La ciudad y el jardín: requerimiento absoluto

Por :Juan Palomar

Hay una sentencia de Luis Barragán que, en su sencillez, implica todo un programa para la arquitectura y las ciudades. Dice así: “Hay que hacer que las casas sean jardines y los jardines casas.” Por supuesto que la idea va mucho más allá del ámbito meramente doméstico, pero parte de allí, de la casa como célula básica de una ciudad.

La hermandad entre habitación y naturaleza viene de lo más profundo del devenir humano. En la medida en que el hombre logró establecer condiciones para procurarse una morada cada vez menos rudimentaria pudo éste diferenciar su entorno y sus límites. Sin embargo, la memoria común a toda la especie de haber sido en un principio una parte integral del contexto natural, aprendiendo a alimentarse de animales y vegetales, amparada por la espesura de los árboles o por las cuevas, permanece en el fondo de la herencia humana.

Mezcla de gozo y precariedad, la primitiva estancia en la relativa intemperie y su gradual domesticación arraigó un sentimiento de una arcadia indisolublemente ligada a la esencia de la vida. De allí desciende, tal vez, la persistente inclinación de buena parte de los habitantes terrenales por amistar y procurar la naturaleza.

Las ciudades, en un principio, declararon su tajante separación de lo natural. Sin embargo, ya desde los babilonios y los persas hay constancia de la ordenada introducción de los jardines (naturaleza domesticada) en sus entornos. La milenaria tradición mediterránea de cultivar jardines –de la que somos herederos y copartícipes- junto con los antecedentes precolombinos en este aspecto, desembocó en México en una inveterada costumbre por acercar el dominio doméstico al natural a través de la presencia vegetal. Cualquier humilde jacal de nuestros campos, desde tiempos inmemoriales, se completa con el esmerado cultivo de huertas y plantas diversas. No se diga en las antiguas casas urbanas, humildes u holgadas, en las que la profusión vegetal estaba casi siempre presente en patios y corredores.

Las generaciones de arquitectos modernos del medio siglo anterior rompieron, sin mayor conciencia, esta línea genética. Basta ver, en gran parte de los casos, los “jardines” que proponían en sus obras. El espejismo de la era de la funcionalidad y de las máquinas tendió a dejar de lado semejantes preocupaciones. Esta desdichada tara llega con frecuencia a las hechuras más o menos arquitectónicas de nuestros días. Afortunadamente sin enterarse de modas y amaneramientos “de arquitecto”, las clases populares, hasta el día de hoy, cultivan y gozan sus plantas, como se hace evidente en cualquier recorrido por sus barrios.

Guadalajara es una ciudad cuyo benévolo clima ha propiciado una generosa presencia vegetal. En la época actual, este componente indisoluble del entorno urbano es absolutamente indispensable para combatir la grave contaminación en todos los órdenes. Pero es aún más indispensable para proveer otro componente esencial para las ciudades: la belleza. Esa que da serenidad, contemplación y gozo.

Quien de veras quiera ser arquitecto y hacer verdadera arquitectura tendrá, por fuerza y para su ventura, que ser también jardinero. Así, otro gallo cantaría en tantas intervenciones construidas, lastimosamente huérfanas de genuinos jardines.

En nuestro medio humano y climatológico, las casas, todas, debieran ser jardines –adecuados a sus características físicas. (Las azoteas urbanas son en muchísimos casos una gran oportunidad para ello. Y los patios y balcones…) Y la ciudad debiera ser un gran jardín de jardines en construcciones sensatas que sepan utilizar la enorme bondad vegetal de la naturaleza.

El arte de maquilar a proposito de la imagen urbana y el espacio público

Fuente: http://www.portavoz.tv/2014/12/16/el-arte-de-maquilar/

Por Marcos Betanzos

Este fin de semana, autoridades del Municipio de Chimalhuacán hicieron entrega a su comunidad de la escultura monumental denominada Guerreo Chimalli. La autoría, a cargo de Sebastián (Enrique Carbajal), ha comenzado a circular en notas periodísticas, exaltando en todas ellas una serie de números propios de la megalomanía que se le ha asociado al escultor chihuahuense y de la línea más estricta del comunicado de prensa del gobierno municipal: la obra alcanza los 60 metros de altura; pesa 870 toneladas –es la más grande que el autor ha realizado-; promete ser el nuevo icono del municipio mexiquense; cuenta con una cimentación de 65 pilotes hincados a 28 metros de profundidad y una base de concreto a 10 metros de altura, bla, bla, bla… En una de esas no vacilarían en presumir que es la más horrenda de la colección, la fealdad nunca antes esculpida, pero cierto recato aún no les permite hacerlo. Es curioso que tampoco les permita presumir cuánto costó y quién o cómo se paga una obra así.

Ante la gran opacidad que vivimos y que colma el universo de la obra pública en nuestro país, Sebastián, a través de su fundación, se ha erigido como la mano benefactora que lleva la cultura y el arte a cada municipio de este país, a cada pueblo, porque como se sabe, no hay ciudad que merezca el título sin que tenga una obra de Sebastián en una plaza pública o edificio de gobierno. Él logró que la escultura sea un objeto de primera necesidad pero a la fuerza, nadie se salva de ver por aquí y por allá, las casi 200 obras que ha realizado y a esto habrá que sumarle las conmemorativas –y también puestas a venta- representaciones a escala que “engalanan” un sinfín de oficinas de funcionarios públicos. “Todos los gobernadores, alcaldes y políticos de México le encargan a Sebastián… Los políticos se sienten seguros financiando sus esculturas porque son famosas. ¿Que por qué son famosas? Porque las compran los políticos.” Afirma Guillermo Sheridan.

Vale la pena preguntar, ¿cuánto nos cuesta tal despliegue escultórico que con mayor frecuencia nos hace encontrarnos con estructuras figurativas en rojo, verde, amarillo, correspondencia curiosa con los partidos políticos que gobiernan las sedes de sus obras?, ¿cuánto nos cuesta que el instrumento para hacerse de más pedestales municipales para erigir esos monumentos abstractos sea la donación?, ¿Y la donación como instrumento NO sujeto a revisión obliga a ignorar quién y cómo se contrata la construcción y el mantenimiento de esas monumentales obras?, ¿este mecanismo es ilegal o simplemente incorrecto?

Así, mientras a los políticos se les hincha el pecho al cortar el listón, a los ciudadanos se les aplasta el mínimo orgullo de pertenencia cuando ven coronados sus impuestos con un nombre cósmico –ahora ya no tanto, ahora domina la tendencia prehispánica- que resulta ser un cascarón de acero sin oficio ni beneficio porque a los pies de Sebastián no hay nada, sólo políticos y funcionarios dispuestos a prestar sus territorios de gobierno como escenografías para justificar arrogantemente que una escultura sea visible desde otro municipio y quizá consolidar así la discrecionalidad y la falta de transparencia en el destino de los recursos públicos. ¿A usted le han preguntado si quiere otro Sebastián en la glorieta de su barrio? Tenga cuidado, a su funcionario público se lo están sonsacando.

Eruviel Ávila en 2012 visualizó un Guerrero Chimalli para Chimalhuacán, lo hizo antes que imaginar banquetas, garantizar el abasto de agua o energía eléctrica, incrementar la seguridad del municipio, dar cobertura total  de alumbrado público o consolidar un programa de mantenimiento para áreas verdes. Este fin de semana, el Guerrero Chimalli que parece soportar con toda firmeza una antorcha campesina (nombre de la principal asociación civil de influencia política en el municipio) y no un hacha, reitera que a los pies de Sebastián no hay nada, si no lo cree anímese a visitar el municipio que gobierna Jesús Tolentino Román y observe cómo la improvisación, la ignorancia y el derroche hicieron de un pretexto artístico un parque lineal con fuentes danzantes y luces multicolor: el espectáculo es francamente deprimente, monumental y vergonzoso.

En nombre del mejoramiento de la imagen urbana, se ha erigido otro monumento a la opacidad. ¡Es increíble que con esa escala aún no pueda verse con claridad lo que hay detrás de las miles de toneladas de acero pintadas a todo color!

6 ciudades que cambiaron sus autopistas por parques urbanos

Fuente: http://www.plataformaurbana.cl/archive/2014/04/08/6-ciudades-que-cambiaron-sus-autopistas-por-parques-urbanos/

Por Constanza Martínez

Las autopistas que se construyen en las ciudades muchas veces se hacen como una solución a la congestión vehicular. Sin embargo, la teoría de la demanda inducida ha demostrado que cuando los automovilistas tienen más vías, optan por seguir usando este medio en vez de elegir el transporte público o la bicicleta y como resultado la congestión no disminuye.

Por esta razón, hay ciudades que han optado por quitarle espacio a los autos y donde antes habían autopistas, hoy hay nuevos parques urbanos y calles menos congestionadas.

A continuación les mostramos seis casos de este tipo. Algunos ya están listos y otros en construcción. Para sorpresa de algunos la mayoría de los proyectos están en EE.UU. lo que refleja que los planificadores de este país están estudiando las políticas de transporte europeas, tal como les contamos en nuestro artículo sobre cuáles son las “9 razones por las que EE.UU. es más dependiente del auto que Europa” (Parte I y Parte II).

1. Harbor Drive, Portland.

Una de las primeras autopistas estadounidenses que se eliminó para dar paso a un parque fue Harbor Drive, ubicada en Portland y construida en un costado del río Willamette. En 1974 comenzaron los trabajos de transformación y se demolió para dar paso al parque Tom McCall.

El puente Hawthorne, que era original de la autopista, se mantuvo y se transformó en un puente para ciclistas y peatones, permitiéndoles conectar la Primera Avenida con el parque.

2. Cheonggyecheon, Seúl.

La autopista elevada de Cheonggyecheon, en Seúl, se construyó sobre un canal del mismo nombre. Pero ante la contaminación ambiental y el ruido que generaban los más de 160 mil autos que transitaban por ella diariamente, el alcalde Lee Myung Bak impulsó un plan para demoler la autopista y construir un parque.

La propuesta que se llevó a cabo fue diseñada por Kee Yeon Hwang que consideró la limpieza del canal y le devolvió su rol como lugar de encuentro, ya que antes de que se hiciera la autopista, hace más de 50 años, los habitantes iban hasta el canal a lavar su ropa. Asimismo, permitió recuperar un espacio público, disminuir el ruido y la temperatura de los lugares más cercanos en donde se hicieron estudios que demostraron que la temperatura bajó, en promedio, 3.6ºC.

3. Embarcadero Freeway, San Francisco.

A principios de 1980, en San Francisco, se comenzó a hablar de un plan para demoler la autopista California 480 con la idea de construir un parque. Sin embargo, no fue hasta 1991 en que la autopista de dos pisos se demolió por los daños que tuvo tras el terremoto de 1989 y que permitieron hacer estudios que concluyeron que reconstruir la autopista era mucho más costoso que hacer un parque.

Ahora el lugar tiene una de las mejores vistas de la bahía de San Francisco en un parque de varios kilómetros con paseos peatonales y ciclovías.

4. Madrid Río, Madrid.

En el año 2000 se puso en marcha el Proyecto Madrid Río que buscaba recuperar el borde del río Manzares al que no se podía acceder fácilmente por los tramos de la autopista M-30 que lo atravesaban.

Como en el lugar hay varias construcciones históricas, como el Puente de Segovia -el puente más antiguo de la ciudad-, la Ermita Virgen del Puerto y el Puente del Rey, el proyecto consideró su recuperación para mantener la historia de la ciudad en medio del parque. Incluso, la Puerta del Rey, una construcción que data del reinado de José Bonaparte, pudo volver a su ubicación original, ya que había sido trasladada durante la construcción de la autopista.

Proyecto Madrid Rio.

En 2011 se inauguró el parque que permite a los ciudadanos hacer algún deporte, pasear y conocer más del pasado de la ciudad. En este caso, la autopista no fue demolida completamente, sino que el tránsito de los autos se desvió a túneles subterráneos.

5. Park East Freeway, Milwaukee

En los años ’60, el centro de la ciudad iba a estar rodeado por la autopista Park East Freeway. Pero, los vecinos comenzaron a oponerse al proyecto por el ruido y la contaminación que generaría su construcción y funcionamiento. Por este motivo, la autopista nunca se terminó y ciertos tramos fueron demolidos entre 1999 y 2002 para desarrollar el proyecto Park East Corridor, el que una vez inaugurado permitirá un libre acceso desde el centro hasta el río.

© trevor.patt, vía Flickr.

El total, el nuevo parque tiene 60 hectáreas de las cuales 24 se destinarán a nuevas construcciones para reurbanizar el sector. Por ahora, el sector norte del parque es el que muestra más avances a través de la remodelación de las principales avenidas que conectan con el centro de la ciudad.

6. Alaskan Way, Seattle.

En 2001 un terremoto dañó el Viaducto de la Autopista Alaska, en Seattle. En un principio pensaron en reconstruirlo, pero ahora lo harán en un túnel subterráneo con cuatro pistas para que en la superficie el paseo Bahía Elliott se una con el resto de la ciudad a través de un nuevo espacio peatonal. Se estima que el parque sea inaugurado durante el próximo año.

Parque Ecológico Línea Verde: El caso de reconversión urbana de Aguascalientes en México

Cortesía de citiscope.org

En el año 2030, Aguascalientes, una de las 46 áreas metropolitanas de México, será una de las 20 ciudades del país con más de un millón de habitantes. A partir de esta estimación, el municipio decidió mejorar su infraestructura y crear nuevos espacios para satisfacer las necesidades de la población, sobretodo de la que se instaló en el sector oriente, un lugar sin grandes servicios.

Para regenerar esta zona, en 2011 el municipio comenzó la construcción del Parque Ecológico Línea Verde en torno a las tuberías de petróleo que atravesaban el sector y en torno a las que la población había hecho sus casas. El proceso para construir este lugar no fue fácil, pero una vez que se inauguró en 2013, se convirtió en un referente para futuros proyectos no sólo en México, sino que para otros países que deciden preservar su medioambiente y abrirlo a la ciudadanía.

Conoce la historia y los beneficios de este proyecto, a continuación.

La idea del parque surgió en 2010 cuando la alcaldesa de Aguascalientes recién electa, Lorena Martínez, viajó a Curitiba (Brasil) y se reunió con el alcalde Jaime Lerner, quien le mostró cómo lograron regenerar varias zonas urbanas mediante la construcción de nuevos parques.

© Ags Prensa. Image Cortesía de The Atlantic Cities

Aunque los barrios en donde se proyectaba el parque eran de propiedad del municipio, éstos estaban atravesados por tuberías de petróleo de la empresa nacional Pemex, lo que influyó en que durante tantos años el sector oriente de Aguascalientes no fuera intervenido. Sin embargo, después de varias negociaciones, Pemex aceptó entregar los terrenos a cambio de nuevas medidas de seguridad para evitar las perforaciones de los oleoductos.

Después de conseguir esto, se hizo necesario reunir los fondos para iniciar la construcción. Para esto, el municipio contactó a las oficinas federales, de las cuales la Federación Nacional de Deportes donó US$10 millones para hacer ciclovías, pistas de atletismo, canchas y una piscina pública. Por otro lado, el Ministerio Nacional de Comunicaciones y Transportes entregó US$7,5 millones para construir un puente y terminar la Avenida Línea Verde que rodea parte del parte.

Cortesía de skyscrapercity.com

Con el objetivo de definir qué espacios tendría el parque, el municipio les preguntó a los vecinos del parque -que se calculan en 300 mil- que les gustaría hacer en él para que se construyeran espacios en donde pudieran practicar sus hobbies de siempre.

Como Aguascalientes es una ciudad seca, mantener los jardines era un desafío, pero esto se solucionó al regarlos con el agua reciclada de una planta de tratamiento cercana. Además, para no tener grandes cuentas de luz, se instalaron luminarias solares.

Finalmente, el parque de 12 kilómetros de extensión se inauguró en 2013 y tuvo un costo total de US$40 millones. Aparte de los recintos que se construyeron con los aportes mencionados, se hicieron gimnasios y se instalaron máquinas de ejercicios al aire libre. También se destinaron programas sociales para organizar clases y talleres durante todas las semanas.

Cortesía de skyscrapercity.com

Según las estimaciones del municipio, desde que se abrió el parque, la delincuencia en el sector ha disminuido en un 50% y el estado de salud de los vecinos ha mejorado notablemente. En relación a la violencia que existía en el sector, la alcaldesa expresó que no quería atacar este tema con más violencia, lo que dio sus frutos con la regeneración de este espacio abandonado.

Artículo originalmente publicado en Plataforma Urbana

Manufactured Landscapes en el CCAU Arquitectura en el cine

Este jueves 30 de mayo dentro del programa Arquitectura en el cine del CCAU Centro para la Cultura Arquitectónica y Urbana se presenta la película Manufactured Landscapes en español Paisajes transformados.   La cita es a las 20:30 h y la entrada es libre.  El CCAU pone las palomitas y las aguas frescas.

manufactured landscapes boletin_w

Te dejo el trailer:

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=Jv23xwe0BoU’]

Se inaguró parque diseñado por Louis Kahn en Nueva York

El pasado Diciembre, se inauguró en Manhattan el parque Four Freedoms memorial al antiguo presidente de Estados Unidos, Franklin Roosvelt. El parque diseñado por el reconocido arquitecto moderno Louis Kahn  (1901-1974) el año 1974 antes de su muerte, es el único proyecto construido del arquitecto en Nueva York. Cuando fue diseñado originalmente, no pudo ser construido por temas de financiamiento, y nunca fue concretado. Esta situación cambió el año 2005 cuando un grupo de ciudadanos se unieron para lograr su realización.

El parque se ubica en la punta de la Isla Roosvelt, que se encuentra en el East River, y anteriormente fue llamada Isla Welfare hasta que se propuso el proyecto. La forma triangular del parque cuenta con dos filas de árboles en sus lados. Más que cantidad de elementos lo que hace este parque tan especial es la disposición de los pocos, y las increíbles vistas que se enmarcan desde ahí. Al final del parque hay un pequeño cuadrado que invita a descansar y contemplar, hecho de toneladas de granito, tal como las especificaciones del arquitecto lo indicaban.

Four Freedoms Park fue diseñado por el arquitecto norteamericano, Louis Kahn, en 1974, un año antes de su muerte.

Inicialmente el proyecto fue postergado debido al delicado estado económico de la ciudad de Nueva York en los 70s, sin embargo, hace dos años que se retomó la construcción de este proyecto, legado de unos de los padres de la arquitectura moderna. Las obras están a sólo meses de terminarse y se espera que el parque abra al público la segunda semana de Octubre.

El diseño es una remodelación en Roosevelt Island, isla que está al centro del East River, en Nueva York, donde se crea un memorial permanente a Franklin D Roosevelt. El diseño de Kahn le da forma al extremo sur de la isla transformándolo en un remate triangular rodeado por dos hileras de árboles. Éstos convergen en un busto en bronce de Roosevelt, el que fue creado mientras el presidente aún estaba vivo por el artista Jo Davidson.

Fuente: http://talk.arkpad.com.br/cityguide/ny-inaugura-parque-projetado-por-louis-kahn-em-1974

http://www.archdaily.mx/194237/se-inaguro-parque-disenado-por-louis-kahn-en-manhattan/