Entradas etiquetadas ‘alumnos’

Las redes sociales, los alumnos y el aprendizaje, un estudio

Siempre nos preguntamos ¿qué pasa con nuestros alumnos y las tecnologías? Queremos entender su mundo, sus habilidades, sus percepciones. Es por ello que nos acercamos de diferentes maneras para estudiar al alumno hoy. Algunas instituciones lo hacen aproximándose a sus propios alumnos. Ya reseñamos un estudio sobre los alumnos, las redes sociales y la educación en una universidad española. El día de hoy nos acercamos a otro con foco similar, pero local: en el Centro Universitario de los Altos de la Universidad de Guadalajara hicieron un estudio para conocer los usos que dan los alumnos a las redes sociales en sus procesos de aprendizaje.

Islas Torres y Carranza Alcántar, en Uso de las redes sociales como estrategias de aprendizaje. ¿Transformación educativa?, nos ofrecen los resultados de una encuesta que levantaron con el ~20% de los alumnos de todas las carreras que ofrecen. En esta encuesta, entre otras cosas, buscaron saber sobre su uso de las redes sociales en general, su uso orientado al aprendizaje, así como sobre el empleo que sus docentes hacen de estas redes.

Respecto del uso en general encontraron que el 96% de sus alumnos usan las redes sociotécnicas, con 47% usándolas “siempre” (en el cotidiano, suponemos). Las redes sociales que más utilizan son Facebook, Youtube y Twitter.

A diferencia del estudio que habíamos reseñado anteriormente, en donde los alumnos no alcanzan a verse aprendiendo con las redes sociales, ellas encontraron que el 71% de los alumnos declaran que usan las redes sociales para actividades escolares y 45% por ciento, específicamente para estudiar. Las autoras rescatan dos concretos:

  • 59.3% platican con sus compañeros mediante mensajes o el chat sobre trabajos o tareas de clase
  • 54.4% publican enlaces a sitios referentes a materias o temas de investigación acordes con su carrera.


Sin embargo, cuando buscan cosas más específicas, encontraron que:

  • 77.8% nunca publican links a sitios colaborativos, como CmapTools, MindMeister, GoogleDocs o SkyDrive;
  • 75.3% nunca divulgan enlaces a videos elaborados por ellos mismos con temas referentes a sus asignaturas.


Cuando les preguntan a los alumnos sobre los beneficios y las desventajas respecto del uso de las redes sociales para aprender encontraron que:

  • los alumnos siempre encuentran lo que requieren para comunicarse a través del mismo sitio (67.7%)
  • les permiten comunicarse sin problemas de espacio o tiempo (75.1%)
  • y no necesitan conocimientos especializados para utilizarlas (71.1%).


Por otro lado, los alumnos dijeron también que:

  • cuando las utilizan siempre se distraen de las actividades escolares (41.4%)
  • casi siempre les dedican demasiado tiempo sin beneficio alguno (24.7%)
  • y consideran que no hay privacidad en su uso (26.2%).


En materia de lo que los profesores hacen con los sitios de redes sociales, los alumnos declaran que la mayoría no utiliza estas herramientas con fines de enseñanza, y aunque dicen que 46.6% de sus profesores casi siempre publican contenidos de la asignatura, dicen también que 69.6% nunca divulgan links a sitios colaborativos y 54% tampoco publican enlaces a libros electrónicos, artículos o tutoriales.

Sabemos por muchos estudios que los jóvenes se apropian de las herramientas sociotécnicas y las usan en sus vidas cotidianas, en donde se incluye -claramente- las necesidades que tienen para su aprendizaje. En este estudio vemos que esas necesidades son: comunicarse e informarse, por sobre todo. Las alternativas colaborativas y de expresión personal no aparecen fuerte en su mapa. La pregunta que a mí me generan los datos que nos ofrecen no es respecto del uso que hacen los profesores (aunque podríamos ser mejores modelos respecto de formas de aprender), si no sobre lo que el aprendizaje ES para los alumnos. Si con las redes sociotécnicas los alumnos van cada vez más tejiendo su vida cotidiana ¿por qué solo pueden dar cuenta de la comunicación y del informarse como tareas del aprender?

____
Islas Torres, C; Carranza Alcántar, MR. (2011) “Uso de las redes sociales como estrategias de aprendizaje ¿Transformación Educativa?” En Apertura, No. 15 Vol 3. No2. Octubre 2011 [http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/num15/1.html] [Fecha de última visita: 16 abril 2012]

Apertura. Revista de Innovación Educativa
http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/
Revista de divulgación científica e investigación especializada editada por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informativos del Sistema de Universidad Virtual.

19

04 2012

Una experiencia de aprendizaje cooperativo en línea

El pasado diciembre se celebró en la Universidad de Málaga el II Congreso Internacional sobre Uso y Buenas Prácticas con TIC. En una de las mesas de trabajo José Luis Serrano y Víctor González, profesores de la Universidad de Murcia, compartieron una práctica online en torno a la metodología del trabajo cooperativo.
Me gustaría empezar rescatando de su texto algo que muchas veces damos por sentado cuando ponemos a nuestros alumnos a trabajar juntos: “El trabajo cooperativo no se organiza espontáneamente, sino que conlleva protocolos de actuación que son responsabilidad del profesor o profesora y otros que corresponden al grupo de aprendizaje cooperativo.” Esto es, hay que poner las condiciones para que los alumnos aprendan a trabajar de esta manera, dicen:

Los objetivos de la actividad, la definición y las exigencias de las tareas, los criterios y el establecimiento de los grupos, el modo de evaluación de las competencias seleccionadas, hay que planificarlos, explicarlos a los estudiantes y reflexionar sobre los resultados.

En la práctica que comparten fueron cuidadosos en estudiar a sus alumnos para establecer grupos de trabajo que fueran heterogéneos. Para la tarea, parten de una conceptualización muy simple de este andamiaje que declaran deben proporcionar a los alumnos: Les presentan la tarea y la herramienta (Webquest) y, luego con la intención de “asegurarnos de que el trabajo cooperativo se realizase”, les dividen la tarea en actividades concretas, donde cada integrante es responsable de realizar una parte y el trabajo requiere todas las partes.
Aunque desde mi experiencia, este andamiaje podría aún enriquecerse (es muy parecido a lo que los alumnos ya hacen solos: dividirse la tarea entre ellos, haciendo cada uno una parte), lo más interesante del documento es la parte en la que recuperan la opinión de los alumnos respecto del tarea. José Luis Serrano y Víctor González declaran que para sus alumnos la metodología de trabajo cooperativo les gusta más que el trabajo individual:

El trabajo cooperativo, generalmente, provoca debate, y es interesante conocer diversos puntos de vista.
Es posible enriquecerse con las aportaciones de los compañeros y la tarea es más completa, dado que cada uno aporta un punto de vista y se analiza una mayor cantidad de información a nuestro alcance.
Podemos aprender unos de otros. Siempre pueden surgir ideas que uno solo no puede sacar.
Es necesario para el futuro laboral.

Esas expresiones de los alumnos me parecen muy interesantes, porque nos muestran lo que los alumnos valoran de este tipo de actividades.
Más allá de la valoración del trabajo cooperativo, los autores también nos cuentan que sus alumnos habían tenido anteriormente oportunidades de trabajo cooperativo, pero nunca en un curso virtual, por lo que también hay reflexiones al respecto. Los alumnos se centran en las problemáticas: por ejemplo, la complicación de la búsqueda de un horario común para trabajar, los problemas técnicos, e incluso hablan de que hay menos productividad que en el trabajo cooperativo presencial. Al respecto los autores rescatan como “una de las conclusiones más relevantes de nuestro estudio” el que “los alumnos participantes consideran que trabajar cooperativamente en red implica un mayor esfuerzo durante el proceso no viéndose reflejado en el producto final, aunque consideran más valiosos estos aprendizajes que los proporcionados por otras metodologías.”
Aprender a estudiar y a organizarse para tareas cooperativas de manera virtual no es sencillo para nuestros alumnos. Yo lo he vivido en carne propia. Creo que, así como estos autores rescatan la importancia de poner condiciones para que los alumnos puedan trabajar colaborativamente, los profesores virtuales también tenemos que generar estrategias y andamiajes para acompañar a nuestros alumnos a aprender a trabajar juntos de manera virtual. ¿Alguien tiene experiencias sobre esto último que nos pueda compartir?

—-
Serrano Sánchez, José Luis y González Calatayud, Víctor (2011). “Aprendiendo cooperativamente: una experiencia educativa en red”. Presentado en II Congreso Internacional Sobre Usos y Buenas Prácticas con TIC, Málaga. [fecha última visita: 30 enero 2011] http://es.scribd.com/doc/77003563/Aprendiendo-cooperativamente-una-experiencia-educativa-en-red
Les sugerimos ver el documento en pantalla completa.

II CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE USOS Y BUENAS PRÁCTICAS CON TIC
Málaga, diciembre 2011
http://congresotic.uma.es/

El congreso no ofrece en línea los textos de las ponencias y mesas (al menos no por lo pronto), por lo que agradecemos especialmente a José Luis Serrano Sánchez y Víctor González Calatayud, por publicar lo que compartieron y ayudar al desarrollo del conocimiento abierto.

02

02 2012

Qué dicen los alumnos sobre las redes sociales en la educación

Y los alumnos ¿creen que se pueden usar los sitios de redes sociales para aprender?

Para mí fue muy curioso encontrar en un curso con que mis alumnos tenían una tendencia a pensar que las redes sociales (tipo facebook) eran meramente espacios lúdicos y/o de pérdida de tiempo. Incluso tampoco se veían fácilmente a sí mismos aprendiendo con otros en redes sociotécnicas especializadas en sus campos (como slashdot, por ejemplo).

Es por ello que me llamó mucho la atención el artículo de Espuny Vidal et al, en el número de enero 2011 de la revista RUSC (que nos ofrece todo un monográfico sobre “El impacto de las redes sociales en la enseñanza y el aprendizaje”).

En ”Actitudes y expectativas del uso educativo de las redes sociales en los alumnos universitarios”, Cintia Espuny Vidal, y sus colegas nos ofrecen los resultados de una encuesta hecha a alumnos de la Universidad Rovira i Virgili, para conocer la perspectiva que tienen con respecto del uso de las redes sociales en el ámbito educativo. Partiendo y sustentando la idea de las posibilidades didácticas de los espacios sociales en la red, y con el fin de buscar posteriormente una aproximación didáctica para su uso, decidieron encuestar a sus alumnos de primer grado de su campus.

Al preguntarles sobre las siguientes redes sociotécnicas: Facebook, Twitter, MySpace, LiveSpaces, LinkedIn, eLearningSocial, Tuenti, Netlog, OdioAMiCompi, PatataBrava, XCulpture y Flickr, encontraron que la mayoría de los encuestados conocen y usan Facebook, seguido por Tuenti, MySpace y PatataBrava. Sin embargo, “Los datos acerca del uso pautado en una experiencia académica de las redes sociales por parte de los informantes en la muestra son rotundos: ninguno de ellos afirma haber utilizado las redes sociales académicamente a petición del profesorado.

En seguida les preguntaron a los alumnos sobre su percepción de la utilidad pedagógica de las redes: Aunque encontraron una correlación directa entre las redes más conocidas y a las que les atribuyeron mayores posibilidades pedagógicas, les suponen una utilidad relativamente baja.

Luego les ofrecieron una lista de posibilidades de las redes relacionadas y les pidieron que eligieran que consideraban las más didácticas. Encabezaron la lista, con el 13% cada una, el compartir documentos y fotografías. Luego seguía “fomentar la comunicación” con solo un 6%. Entre otras, compartir conocimientos entre usuarios les mereció un 5.2% de posibilidad didáctica.

Sus resultados son muy interesantes y de alguna manera son consistentes con la percepción de mis alumnos: a pesar relacionarse bien con las redes sociales, “las expectativas que los propios estudiantes tienen acerca del rendimiento académico de las redes sociales son sorprendentemente bajas.

En su discusión, nuestros autores plantean la relevancia que tiene la actitud de los usuarios ante un recurso en términos su uso y piensan que la actitud positiva de los alumnos hacia las redes sociales es una oportunidad. Consideran que es el hecho de que no hayan tenido jamás una experiencia en clase con ellas lo que limita su imaginario respecto de sus usos educativos, y reflexionan en torno al rol del profesor en el aula.

Mi propia reflexión respecto de sus resultados, apunta hacia repensarnos la educación, movernos de pensar desde una lógica de “rendimiento académico” y “didáctica” a una lógica de “aprendizaje”. Trabajar con los alumnos en el reconocimiento de sus formas naturales de aprender, trabajar con ellos para que aprendan a enriquecerlas y potenciarlas, hacerlo en la red. Entonces tendrá verdaderamente sentido pensar en redes de aprendizaje, y en sus instrumentos, las redes sociotécnicas en internet.

——-
ESPUNY, Cinta; GONZÁLEZ, Juan; LLEIXÀ, Mar; GISBERT, Mercè (2011). «Actitudes y expectativas del uso educativo de las redes sociales en los alumnos universitarios». En: «El impacto de las redes sociales en la enseñanza y el aprendizaje» [monográfico en línea]. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC). Vol. 8, n.º 1, págs. 171-185. UOC. [última visita: 31 marzo 2011] [http://www.uoc.edu/ojs/index.php/rusc/article/view/v8n1-espuny-gonzalez-lleixa-gisbert] ISSN 1698-580X

RUSC. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento.
Es una publicación electrónica impulsada por la Universitat Oberta de Catalunya.
http://www.uoc.edu/ojs/index.php/rusc/index
Los textos publicados en esta revista están sujetos –si no se indica lo contrario– a una licencia de Reconocimiento 3.0 España de Creative Commons.

09

06 2011