La Pizca. Elecciones históricas

Sí, históricas. Hace mucho tiempo que no se registraba un triunfo electoral para la presidencia de la república con 53% de los votos, poco más de 30 millones. Un triunfo que alienta la esperanza de un verdadero cambio, luego de 30 años de capitalismo salvaje y depredador, destructor de comunidades indígenas, generador de desempleo y mayor pobreza. Histórico también porque tendrá mayorías legislativas en la Cámara de Diputados, en la de Senadores y en 19 estados de la república, favorable a cambios constitucionales relevantes. 

Los partidos que firmaron el Pacto por México quedaron al filo de su desaparición. PRI, PAN y PRD están en procesos de reconstrucción luego de su estrepitosa derrota. El desafío para Morena es su construcción como partido político, en medio de una militancia variopinta, de políticos que militaron en los tres primeros.

Sigue vigente la iniciativa política del Concejo Indígena de Gobierno, impulsada por el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Una propuesta anticapitalista, antipatriarcal y anticolonialista que, ya desde ahora, denuncia que los megaproyectos prometidos, como el Tren Maya o el Corredor Transístmico destruirán comunidades indígenas. De ahí el valor de su condena: “Podrán cambiar el capataz, los mayordomos y caporales, pero el finquero seguirá siendo el mismo”. Momentos para prepararnos para la desilusión o, por el contrario, organizarnos desde abajo y a la izquierda.

DAVID VELASCO YÁÑEZ, SJ

Powered by WordPress. Designed by WooThemes