Tag Archives | Casas y albergues del migrante

Una mirada etnográfica a los Albergues y Casas de Migrantes [Segunda Parte]

Por Heriberto Vega Villaseñor, miembro del Programa de Migración donde colabora como asesor del  PAP que maneja este programa, así como apoya en el seguimiento a los jóvenes que participan en el escenario de migrantes del Voluntariado Universitario de Manos Solidarias y del proyecto de Estudio y atención a la migración en tránsito por México.

.:Parte II:.

Una media hora después del desayuno, la coordinadora solicitó algunos migrantes voluntarios para ir por comida, Wilmer, Marvin y Adonay se ofrecieron y salieron en la camioneta rumbo a una bodega de la Sedesol en donde les entregaron una dotación de alimentos varios, de ahí se fueron a una tienda de una cadena de supermercados donde les regalaron fruta y verdura ya madura que debía consumirse a la brevedad, también fueron a una carnicería donde les regalaban algunos retazos de huesos y de carne que muy bien servía para hacerles caldo a los migrantes y que pudieran comer algún trozo de carne. Hecho el recorrido regresaron al Albergue y ayudaron a acomodar los alimentos en la cocina.

Continue Reading →

0

Una mirada etnográfica a los Albergues y Casas de Migrantes [Primera Parte]

Por Heriberto Vega Villaseñor, miembro del Programa de Migración donde colabora como asesor del  PAP que maneja este programa, así como apoya en el seguimiento a los jóvenes que participan en el escenario de migrantes del Voluntariado Universitario de Manos Solidarias y del proyecto de Estudio y atención a la migración en tránsito por México.

Un relato introductorio

Para  adentrar al lector en la dinámica de la atención  a los migrantes en tránsito que organizaciones vinculadas de forma directa o indirecta a la Iglesia católica realizan a lo largo de la República Mexicana, se presenta el siguiente relato construido con base en observaciones del trabajo en las casas y de entrevistas realizadas a migrantes en tránsito.

.:Parte I:.

Ya llevaban dos días desde que salieron de Ocotepeque, habían cruzado con cierta facilidad la tierra de los guanacos, pero un grupo de maras les había quitado la tercera parte de aquellas lempiras que con tanta dificultad habían ahorrado en los últimos años,  pero, como ellos decían: “el señor Dios les  acompañaba en su viaje y él, por su infinita misericordia, los guiaría hasta la meta”. Por Guatemala había que cuidarse de algunos choferes que intentaban cobrarles de más, pero sobre todo de los policías que a la primera intentaban extorsionarlos.  Y  ahí estaban ahora a la orilla del río Suchiate, los tres amigos: Wilmer, Marvin y Adonay, unidos en esta aventura por el sueño americano, frente a la mayor pesadilla para cualquier migrante centroamericano: el territorio mexicano.

Continue Reading →

0

De migrantes a personas

Por Montserrat Narro Ibargüengoitia, estudiante de Relaciones Internacionales en el ITESO, ex voluntaria del Servicio Jesuita de Jóvenes Voluntarios, miembro de Más de 131 y #YoSoy132GDL

Saltillo, Coahuila, es uno de los últimos puntos en la ruta de los migrantes que pasa por el centro de México hacia los Estados Unidos.  Después de esta ciudad, está Monterrey y de ahí a la frontera de su elección: puede ser Reynosa, Nuevo Laredo o Matamoros.

La situación en estas fronteras ya no es lo que era antes, incluso Monterrey ha dejado de ser tan segura como lo pudo haber sido hace unos cuantos años. Es por eso que la  Casa del Migrante de Saltillo se convierte en el último punto de descanso antes de enfrentarse a la frontera.

Continue Reading →

0

Encuentro transformador de sujetos débiles. Una reflexión a partir de la atención humanitaria a los migrantes en tránsito

Por Heriberto Vega Villaseñor, miembro del Programa de Migración donde colabora como asesor del  PAP de Migración, y apoya en el seguimiento a los jóvenes que participan en el escenario de migrantes del Voluntariado Universitario de Manos Solidarias y del proyecto de Estudio y atención a la migración en tránsito por México.

La sensibilidad posmoderna parece gustar de expresiones que aluden a mínimos: se aplica a la ética, a la política, a las reglas en lo general. En consecuencia, se habla de sujetos débiles, sin duda en contraposición a sujetos “fuertes” como lo fueron quizá aquellos que hacia la segunda mitad del siglo pasado albergaban grandes ideales, y consideraban que había razones para pensar en proyectos firmes de bienestar a largo plazo. El sujeto débil, entonces, sería aquel que se mueve en los mínimos y que además se proyecta en plazos cortos apoyado en la provisionalidad del pensamiento y, quizá primordialmente, en lo “líquido” de los afectos; de ahí que prefiera, por ejemplo, una ética de mínimos. Es el ser humano posmoderno anclado solamente en el hoy y en lo efímero del instante, sin mayor preocupación por el mañana incierto.

Uno de esos sujetos débiles, en el sótano de la posmodernidad, es, ciertamente, el migrante, sobretodo en la situación de tránsito. La única diferencia  está en la forma como ha llegado a ese estado: en los últimos años, y de manera particular los centroamericanos en su paso por México, han dejado de ser sujeto derechos humanos y de la mínima garantía de seguridad. Ni siquiera una ética de mínimos parece aplicarse a estas personas que optan por estas travesías de vulnerabilidad. En efecto, para grupos de criminales y aún para un buen número de autoridades coludidas con ellos, el migrante en tránsito es visto sólo como objeto de lucro e incluso desechable.

Continue Reading →

0