilidad de dar seguimiento sin necesidad de estar en un salón de clases o tener acceso a una computadora (como mencionábamos con el M-Learning), desde cualquier lugar, en cualquier momento, simplemente con una conexión a Internet.
Resulta pues sencillo imaginar las posibilidades de esta pequeña gran aplicación. Y tú ¿cómo la utilizarías?

_______________________________________________

El sitio de WhatsApp: http://www.whatsapp.com

Tutoriales de WhatsApp:
http://www.youtube.com/watch?v=gGvyodIRx3Q

http://www.youtube.com/watch?v=Az6QjcNH1oo&feature=related

Lecturas sugeridas:

Artículo sobre el incremento en la adquisición y uso de teléfonos inteligentes alrededor del mundo. En él la Gartner Inc. afirma que durante el 2012 se llegarán a vender más de 600 millones de teléfonos inteligentes alrededor del mundo, y la tendencia va en aumento.


Artículos sobre flexibilización de la educación y Mobile Learning, en ellos se habla sobre el uso de dispositivos móviles dentro de la universidad presentando experiencias reales y estudios sobre el tema:

23

02 2012

Cienciorama: una imagen del universo

El mundo de la ciencia se mueve de forma rápida por lo que los docentes estamos constantemente expuestos a estar desactualizados; se nos dice que estamos propiciando aprendizajes con información obsoleta, que el estudiante egresa de sus programas de estudios con rezago informativo de varios años. ¿Cómo estar actualizado sin tener que invertir mucho tiempo buscando las noticias sobre el área científica? Encontramos un espacio que nos puede ser útil: Cienciorama.

Es conocido el interés de muchas instituciones de investigación científica para crear mecanismos a fin de que las personas no especializadas tengamos acceso a lo que acontece en ese mundo, por lo que trabajan en proyectos de divulgación de la ciencia. Un ejemplo de esta postura lo ofrece la UNAM al desarrollar este sitio para tocar los temas de la ciencia contemporánea. Como ellos dicen: En cienciorama pretendemos delinear una imagen clara y coherente de lo que ahora sabemos acerca del Universo.

Un punto interesante es que no solamente los científicos de la UNAM publican, sino que se hace un llamado a la colaboración, a través de dos forma: enviando a revisión un artículo o haciendo comentarios en cada publicación. Nos presenta ligas a otros sitios que considera que podrán ser del interés del lector como: la Dirección General de divulgación de la Ciencia, la revista ¿Cómo ves?, la Red de Ciencia y Desarrollo, Academia Mexicana de Ciencias, entre otros.

En Cienciorama tenemos información sobre nuestro universo organizada de forma tal, que conjunta a diferentes disciplinas, por lo que podemos encontrar temas y noticias de: astronomía, física, biología, geología, matemáticas, química, geografía, historia, antropología, etc., en seis grandes temáticas: Lo grande del universo, Nuestro plantea, La vida en la tierra, La especie humana, La naturaleza de la materia y La evolución del cosmos.

Aun dentro de cada temática,  identificamos información de diversa índole; por ejemplo, en el tema de La especie humana se tocan temas sobre el origen de la humanidad, el comportamiento  y la mente humana. Como se puede observar, tenemos acercamientos desde antropología, arqueología, psicología, sociología, historia y biología.

Una nota reciente de este tema La especie humana que me llamó la atención fue un artículo sobre los recursos marinos y el origen de la tradición culinaria en México del Doctor Bernardo Rodríguez Galicia, del Laboratorio de Paleozoología en el Instituto de Investigaciones Antropológicas-UNAM. Me sorprendió encontrar un artículo en el que nos relatan que por los restos de huesos encontrados en Teotihuacan, se puede saber que nuestros antepasados comían: tiburón, bagre, charal, robalo, sardina, mero, entre otro peces; que había dos rutas comerciales para traer los productos costeros al Valle y que se cocinaban de diversas maneras. Me gusta mucho la historia y me agradó encontrar información histórica en un sitio sobre el universo.

¿Cómo pudiéramos los profesores utilizar este sitio para favorecer aprendizajes en nuestros estudiantes? Creo que puede significar un medio para despertar el interés si lo usamos para introducir un tema, ligándolo a nuestro entorno general, presente o pasado. Quizás otra forma sería incitar a los estudiantes para que publiquen sus opiniones sobre los artículos consultados, y de esta forma, dialoguen con diversas personas y desarrollen sus competencias de comunicación escrita, de estructura de su pensamiento, de argumentación, etc. También puede ser el punto de partida para realizar indagaciones o el punto de amarre con la realidad que vivimos ahora o en el pasado.

Te invito para que explores este sitio e identifiques cómo relacionarlo con tu práctica docente. Estoy segura que vas a encontrar información muy interesante para tus temas.

13

02 2012

Una experiencia de aprendizaje cooperativo en línea

El pasado diciembre se celebró en la Universidad de Málaga el II Congreso Internacional sobre Uso y Buenas Prácticas con TIC. En una de las mesas de trabajo José Luis Serrano y Víctor González, profesores de la Universidad de Murcia, compartieron una práctica online en torno a la metodología del trabajo cooperativo.
Me gustaría empezar rescatando de su texto algo que muchas veces damos por sentado cuando ponemos a nuestros alumnos a trabajar juntos: “El trabajo cooperativo no se organiza espontáneamente, sino que conlleva protocolos de actuación que son responsabilidad del profesor o profesora y otros que corresponden al grupo de aprendizaje cooperativo.” Esto es, hay que poner las condiciones para que los alumnos aprendan a trabajar de esta manera, dicen:

Los objetivos de la actividad, la definición y las exigencias de las tareas, los criterios y el establecimiento de los grupos, el modo de evaluación de las competencias seleccionadas, hay que planificarlos, explicarlos a los estudiantes y reflexionar sobre los resultados.

En la práctica que comparten fueron cuidadosos en estudiar a sus alumnos para establecer grupos de trabajo que fueran heterogéneos. Para la tarea, parten de una conceptualización muy simple de este andamiaje que declaran deben proporcionar a los alumnos: Les presentan la tarea y la herramienta (Webquest) y, luego con la intención de “asegurarnos de que el trabajo cooperativo se realizase”, les dividen la tarea en actividades concretas, donde cada integrante es responsable de realizar una parte y el trabajo requiere todas las partes.
Aunque desde mi experiencia, este andamiaje podría aún enriquecerse (es muy parecido a lo que los alumnos ya hacen solos: dividirse la tarea entre ellos, haciendo cada uno una parte), lo más interesante del documento es la parte en la que recuperan la opinión de los alumnos respecto del tarea. José Luis Serrano y Víctor González declaran que para sus alumnos la metodología de trabajo cooperativo les gusta más que el trabajo individual:

El trabajo cooperativo, generalmente, provoca debate, y es interesante conocer diversos puntos de vista.
Es posible enriquecerse con las aportaciones de los compañeros y la tarea es más completa, dado que cada uno aporta un punto de vista y se analiza una mayor cantidad de información a nuestro alcance.
Podemos aprender unos de otros. Siempre pueden surgir ideas que uno solo no puede sacar.
Es necesario para el futuro laboral.

Esas expresiones de los alumnos me parecen muy interesantes, porque nos muestran lo que los alumnos valoran de este tipo de actividades.
Más allá de la valoración del trabajo cooperativo, los autores también nos cuentan que sus alumnos habían tenido anteriormente oportunidades de trabajo cooperativo, pero nunca en un curso virtual, por lo que también hay reflexiones al respecto. Los alumnos se centran en las problemáticas: por ejemplo, la complicación de la búsqueda de un horario común para trabajar, los problemas técnicos, e incluso hablan de que hay menos productividad que en el trabajo cooperativo presencial. Al respecto los autores rescatan como “una de las conclusiones más relevantes de nuestro estudio” el que “los alumnos participantes consideran que trabajar cooperativamente en red implica un mayor esfuerzo durante el proceso no viéndose reflejado en el producto final, aunque consideran más valiosos estos aprendizajes que los proporcionados por otras metodologías.”
Aprender a estudiar y a organizarse para tareas cooperativas de manera virtual no es sencillo para nuestros alumnos. Yo lo he vivido en carne propia. Creo que, así como estos autores rescatan la importancia de poner condiciones para que los alumnos puedan trabajar colaborativamente, los profesores virtuales también tenemos que generar estrategias y andamiajes para acompañar a nuestros alumnos a aprender a trabajar juntos de manera virtual. ¿Alguien tiene experiencias sobre esto último que nos pueda compartir?

—-
Serrano Sánchez, José Luis y González Calatayud, Víctor (2011). “Aprendiendo cooperativamente: una experiencia educativa en red”. Presentado en II Congreso Internacional Sobre Usos y Buenas Prácticas con TIC, Málaga. [fecha última visita: 30 enero 2011] http://es.scribd.com/doc/77003563/Aprendiendo-cooperativamente-una-experiencia-educativa-en-red
Les sugerimos ver el documento en pantalla completa.

II CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE USOS Y BUENAS PRÁCTICAS CON TIC
Málaga, diciembre 2011
http://congresotic.uma.es/

El congreso no ofrece en línea los textos de las ponencias y mesas (al menos no por lo pronto), por lo que agradecemos especialmente a José Luis Serrano Sánchez y Víctor González Calatayud, por publicar lo que compartieron y ayudar al desarrollo del conocimiento abierto.

02

02 2012

Competencias docentes y TIC

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;
mso-ansi-language:ES;
mso-fareast-language:EN-US;}

Después de un receso, retomamos nuestras publicaciones no sin antes desearles un excelente 2012.

____________

Hoy no se discute que la globalización y la modernización están creando un mundo cada vez más diverso e interconectado, que nos impulsa a desarrollar nuevas competencias. Me gusta como Tiscar (2011) reconociendo estos cambios, resalta la necesidad de cambiar la educación al escribir:

“En el marco de la Sociedad Red, caracterizada por un entorno de abundancia de información, de numerosas oportunidades para la interacción social y del aumento de dispositivos personales para la producción del conocimiento, se hace cada vez más difícil mantener los mismos sistemas formales de enseñanza estandarizada que fueros diseñados para un contexto sociohistórico propio de la industrialización”

Tenemos claro que los profesores no somos los únicos que enseñamos y el aula no es el único espacio privilegiado para el aprendizaje. Nos vemos sacudidos y haciéndonos muchas preguntas, entre ellas: ¿qué necesito aprender hoy para poder hacer frente y aprovechar lo que las TIC posibilitan?

Hay personas y colectivos que han venido construyendo respuestas. Revisarlas nos puede ofrecer un rumbo para discernir y orientar nuestros esfuerzos de desarrollo docente. A modo de ejemplo, menciono aquí de manera muy general el esquema que proponen los “Estándares UNESCO de competencia en TIC para docentes” que les invito a revisar (el documento lo desarrolla con mucho detalle)

A) Nociones básicas de TIC, que permitan al profesor seleccionar y utilizar métodos educativos apropiados, juegos, contenidos etc. para complementar objetivos curriculares, gestionar datos de la clase y apoyar el propio desarrollo profesional.
B) Profundización del conocimiento, que permita al docente gestionar información, estructurar tareas relativas a problemas e integrar software y aplicaciones específicas para ciertas materias así como utilizar recursos de la Red para ayudar a los estudiantes a colaborar, acceder a información, comunicarse con expertos para resolver problemas, supervisar proyectos y para contribuir a su propio desarrollo profesional.
C) Generación de conocimiento, que permita diseñar recursos y ambientes de aprendizaje utilizando TIC, apoyar la generación de conocimiento y habilidades de pensamiento crítico en los estudiantes, apoyar para el aprendizaje reflexivo; crear comunidades de conocimiento para estudiantes y colegas, crear e implementar una visión de la institución educativa como comunidad basada en la innovación y en el aprendizaje permanente enriquecidos con las TIC.

Por otra parte, estudiosos de la Sociedad-Red han resaltado la importancia de la competencia docente para diseñar estrategias que incorporen la cultura digital alrededor de ‘lo abierto’. Tiscar (2011) nos habla de que profesores y alumnos tomemos:

“la red como el nuevo ágora global de encuentro, discusión y participación en abierto”. Y expone: “capacitarles, acompañarles y visibilizarles en el desempeño de prácticas digitales debe ser uno de los objetivos principales de toda escuela del siglo XXI. Esto necesita de un uso intensivo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación), pero sobre todo de un ejercicio colectivo de los valores que componen la cultura digital, como son compartir información en abierto, reconocer los méritos del otro respetando sus contribuciones, aportar nuevas ideas a la inteligencia colectiva, participar en proyectos colaborativos, construir inteligencias digitales profesionales y ejercer un derecho a la comunicación responsable”

La transformación que apunta no se queda en el desarrollo en una serie de destrezas técnicas (que también se incluyen) sino de participar de una nueva cultura. Las formas de participación y colaboración habrá que irlas descubriendo, por lo pronto, tenemos una provocación de usar los medios digitales y la Red para conectarnos con otros, conversar experimentar. Esta práctica seguramente nos facilitará luego el imaginar caminos para invitar y a acompañar a nuestros alumnos a hacer lo mismo.

_________

UNESCO (2008) “Estándares de competencia en TIC para docentes” Disponible en formato digital en: http://www.eduteka.org/EstandaresDocentesUnesco.php [última visita:13 enero de 2012] Traducido por: Fundación Gabriel Piedrahita

El trabajo tiene licencia Creative Commons Attribution Non-Commercial Share Alike, que nos permite su uso libre siempre y cuando no sea comercial, y nos exige mantener la misma licencia si generamos productos derivados o que lo incluyan.

Documento en inglés descargable en: http://cst.unesco-ci.org/sites/projects/cst/default.aspx

Lara, Tiscar (2011) “Cultura Digital. Cómo reinventar la educación superior desde lo abierto”. Telos. Cuadernos de comunicación e innovación.España Jul/Sep 2011, revista num. 88
Disponible en formato digital en:
http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/DYC/TELOS/REVISTA/Dossier/DetalleArtculoTELOS_88TELOS_DOSSIERPV4/seccion=1266&idioma=es_ES&id=2011072809180001&activo=6.do [última visita:13 enero de 2012]

19

01 2012