El criterio de “salvar la primera crujía”


Siguen las posiciones encontradas entre el desarrollo económico y comercial de la ciudad y la conservación del patrimonio cultural edificado. Ahora, la restauradora Mónica del Arenal denuncia las acciones para demoler el inmueble ubicado en el número 1119 de la Avenida Guadalupe y adecuarlo a lo que será un negocio de materiales de oficina.

Esta promotora de la conservación y restauración del patrimonio cultural edificado que queda en la ciudad señala que el inmueble referido data de 1949, fue proyectado por Guillermo Blanco Morán y en él vivió el ingeniero Elías González Chávez. Afirma también que es una de las primeras fincas de Chapalita Ciudad Jardín, lo que le confiere la categoría de “Inmueble Artístico Relevante” y hace que el nivel máximo de intervención sea el de “Conservación y Restauración”.

“Lamentablemente, parecería que el patrimonio que ‘se está salvando’ está dictado por el interés inmobiliario. Los promotores son los que deciden hasta dónde pueden intervenir en las fincas y el criterio de ‘salvar la primera crujía’ o ‘rescatar la fachada’ es lo máximo que nuestros funcionarios pueden lograr con enormes trabajos”, critica Mónica del Arenal.

Ver mapa más grande

Por su parte, Miguel Aldana, un vecino de la zona, tiene sus reservas sobre el proyecto. “Más que por la intervención que se le haga a la casa –dice–, el asunto es que este tipo de negocios pueden cambiar la dinámica de la zona, que es muy calmada”.

Guadalajara. Ignacio Dávalos Milenio.