Interés público

Las y los ciclistas construyen otro tipo de relaciones no capitalistas entre las personas y otro tipo de vínculos con la naturaleza

Por: Gerardo Pérez Viramontes, Investigador y Académico del CIFS

Palabras en la presentación de libro sobre Asia de Salva Rodríguez

En el CIFS-ITESO desde hace varios años, algunos de nosotros estamos abocados
a estudiar los conflictos sociales, con la intención de encontrar o generar
alternativas positivas para su manejo o transformación. Un ámbito en el que
decidimos investigar es el de la movilidad no-motorizada en Guadalajara. Quien
se mueve en bicicleta debe hacerse a la idea que va a entrar en conflicto con
automovilistas, choferes de transporte público, autoridades gubernamentales…

Al utilizar un medio de transporte no convencional (como lo es el automóvil) los
ciclistas construyen otro tipo de relaciones no capitalistas entre las personas y
otro tipo de vínculos con la naturaleza no depredadores, ni contaminantes.
En el contexto de esta investigación nos encontramos con GDLenBici, una
asociación civil que, además de organizar mensualmente un paseo ciclista para
todos por las calles de la ciudad, renta y mantiene en Santa Tere una casa para
ofrecer hospedaje barato a los cicloturistas que pasan por Guadalajara.

Salva Rodríguez estuvo en esta ciudad hace algún tiempo y a través de las
anécdotas que cuenta en su libro sobre África, nos muestra de qué manera la
solidaridad continúa siendo uno de los valores más importantes que aún existen
entre los seres humanos. Sea en una iglesia, en un parque o en una estación de
bomberos –nos dice Salva– «descubro, como me ocurrirá después una y otra vez,
que la gente de este mundo es mayoritariamente buena y que cuando tiene la
oportunidad de ayudar a alguien que lo necesita, no duda en hacerlo».

Esta tarde, estamos reunidos en la Casa Clavigero del ITESO para presentar el
segundo tomo de este «Viaje de cuento», donde Salva Rodríguez nos cuenta las
experiencias de su viaje en bicicleta por el continente asiático. A pesar de lo
maravilloso que le había resultado su contacto con los africanos, su mirada estaba
puesta en el Japón, a donde quería llegar para desvelar el sueño que desde niño
había fabricado sobre ese país.

Después de leer varios capítulos, una idea vinculada a lo que los académicos
denominan el Pensamiento Complejo no dejaba de repetirse en mi interior: ¡
TODO ESTÁ RELACIONADO CON TODO ! Igualmente, como un sonsonete que no
puedo eludirse, resonaba en mí la estrofa de esa canción en la que se afirma:
“Soy vecino de este mundo por un rato / y hoy coincide que también tú estás aquí
/ coincidencias tan extrañas de la vida / tantos siglos, tantos mundos, tanto
espacio… Y coincidir”.

Pero, ¿qué relación tiene el libro de Salva con esa canción de un autor tapatío o
con el principio teórico de la complejidad antes señalado? La respuesta es muy
sencilla: al ir pasando las páginas de “El viaje de cuento” en varios de sus pasajes
me sentí reflejado. Lo que Salva iba señalando es o ha sido parte de mi vida.
¿Tantos mundos? ¿Tanto espacio? ¿Y coincidir?

Por ejemplo. Cuando platica su paso por Egipto, comienzo a recordar “El
arquitecto de Tombuctú”, una novela que cuenta la vida de Es Saheli, el granadino
(paisano de Salva, pero del S. XIV) que escribe su propia Rihla, es decir, el relato
de su vida como caminante: su destierro de Granada y su viaje por El Cairo,
Damasco, Bagdad, Yemen y La Meca… (una novela recomendable).

El trayecto que hace en bicicleta por debajo del Canal de Suez, a pesar de estar
prohibido, en el que poco faltó para que Salva fuera arrollado por un camión cuyo
claxon no se parecía para nada al “bip-bip” del correcaminos de las caricaturas,
evocó en mí la tristeza que me produjo la instalación de una Bicicleta Blanca en
el paso a desnivel de 8 de julio y Washington donde perdió la vida un ciclista que
iba pasando por ahí.

La descripción que hace Salva de los árabes-sirios trae a mi memoria el recuerdo
de amigos de aquél país como Zaza, Alhasan, Anás, Maalik…; y a coincidir en la
percepción que tiene sobre ellos: «el pueblo árabe se desvive por ayudar, por
agradar, por hacer al forastero sentirse indudablemente bienvenido». «Una
gente muy divertida, los sirios siempre han sido mis árabes favoritos.»

Respecto de las mujeres afganas Salva nos dice: «La situación de la mujer en
Afganistán… es terrible», «la mujer no tiene derechos humanos porque no es
considerada humana», «la burka, es lo más suave de un país donde la mujer ha
perdido su condición de ser humano». Tales afirmaciones me llevan a
cuestionarme sobre la situación que viven las mujeres en México o en
Guadalajara… y como respuesta recuerdo el reciente caso de Gutiérrez de la Torre
en el DF y la forma como perdió la vida Imelda Virgen que se narra en el
documental Silencia en el que participaron alumnas del ITESO.

A lo largo de sus páginas Salva nos habla de sus encuentros con otros tantos
trotamundos. En un momento dado lo confunden con Álvaro, el bici clown, con
quien recorrió algunos kilómetros en su paso por la India. En otro momento,
comparte algunos días con Lorenzo Rojo, creo que en Japón. Los tres, españoles
(de Granada, Madrid y Vitoria respectivamente), he tenido el gusto de conocerlos
en la Casa Ciclista de Guadalajara. Tantos mundos, tanto espacio, ¿y coincidir?
Cuando señala el “desmadre” que hacen ciento de jóvenes de países ricos que
van a beber sin ninguna restricciones en algún lugar de Vietnam, me digo a mí
mismo: Salva ya es mexicano pues entiende a la perfección el sentido que le
damos aquí a ese sinónimo de caos y desorden: “es un desmadre”.

El cuestionamiento que le hace Sophia a Salva, en la página 205, me hace pensar
a mí mismo el tipo de relaciones que mantengo con los demás. Le dice Sophia:
«El contacto que tienes con la gente es de hola y adiós, lo cual te hace vivir
siempre en la maravilla […] tu viaje impresiona y propicia que la gente quiera
tratarte bien, quiera que te lleves un buen recuerdo de ellos […] Y tú, discúlpame
si te molesta, tienes una relación superficial con el mundo, estás siempre de paso
y no puedes profundizar en sentimientos de relaciones, ni de amistad, ni… ni de
amor».

El capítulo sobre Japón es quizá el más largo del libro, y no es para menos. Al salir
de África, la idea de llegar a Japón fue lo único que lo hizo no regresar a Nigeria,
Camboya o Tanzania. Al leer sobre la armonía que está instalada entre los
japoneses como forma de vida, me conecto con mis temas de estudio: paz, en
japonés, se nombra como Heiwa, Wahei, Chowa que el investigador para la paz
traduce como armonía; una armonía que a Salva lo saca de sus casillas culturales
forjadas en el carácter andaluz. Al mencionar la forma como lo llamaban sus
amigos (“Salva-San”) no puedo quitarme de la mente la serie televisión que
atrapó mi atención por allá en la década de 1980 (Shogun) y que no estaría nada
mal volver a ver. También me llama la atención que fue precisamente en Japón
donde surgió la idea de escribir “un viaje de cuento”, como una manera
sustentable de conseguir recursos para la travesía en “el galeón”. Al final del
capítulo me quedo pensando si el Magis ignaciano no tiene origen japonés por
lo que se dice en la página 294: «Cuando dos japoneses se cruzan trabajando, en
una escalera llevando sábanas u ordenando los zapatos de la entrada, se dicen
“Gambate kudasai!” (¡ Házlo con tu mejor esfuerzo !). Todo, absolutamente todo,
se hace en Japón con esta consigna: gambaru. Hagas lo que hagas, haz lo mejor
que puedas, desde el ejecutivo que trabaja en un banco hasta el niño que aprende
a usar los palillos para comer. Todo es gambaru.»

En distintos momentos Salva se refiere a sí mismo como “Garbancito” para
regañarse a sí mismo, para darse valor, para reflexionar sobre lo que ve y siente
(algo parecido a “Don Durito de la lacandona” del extinto Sub-comandante
Marcos). Al verlos escrito varias veces en el libro me preguntaba si se trataba de
un “Garbanzo de a libra” de la que se aclara: «cuando la expresión se le dice a
una persona, se refiere a que en algún momento hizo algo bueno, pero aún así,
no vale tanto o no es tan destacada en lo que hace.» Desde mi perspectiva, el
viaje de Salva es algo que vale la pena destacar (por eso estamos aquí para
celebrarlo), es bueno lo que nos dice que hizo (quién sabe si en la realidad así
sucedieron las cosas) pero, ¿por qué “Garbancito”? Ojalá nos aclares, amigo
Salva, de dónde salió el autoapodo.

Finalmente, en el libro “EL SOCIALISMO PUEDE LLEGAR SOLO EN BICICLETA” (Pág.
221) se señala: «La cultura dominante –el capitalismo de sobreproducción y
sobreconsumo– nos quiere conectados a los puntos de venta de mercancías… y a
los canales de comunicación a través de los cuales se nos induce a desear
mercancías y desconectados de todo lo demás. Pero si queremos tener alguna
opción de sobrevivir –y quizá vivir bien– en el planeta Tierra, necesitamos
vitalmente estar conectados con la red de la vida que nos proporciona sustento,
y con los contextos sociales dentro de los cuales podemos llegar a ser humanos».
Con su vida narrada en estos cuentos, Salva nos enseña a vivir de otra manera, a
esforzarnos por consolidar otro tipo de relaciones, a mantener otro tipo de
encuentros con los demás. «Bañarse en un lago esmeralda, coronar un paso de
montaña contra una ventisca, acampar en un lugar tan solitario que ni el silencio
parece existir, el reencuentro con un amigo…, ahí es donde estoy habituado a
recibir mi recompensa.» –nos dice en la página 292.

Tan solo una crítica, esperando sea constructiva: faltan algunas fechas para
enmarcar mejor los acontecimientos, por ejemplo en tu paso por Afganistán.
¡ Muchas gracias !

Te invitamos a conocer más del CIFS: cifs.iteso.mx

En nuestras redes: Twitter: @cifs_iteso Facebook: CIFSITESO

 

0

Las resistencias sociales de la Comisión Popular Pro-defensa del Agua, frente a proyectos autoritarios de explotación hidrológica

Por  Ma. Angélica Ramos Gómez, miembro del Comité Agua y Vida, Santa Cruz de las Flores, Tlajomulco, A.C.

Somos memoria que ilumina nuestros pasos.
Pasos acompasados
por los sonidos,
del agua,
del viento,
los árboles,
los pájaros,
los peces,
las mariposas.

Los rostros de los nuestros,
certeza fecunda en imaginar mañanas
Nuestra tierra firme… que sepultara algún día nuestros huesos.

Ma. Angélica Ramos Gómez

Nuestra historia de resistencia

Nos llena de indignación, cuando vemos a nuestro paso, un territorio hecho pedazos, en esa ambición enloquecida de los dueños del dinero en robarnos nuestros suelos que fueron lugares de vida y que alimentaban nuestros acuíferos.

A cada paso, nos encontramos con vida despedazada en nuestros entornos naturales.

eco1

Nuestros arroyos y ojos de agua han enfermado y casi todos han muerto.

Selvas y bosques con quemas intencionadas, por la prisa delirante de los corporativos inmobiliarios en “ganar dinero”.

Ahora miramos nuestros sembradíos, cerros y manantiales; carcomidos y enterrados por los bloques de cemento y por grandes plastas de lámina que entristecen nuestros campos impidiendo que el agua siga su ciclo de vida.

Continue Reading →

0

La migración es hermosa

Por Beatríz Cumplido Gutiérrez, estudiante de Relaciones Internacionales. Actualmente es becaria del proyecto “Historia Fiscal en México”, del departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos del ITESO.

Dice Ortega y Gasset que “yo soy yo y mis circunstancias”. Cada uno de nosotros tiene una historia que nos conforma como lo que somos: seres humanos. Un migrante no es una “cosa”, no es un “enemigo”, no es un “intruso”, no es un “delincuente”. Antes que nada, un migrante es una persona, que piensa, que siente, que vive, que expresa, que goza, que sufre; pero sobre todo, es una persona que tiene una historia. Ese es el mensaje principal que el video nos transmite.

Se sabe que Estados Unidos es el país número uno en los destinos migratorios del mundo. Cada año, cientos de miles de humanos abandonan sus hogares, sus familias y su tierra para buscar en este país un futuro distinto; uno, con suerte, mejor. La mayor parte de este flujo migratorio está conformada por los mexicanos, en una relación muy compleja, que va más allá del simple capricho del “american dream”.

Continue Reading →

0

El ITESO se suma a la campaña ¡Por un mundo sin armas!

Por Alonso Garibay,  es egresado de la carrera de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad del Valle de Atemajac, trabaja actualmente para Amnistía Internacional México.

“Sé que mi firma es un granito de arena para presionar a los líderes mundiales” dijo Diego Solís, estudiante del ITESO, invitando a las personas que no conocen la problemática, a que se solidaricen, se animen y participen en la campaña No Más Armas de Amnistía Internacional.

En la ciberacción emitida por la organización menciona que “cada minuto muere una persona víctima de la violencia armada, 500,000 personas al año. La mayoría de estas víctimas son jóvenes. Las mujeres y niños sufren la violencia de las armas de fuego, utilizadas para cometer violencia sexual, secuestros u otros graves abusos”. El movimiento internacional nos invita a formar parte de esta campaña, puesto que “ahora tenemos una oportunidad histórica para controlar el comercio de armas ya que en marzo culminarán las negociaciones para un tratado sobre comercio de Armas. Este tratado tiene muchos enemigos, tantos que en julio de 2012 Estados Unidos lo bloqueó”. [Más información AQUÍ].

Continue Reading →

0

De la boca a la calle: Ciclismo urbano con perspectiva de género.

 

Por Efraín Tzuc Salinas, egresado de la capacitación en Agroecología de la escuela de Agroecología de Maní “U yíits ka’an” y desde hace año y medio colabora con el colectivo de ciclismo urbano de Mérida Ciclo Turixes.  Se interesa por la movilidad sustentable, la perspectiva de género, la diversidad sexual, el desarrollo rural y la agroecología.

Las calles son los escenarios de interacción social por excelencia, ahí compartimos un espacio público sin conocernos. También en ellas se presentan los síntomas de las enfermedades que aquejan a nuestras ciudades, a nosotrxs [1] , según su grado de violencia

Frecuentemente olvidamos que las calles no sólo son caminos que nos llevan de un punto al otro, sino también espacios que nos pertenecen y sobre los que tenemos derechos que deben ser ejercidos responsable y respetuosamente. Sin embargo, las ciudades se siguen construyendo para garantizar la accesibilidad de los automóviles, no de las personas.

Por otro lado, las mujeres siguen viviendo realidades contrastantes de violencia que se presenta desde la inequidad en salarios del mismo nivel entre mujeres y hombres y la práctica diaria de un lenguaje androcentrista, hasta el abuso sexual y feminicidios.

Continue Reading →

0

Campaña por la noviolencia No +

image

1.  La estrategia seguida por el Gobierno federal para enfrentar a la delincuencia organizada, principalísimamente el encabezado por el expresidente Calderón, pero también el de Peña Nieto que no ha modificado un ápice las cosas- ha provocado ya 70 mil o más muertos, 25 mil o más desaparecidos, 160 mil o más desplazados. En nuestra historia como país ninguna acción del Estado, deliberada y consciente, ha generado un clima de violencia tan atroz, un entorno de miedo tan extendido.

Consideramos un deber ético el que los programas y dependencias dedicados a la promoción de los derechos humanos en las universidades confiadas a la Compañía de Jesús en México, digamos y hagamos algo respecto de esta tragedia, respecto de esta –como dice Javier Sicilia- emergencia nacional. Estamos convencidos de que no podemos ni debemos ser testigos mudos, expectantes, atemorizados, del modo en que la delincuencia y la fuerza pública se matan y se coluden, mientras a nosotros nos matan, nos extorsionan, nos secuestran y nos despojan…

Digamos ¡Basta! Un ¡basta! que, por supuesto, no detendrá nada como por arte de magia, pero que fijará nuestra postura. Un ¡Basta! que fijará nuestra “frontera moral”. Uno que dirá, en voz alta y clara, qué NO QUEREMOS MÁS.

Un ¡basta! moral que dé testimonio.

Continue Reading →

0

Asamblea Más de 131

Por Asamblea Más de 131 Iteso del movimiento #Yosoy132

276433_172038296264831_938766245_nMás de 131 ITESO es una asamblea universitaria del movimiento #YoSoy132 en su capítulo Guadalajara. Desde agosto del 2012, esta asamblea, junto con Más de 131 Ibero, decidió conformar una red dentro del Sistema Universitario Jesuita, por lo que hemos realizado encuentros en diferentes puntos: en el primero ITESO fue anfitrión, después le tocó recibirnos a Ibero Puebla y finalmente a la universidad Loyola, en Acapulco, los días 2, 3 y 4 de febrero de este año.

En los dos encuentros anteriores se buscó expresar y articular la agenda de trabajo que cada asamblea universitaria ya tenía en marcha, así como planear los proyectos futuros dentro de la opción de conjugarlos en uno solo: “Sentimientos de la Nación”. Fue notablemente distinta la dinámica en este último encuentro:

Acapulco fue el espacio para hacer conciencia del camino que llevamos construido y la posición en la que nos encontramos hoy. Con el antecedente del 1ero de Diciembre (1Dmx), muchos replanteamos nuestra participación en el movimiento luego de haber presenciado los disturbios que dieron la bienvenida a un nuevo sexenio. La represión ocurrida avisó, tal vez a manera de presagio, el regreso de fuerzas políticas que amenazan a quien ejerce su derecho a manifestarse. Dada la situación de incertidumbre, las asambleas de nuestras universidades hermanas nos encontramos para fortalecer los lazos, reconocernos y convivir.

Continue Reading →

0

Migración bajo la lupa de una mirada experta

Por Óscar Limón, es estudiante en Relaciones Internacionales. Forma parte del PAP Migración en Jalisco y es becario, desde hace 7 meses, en el Programa de Asuntos Migratorios en el Centro de Investigación y Formación Social del ITESO.

Es cada vez más evidente el papel tan importante que la academia ejerce sobre las políticas públicas de los diversos gobiernos. Esto conlleva una responsabilidad de presentar, a través de un análisis serio y objetivo, la realidad migratoria. Esta es una de las razones por las que se han creado redes de estudiosos, miembros de las organizaciones de la sociedad civil y analistas en un intento por mostrar la riqueza y diversidad de la temática, abordando el tema desde diferentes perspectivas.

En esta línea la red Migrantólogos, “es una red de estudiosos, analistas y activistas, cuyo eje de trabajo es el proceso migratorio internacional”[1]  y que tienen su sede en el Instituto Mora, de la ciudad de México. En su página de internet, se encuentra una sección centrada principalmente en dar difusión de artículos, actividades y eventos en torno al tema.

Continue Reading →

0

En el sur de Jalisco la economía va de la mano con la solidaridad

 

Por Alejandro Rodríguez, estudiante de Administración Financiera, y Alejandro Patiño, egresado de Contaduría Pública. Ambos participaron en el PAP Interdisciplinar para el Desarrollo Regional del Sur de Jalisco fase II en Otoño 2012, donde aún continúan colaborando. Ambos están interesados en alternativas de desarrollo sustentable.

Podemos resumir nuestro trabajo realizado en la región del sur de Jalisco hablando de un solo concepto: economía solidaria. La experiencia nos dice que es una manera más equitativa y responsable de administrar los recursos para producir algún bien o dar un servicio, preservando la dignidad e integridad de quienes están involucrados en el proyecto así como el entorno en el que se trabaja.

Los Alejandros, Memo, ManuelNosotros [los Alejandros], desde el inicio de nuestro PAP Construcción de ciudadanía y desarrollo alternativo en diversos municipios del sur de Jalisco, en enero 2012, teníamos en mente realizar un trabajo atípico a lo que nuestras carreras por lo general ofrecen en otros proyectos. Obviamente buscábamos aplicar nuestros saberes profesionales, pero no el entorno convencional de la pequeña o gran empresa en la que el objetivo final es “sólo incrementar las utilidades”, por ello, desde enero hasta diciembre del año pasado tuvimos una experiencia que como lo han hecho muchos, cambió el rumbo de nuestra vida profesional.

Continue Reading →

0

El Sur: donde se come, bebe y respira resistencia

Por Sandra Alvarado, estudiante de Ciencias de la Educación, integrante del programa de Derechos Humanos y Paz ITESO.

“No a la muerte ni a la guerra, sí a la vida, a la Paz, a la Justicia integral y verdadera;

y a la lucha No violenta por la trasformación social”.

Organización Sociedad Civil de las Abejas de Acteal, Chiapas.

 

549934_10152437043405790_864160777_nDel 6  al 19 de Enero 2013 se llevó a cabo la Brigada a Chiapas 2012-2013, conformada por 37 alumnos ITESO de distintas carreras. Estuvimos dos días en San Cristóbal de las Casas, para tomar un taller en contextualización en el Centro de Derechos Humanos San Fray Bartolomé de las Casas y otro sobre PAZ impartido por la Comisión de Apoyo a la Unidad y Reconciliación Comunitaria [CORECO A.C.]

Al subir a Acteal llegamos con la mesa directiva de la Sociedad Civil las Abejas, un movimiento social pacifista para el respeto de los derechos indígenas. Este 2012 cumplieron 20 años de lucha y 15 años de Impunidad del desafortunado caso de la Matanza de Acteal.
Una de las muchas cosas que me parecen congruentes de ellos, es que Las Abejas no aceptan ayuda ni nada que tenga que ver con el gobierno.

Continue Reading →

1