1er Encuentro internacional de la tierra y la cal en la arquitectura moderna

En  este  primer  encuentro,  queremos  reunir académicos, educadores,  profesionales  y  especialistas en los  temas  de  la  construcción con Tierra y  Cal;  para  que  compartan  sus  experiencias  y  saberes,   con Nuestra  Comunidad  Educativa;    asi  mismo,   este  encuentro  está dirigido  un  amplio  público  de  constructores interesados  en  los temas.
Esta  primera edición se centrará principalmente en  temas   relacionados con el desarrollo sostenible,   las  tendencias  en la formación de  constructores  en  el siglo XXI;    y  la   Protección  y  Conservación de nuestro  Patrimonio  Construido en Tierra.
El evento reunirá a más de 400 expertos de los campos de la conservación del patrimonio,  la arqueología, la  enseñanza de la arquitectura,  el urbanismo, la ingeniería, las ciencias sociales;   así como también a profesionales del desarrollo local y de la intervención en situaciones de riesgo.

El    encuentro   es     una     propuesta   del    Ciptev   (Centro   de   Investigación   Produccion  de   Tecnología   Ecológica   para  la    Vivienda    AC)    y    está     organizado    bajo    los    auspicios   del    CALIDRA,   primera   empresa   productora   de   Cal   en  México   y    del   Iteso,  Universidad  Jesuita   en   Guadalajara;   tendrá   lugar  en   el   Campus   del   Iteso    del   18   al   22 de   Abril   del   2016.

Alejandro Aravena el Pritzker 2016

El arquitecto chileno Alejandro Aravena acaba de ser elegido como el ganador del Premio Pritzker 201.

Alejandro Gaston Aravena Mori (22 de junio de 1967) es un arquitecto chileno graduado en la Universidad Católica de Chile. Del 2009 al 2015 fue miembro del Jurado del Premio Pritzker1 y fue nombrado International Fellow of the Royal Institute of British Architects.

http://www.pritzkerprize.com/2016-announcement

¿Cómo visten las arquitectas?

Fuente: http://enlacearquitectura.com/como-visten-las-arquitectas/

“La moda es como la arquitectura: se trata de una cuestión de proporciones” Coco Chanel

Existe una relación entre la arquitectura y la moda, ambas se rigen por patrones estéticos y formales, donde el proceso creativo es una parte fundamental. Se trabaja mediante conceptos de volumetría y texturas.

Dentro de las actividades profesionales, como mujeres arquitectas, a diferencia de los hombres existe un tema más amplio cuando de vestir se trata. Dependiendo del código de vestimenta requerido, para las mujeres es más difícil encontrar el atuendo apropiado para cada evento.

Es cuestión de estilo

eb418a6f17a4de25411f68cf5aec71cbComo diseñadores buscamos  soluciones prácticas y creativas en nuestros diseños. Al vestir, también es válido expresar parte de esa creatividad, tenemos un gusto natural por lo estético en el ámbito de la vida cotidiana, y este  se refleja a la hora de elegir que ponerse. Una vez más el color es importante a la hora de vestir.  Se dice que los arquitectos siempre visten de negro y aunque no es una regla, no deja de ser un color simple, puro y elegante, y a la hora del ahorrarse del “¿Qué me pongo?” ahorra muchos quebraderos de cabeza, el negro nunca te hará quedar mal. Aunque hay una  preferencia por la ropa sobria, no todo tiene que ser monocromo, algunos esenciales básicos para vestir apropiadamente incluyen usar negro con matices de color. La clave está en combinar prendas básicas con otras más especiales, prendas con carácter y presencia, que reflejen nuestro quehacer arquitectónico. En esta sección hablaremos de consejos prácticos de vestimenta para el estilo de vida profesional de las mujeres arquitectas.


En la oficina

estilo arquitectasLa ropa para oficina depende de las políticasmoda para arquitectas del lugar donde trabajes, si es una firma grande, pequeña o bien, si trabajas en tu propio estudio. La forma de vestir no solo dice algo de la persona sino también de la firma y la cultura de la oficina en la que se trabaja. El buen gusto no se sale del estilo pero para las arquitectas el código de vestimenta es diverso y éste dependerá de la agenda del día.

Para el vestir diario puedes utilizar pantalones de vestir  o unos jeans negros con alguna jersey, la clásica camisa de botones, cuello de tortuga o manga larga. Si bien no quieres utilizar negro, puedes combinar azul marino, gris y algún toque blanco. Un blazer sin botones, saco o suéter largo es perfecto para complementar tu atuendo.

Evita colores demasiado llamativos, los estampados floreados y los diseños asimétricos con patrones mezclados, evita también usar las playeras con slogans o con logos visibles. En cuanto al calzado, algunas mujeres gustan por usar tacón, otras prefieren la comodidad del zapato bajo, puedes combinar con botas o unos clásicos zapatos negros de piel. Si al oficina o estudio donde trabajas tiene un ambiente de trabajo casual, puedes utilizar un calzado más cómodo como unos tenis negros o mocasines.


Citas con clientes

6537d6c6d0c22f77b7ede6138f45e60eEn la arquitectura como en otras profesiones, la  imagen es primordial para desarrollar confianza y crear una buena impresión entre arquitecto y cliente. En el mundo profesional te encuentras con diferentes tipos de clientes. Cuando se trata de una entrevista es importante conocer a tu cliente para ir a tono con su apariencia y a sus expectativas, si el tipo de entrevista casual no es necesario usar traje o coordinado, se trata de mostrar entendimiento con el cliente, lo cual se percibe desde la primera impresión. tampoco significa excederse en la comodidad como para  usar sandalias. Puedes usar pantalones de vestir clásicos o falda con una linda blusa de vestir o una de botones. Los tonos neutros, dan una buena impresión  para una entrevista. Si el tipo de cliente es de nivel empresarial lo más recomendable es un vestido ejecutivo es  con unos zapatos de tacón.


En la Obra


arquitectas en la obra
El trabajo de una arquitecta no se limita únicamente al que realizan en el estudio. Los tacones y los vestidos se guardan cuando se trata de visitar una obra. Son dos escenarios distintos para los que se debe adaptar nuestra forma de vestir. Para esas visitas de obra. Lo más adecuado son los
pantalones de vestir o unos jeans con una blusa cómoda. Es preferible evitar los vestidos o faldas durante días laborales en la obra, ya que no resulta ser muy apropiado para caminar entre andamios, además de que resultaría muy complicado caminar con tacones en las primeras etapas de obra negra, Botines-de-mujer-Caterpillar-Botines-OTTAWA-para-mujerpor seguridad es necesario usar botas de casquillo, para esto es muy común que las mujeres carguen doble par de zapatos: los que utilizas en la oficina y para la obra unas botas CAT son perfectos sin perder el toque femenino.


Reuniones

42dba65b34fe3b1c27746a1da6c2e867Vestir bien para una reunión es una muestra de respeto ante los presentes. Cuando se trata de reuniones de negocios se requiere un atuendo más formal. Puedes utilizar un traje de falda o pantalón con una camisa conservadora de vestir y zapatos de tacón medio, evita las plataformas. Cuando se trata de una reunión de negocios casual, puedes utilizar pantalón clásico de vestir o un pantalón al tobillo tipo ankle pant que añade un plus al pantalón moderno de traje mientras mantiene la apariencia conservadora, puede ser una opción perfecta con blusa de vestir y zapatos que combinen. En caso de usar falda, la longitud a la rodilla es la más apropiada. Evita las sandalias y los zapatos abiertos.


Accesorios

Los accesorios no pueden faltar para complementar el atuendo de una mujer. Dentro de los accesorios más utilizados por las arquitectas son los lentes de armazón negro redondeado o rectangulares, es preferible evitar colores en los lentes.

Un bolso o maletín negro o de colores neutros para llevar tu laptop o tablet y documentos  es ideal para combinar con todo y acompañarte a todos lados con mucho estilo. Los zapatos siempre marcan la diferencia, lo más importante es que sean cómodos para tus actividades cotidianas, si estas en el estudio, en la obra o para salir de viaje.

Hemos visto que el negro es el más común en un armario de una arquitecta, es tan versátil que puede ser clásico como casual, puede acentuarse con joyería, sin sobrecargarse. El minimalismo es como en el diseño a los accesorios.

Convocatoria de Intervención Arquitectónica de la Feria de las Culturas Amigas 2016

La Feria de las Culturas Amigas es uno de los eventos culturales de carácter internacional más importantes de la Ciudad de México, donde sus visitantes tienen la posibilidad de conocer más sobre la cultura, tradiciones y costumbres de distintas naciones, mediante la presentación de stands representativos y actividades artísticas.

Debido al éxito de este proyecto desde su primera edición, la Feria de las Culturas Amigas se ha convertido en una tradición capitalina celebrada año con año, en un importante espacio de encuentro e intercambio cultural para el creciente número de asistentes y países participantes, así como en una gran oportunidad para la Ciudad de México de estrechar sus lazos de amistad y cooperación a nivel internacional.

Tras llevarse a cabo durante sus primeras cinco ediciones a lo largo de la Avenida Paseo de la Reforma, desde 2014, la Feria de las Culturas Amigas ha tenido como sede el Zócalo capitalino, donde se han desarrollado intervenciones arquitectónicas integrando la exposición de stands representativos de los países participantes, del Pabellón de la Ciudad de México y de un Foro de Conciertos que, en la más reciente edición de la Feria, albergaron más de 200 actividades culturales y recibieron a 3 millones de asistentes.

Considerando la expansión y creciente afluencia de la Feria de las Culturas Amigas, se ha adquirido una mayor responsabilidad ante al uso del emblemático espacio público que ocupa, razón por la cual se lanza la presente convocatoria abierta con el objetivo de conocer y seleccionar un proyecto conceptual capaz de dotar de una visión de sustentabilidad y eficiencia que incida en el mejoramiento de la infraestructura, operación y calidad de los servicios de la Feria de las Culturas Amigas 2016.

Lo anterior, garantizando el respeto y la optimización del espacio público utilizado para albergar este importante evento de carácter público y gratuito, y que, conforme a ello, facilite el acceso, la movilidad y seguridad de los visitantes de esta fiesta multicultural que presenta a la Ciudad de México como una capital abierta, solidaria e incluyente.

Aquí más información: http://www.internacionales.df.gob.mx/convocatoriafca2016/

Ciudad: para empezar el año

image002Por Juan Palomar.

Meditaciones frente a un plano. No es el más antiguo, y dista de ser exacto. Pero es quizá el primer intento por representar de cuerpo entero a Guadalajara. Comenzaba el siglo XIX, y no pasaba aún la ciudad de contar 260 años de haber sido, laboriosamente, fundada.

La cuadrícula inicial, la antigua voluntad real por hacer de las nuevas poblaciones lugares sanos y comprensibles, prevalecía con toda su fuerza. Del sol, nada menos, dependió su trazo. Sólo el río y su advocación permanente a las leyes de la tierra y el agua introducían algunos accidentes. Cada edificación de relieve está consignada.

Al pie del plano, dedicado por cierto al obispo Cabañas, queda el perfil del caserío. Torres y cúpulas: y la noble, continua, materia con la que la gente, como pudo, levantó sus moradas.

El estilo del dibujo es ingenuo, esforzado en su primitiva gracia. No es, ni mucho menos, el trabajo de un cartógrafo consumado. Pero es la rendición fiel de una imagen imposible, de la idealización en dos dimensiones de una realidad física dentro de la que, en algún punto, el dibujante cumplía su labor. Porque un plano es la reducción a ciertos trazos, a ciertas convenciones geométricas, de un prolijo conjunto de presencias corpóreas, de evidencias inmediatas. Una calle y muchas de ellas, decenas de fachadas diversas, un cauce, un macizo de árboles, el conjunto de los habitantes, la vida misma que al hacer el dibujo debía quedar consignada junto con todo lo demás.

Llama poderosamente la atención la manera como todos los alrededores de la mancha urbana están representados. Una profusión de verdes –porque es el primer plano a color- rodea con feracidad a la ciudad. Es difícil saber, con la distancia de dos siglos, el estado del entorno natural. Viejas crónicas decían que todavía cien años después los cerros del Gachupín, de Santa María y del Cuatro estaban poblados de robledales: frágil presa de la necesidad del carbón o de madera de obra. Se sabe que por siglos las ciudades fueron despiadadas e ingenuas depredadoras de la naturaleza que las circundaba.

Pero no se ve ninguna razón por la que, descendiendo del bosque de la Primavera, dejaran de existir considerables venas de árboles (o mareas completas) que llegaran hasta la barranca de Oblatos. Quizá lo que queda del bosque del Nixticuil sea un vestigio de esa continuidad biológica dentro de la que la primitiva Guadalajara se asentó. Ciertamente existe aún, muy maltratado, un sistema hidrológico que naturalmente fluye hasta el río Santiago, y que muy probablemente sustentara entonces una gran diversidad vegetal. Especulaciones, materia de eruditos, seguramente.

Pero lo que sí es posible es, siguiendo el ejemplo de este plano, devolver a la naturaleza su papel de regazo y ámbito propicio para la ciudad. Si se examina un plano actual, se verá que el área que el de 1800 cubre es una mínima fracción del área en la actualidad urbanizada. Y es de todos sabido el grave desequilibrio ecológico que aqueja a la región. Por más que la costumbre haya cegado a las actuales generaciones, no es obligado –ni mucho menos- vivir en la degradación y el deterioro.

El plano de 1800 es un buen recordatorio de que sin el acuerdo con la naturaleza, sin el respeto a cauces y territorios, no hay ciudad que logre un armonioso desarrollo, y una vida digna para sus habitantes.

Las indispensables maquetas

Por Juan Palomar

Guadalajara maqueta

¿Cómo medir el impacto de cualquier nueva construcción en altura en la ciudad? ¿Cómo prevenir así daños y perjuicios irreversibles? ¿Cómo proteger eficazmente a los vecindarios? Hay una herramienta sencilla: con maquetas apropiadas. Parece demasiado simple, pero así es.

Numerosas ciudades del mundo conservan y adecúan permanentemente grandes maquetas que muestran con precisión la conformación volumétrica de sus tejidos urbanos, predio por predio. De esta manera pueden evaluar empírica y científicamente su estado actual y las nuevas intervenciones que se planteen en los diversos contextos. La ciudad de México, hace pocos meses, terminó y puso en funcionamiento su propio modelo a escala, accesible a todo público.

Alguien podría decir que en esta época de tantos adelantos cibernéticos es posible hacer simulaciones eficaces del estado de la ciudad y sus posibles cambios. La verdad es que nada suple a la experiencia directa y objetiva de objetos reales cuyas características y efectos se pueden percibir de bulto, sin más intermediaciones que su consideración cuidadosa. En la inmensa mayoría de los talleres de arquitectura del mundo las maquetas continúan siendo una herramienta esencial para desarrollar prácticamente cada proyecto.

Desde hace tiempo se ha propuesto la elaboración de una buena maqueta para Guadalajara. Claro que es laborioso y tiene costos. Pero sus beneficios los compensan con creces. Hacer accesible y comprensible el estado y las alternativas del medio urbano al común de los ciudadanos, a las autoridades, a los mismos profesionales, a los niños, comporta un contenido de conocimiento y conciencia acerca de la ciudad que ningún otro medio puede aportar. Ya existe un buen avance: la maqueta que se realizó, a propósito de las instalaciones panamericanas, con fondos públicos. ¿Dónde quedó? Es cuestión de completarla y detallarla. Y ubicarla en un sitio accesible y permanente. Pero es un buen avance.

En espera de la gran maqueta de Guadalajara completa, habría que tomar medidas paulatinas, pero muy útiles. Cada intervención de cierto calado, para lograr su autorización por las autoridades, debería elaborar una maqueta adecuada incorporando un polígono de impacto apropiado. Así, sería un medio eficaz para evaluar sus consecuencias. Estableciendo una escala compatible con la que ya existe, un formato y un lenguaje uniformes, estas maquetas pueden ir desde ya conformando nuevas secciones detalladas de la maqueta integral de la zona metropolitana que se necesita.

Tomemos uno de los casos más urgentes: los edificios en altura (de más de seis pisos) que actualmente proliferan en la mancha urbana, en entornos consolidados. Su impacto y sus consecuencias en el contexto inmediato pueden ser muy graves, frecuentemente negativos para el vecindario. En términos de impactos al asoleamiento, a la ventilación, a la privacidad, a la imagen urbana, etcétera. Es imperativo pedirle a los desarrolladores unos cuantos simples requisitos para determinar la viabilidad concreta de sus planteamientos constructivos: una buena maqueta, que incorpore la intervención y la volumetría concreta de la manzana afectada y (por lo menos) las ocho manzanas circunvecinas. Ante la objeción del tiempo y el costo que esto representa es preciso recordar que al final éstos resultan mínimos respecto al bienestar y la habitabilidad de los medios permanentemente afectados.

De esta manera los propios promotores, la autoridad, los vecinos concernidos podrían conocer objetivamente los impactos hipotéticos. Y la mayoría de ellos pueden ser prevenidos y corregidos, por medio de su determinación y la instrucción directa por parte de la autoridad a los arquitectos para adecuar el proyecto. Reduciendo alturas, cuidando las fachadas, permitiendo el paso de luz y aire… cosas que cualquier arquitecto con oficio y conciencia puede y debe hacer, conservando la viabilidad de la operación inmobiliaria. Infinidad de daños y afectaciones se pudieran prevenir.

El espacio público no es simplemente el espacio que queda libre después de las actuaciones privadas. Está íntima e indisolublemente ligado a lo que suceda en los predios particulares. Para cuidar apropiadamente los ámbitos de la ciudad necesitamos herramientas efectivas, comprensibles, compartibles para todos: las maquetas.