Casa Prieto López

por. Diego Rodríguez Armida – @diegoroarmida

Fuente: http://fugarquitectura.com/fuga/2014/09/29/casa-prieto-lopez/


Existen eventos, situaciones, actividades, proyectos e ideas que no podemos evitar, ni como personas, ni como sociedad, pero este no es el caso del acontecimiento del que me gustaría enterar – a todo aquél que aún no lo esté – y concientizar – a todos los que como yo, estábamos enterados desde un principio y no hicimos nada. Con el pretexto de haber encontrado alteraciones al proyecto original y fallas en el jardín de la casa Prieto López, una de las obras más notables del arquitecto Luis Barragán y por tanto de la arquitectura mexicana, el propietario actual emprendió hace unos meses una obra de “recuperación”.

Pocos ó ningún medio de arquitectura está enterado con exactitud de lo que ahí sucede el día de hoy, y por ende tampoco lo está el gremio arquitectónico nacional ó la sociedad en general. Incluso aquellos que transitan diariamente por la avenida De las Fuentes en Jardines del Pedregal, en la Ciudad de México, se preguntaron qué sucedía ahí; y en ellos, en todos los que sabíamos que algo pasaba, teníamos en la mente – al menos como una esperanza – que las modificaciones serían mínimas, y se respetarían los ideales del arquitecto Luis Barragán.

La casa Prieto López es un inmueble que por su tamaño y localización tiene un valor monetario muy alto (+/- $60,000,000.00MXN), lo que hacía pensar que aquél que la comprara atendería a las reglas éticas que implica el ser propietario del patrimonio cultural de una nación; que se tendría respeto de las líneas con las que se proyectó esta casa, y no verla como un ente sin identidad, que pudiese ser modificado al gusto y no-gusto de quien la posee. Existen varios artículos rondando por la red que explican las supuestas intenciones del nuevo dueño, que según algunas fuentes, aunque desconozco si los datos que mencionan son verídicos, es también propietario de una importante cadena de taquerías en México, aunque eso no es lo importante, lo importante es saber que estas son las acciones que están acabando con el patrimonio mexicano del siglo XX, y es necesario señalarlas y debatirlas.

Prieto1

Estado del acceso a la Casa Prieto López previo a las obras de restauración.

Prieto2

Estado actual del acceso a la Casa Prieto López, posterior a las obras de restauración

Lo cierto es que la desmedida “recuperación” de este inmueble es un claro ejemplo de todo eso que no debería estar permitido hacer, pues la poco acertada ampliación de la barda (ya que ni siquiera fueron cuidados para escoger una piedra parecida al basamento original), los trabajos de demolición de material volcánico y extracción de vegetación del jardín (esto lo sé porque implementaron un acceso temporal de la calle al jardín para sacar los restos, acceso que después “parcharon” pues por coloquial que suene el término, creo que es difícil describirlo de distinta manera), la demolición del pórtico de acceso principal, el retiro de buganvilia de acceso vehicular, y entre otras acciones, sólo muestran que en la actualidad la importancia que la arquitectura tiene para las autoridades es nula.

No sé quién es el responsable, o quién fue el que permitió ó se “hizo de la vista gorda” en este caso, pero si sé que nosotros (sobre todo los arquitectos, jóvenes y estudiantes de las artes y el diseño) hemos sido responsables, debido a la falta de protesta y estructuras de protección patrimonial, de la destrucción de muchas joyas arquitectónicas y de la creación de nuevos adefesios en la colonia Jardines del Pedregal, o en otras zonas de la Ciudad de México. Hoy lo cierto es que habrá cambios en esta casa que no podrán deshacerse, es cierto que la Casa Prieto López perderá esencia y sentido, pero ante todo esto, me conformo con que por lo menos alcemos la voz.


Diego es tesista en el Taller Max Cetto de la Facultad de Arquitectura UNAM

Muere Salvador Díaz-Berrio, pionero de la restauración en México

Fue autor de más de 50 libros y textos fundamentales para la profesión, experto internacional de la UNESCO, delegado del ICCROM Internacional (Centro Internacional de Estudios para la Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

La Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” (ENCRYM) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó hoy sobre la muerte del doctor Salvador Díaz-Berrio Fernández (1940-2013), pionero de la restauración de monumentos en México.

Díaz Berrio fue académico fundador de la Maestría en Arquitectura con Especialidad en Restauración de Monumentos de la ENCRYM, donde mantenía su cátedra de Teoría de la Restauración. También formaba parte del Comité Científico del Segundo Congreso Internacional de Arquitectura y Urbanismo Militar, que se celebrará próximamente en las instalaciones de esa escuela.

El teórico de la restauración fue maestro de muchas generaciones de restauradores de bienes inmuebles y docente, además de la ENCRyM, de los principales posgrados de formación de restauradores en México, entre ellos el Centro Latinoamericano de Conservación UNESCO INAH México (antecedente de la maestría de la ENCRyM), las facultades de Arquitectura de la Universidad de Guanajuato, la UNAM, la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, la Universidad Autónoma de Colima, y la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Xochimilco y Azcapotzalco.

En un comunicado, el INAH destacó su constante actividad en buena parte de las declaratorias de zonas de monumentos históricos, así como el desarrollo de los expedientes para el reconocimiento de ciudades históricas mexicanas como Patrimonio de la Humanidad. “En su trayectoria profesional dentro del INAH fue funcionario siempre activo en el estudio y en el diseño de las políticas institucionales”, señala el comunicado.

Fue autor de más de 50 libros y textos fundamentales para la profesión, experto internacional de la UNESCO, delegado del ICCROM Internacional (Centro Internacional de Estudios para la Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Además de que en 1986 obtuvo el Premio Francisco de la Maza del INAH.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/cultura/2013/salvador-diaz-berrio-muerte-restaurador-958405.html

Concurso Internacional: Ampliación del Teatro Colón de Bogotá, Colombia [ArchDailyMEX]

En el marco del Plan Nacional de Recuperación de Centros Históricos, el Ministerio de Cultura de Colombia ha contemplado dentro de su Planes de Acción 2012 y 2013, el desarrollo de un concurso público internacional a dos rondas de anteproyectoarquitectónico para el diseño de la ampliación del teatro de Cristóbal Colón de Bogotá, declarado Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional.

La Sociedad Colombiana de Arquitectos, espera una masiva participación de los arquitectos nacionales y motiva la inscripción de firmas internacionales, fieles a la concepción original del Teatro, con el firme propósito de obtener un número plural de alternativas de alto contenido y calidad arquitectónica que den solución definitiva a la necesidad planteada con los presentes requisitos.

Para la recuperación del teatro  Cristóbal Colón de Bogotá se ha propuesto una intervención en tres etapas o fases:

Primera Etapa – Restauración: se centró en la restauración del auditorio y de otras zonas del público, introduciéndose también actualizaciones y modificaciones en algunos espacios, incluido el escenario.

Segunda etapa – Modernización: está en proceso de ejecución y aborda el compromiso y la deuda histórica que el Estado tenía con el Teatro, y es el que tiene que ver con la dotación de un escenario y los espacios adicionales propios de esta función, esta etapa se encuentra en ejecución, plantea modernizar y acondicionar el escenario dentro del predio actual del Teatro.  Es fundamental tener en cuenta la importancia de articular la intervención que se lleva a cabo en la etapa 2 con el concurso de diseño arquitectónico que orientará la etapa 3.

Tercera Etapa – Ampliación: el objeto del presente concurso es obtener como producto final el diseño arquitectónico y todos los demás estudios técnicos, tendientes a dotar al Ministerio de Cultura de Colombia de un entregable definitivo que permita en el corto plazo iniciar la construcción de la tercera fase.   En este sentido, el Ministerio de Cultura de Colombia, hace reconocimiento, una vez más, de la capacidad de convocatoria y destaca el procedimiento utilizado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos como un instrumento que propende por la pluralidad y la transparencia con altos estándares de calidad en la selección de las ofertas.

Más información en el sitio web de la Sociedad de Arquitectos de Colombia.

El criterio de “salvar la primera crujía”


Siguen las posiciones encontradas entre el desarrollo económico y comercial de la ciudad y la conservación del patrimonio cultural edificado. Ahora, la restauradora Mónica del Arenal denuncia las acciones para demoler el inmueble ubicado en el número 1119 de la Avenida Guadalupe y adecuarlo a lo que será un negocio de materiales de oficina.

Esta promotora de la conservación y restauración del patrimonio cultural edificado que queda en la ciudad señala que el inmueble referido data de 1949, fue proyectado por Guillermo Blanco Morán y en él vivió el ingeniero Elías González Chávez. Afirma también que es una de las primeras fincas de Chapalita Ciudad Jardín, lo que le confiere la categoría de “Inmueble Artístico Relevante” y hace que el nivel máximo de intervención sea el de “Conservación y Restauración”.

“Lamentablemente, parecería que el patrimonio que ‘se está salvando’ está dictado por el interés inmobiliario. Los promotores son los que deciden hasta dónde pueden intervenir en las fincas y el criterio de ‘salvar la primera crujía’ o ‘rescatar la fachada’ es lo máximo que nuestros funcionarios pueden lograr con enormes trabajos”, critica Mónica del Arenal.

Ver mapa más grande

Por su parte, Miguel Aldana, un vecino de la zona, tiene sus reservas sobre el proyecto. “Más que por la intervención que se le haga a la casa –dice–, el asunto es que este tipo de negocios pueden cambiar la dinámica de la zona, que es muy calmada”.

Guadalajara. Ignacio Dávalos Milenio.