Le Corbusier intervenido Villa Besnus [TECNNE]

fortunadamente solo unas pocas viviendas realizadas por Le Corbusier han sido demolidas. Entre ellas contamos la Maison du Tonkin en Boredaux de 1926, destruida en 1975, la villa Church en ville D’avray de 1927 y el apartamento Beistegui en París de 1929. Otras, han sufrido la intervención desmedida de sus dueños. Un caso típico es el barrio en Fruges de 1924, donde varias viviendas fueron objeto de modificaciones para resolver las necesidades de sus dueños y adaptarlas a la estética que cada uno creyó conveniente para diferenciarla del resto de las viviendas. La Maison Ternisien en Bulogne sur Seine, Paris de 1926 también sufrió modificaciones implementadas por sus propietarios. La villa Besnus en Vaucresson, que nos ocupa en este artículo, debe sumarse a esta última categoría.

Por Marcelo Gardinetti

La primera intervención de los propietarios sobre la Villa Besnus fue el remplazo de la cubierta plana por un techo a cuatro aguas que corona el volumen. Posteriormente, el espacio entre la línea municipal y el volumen construido por Le Corbusier fue utilizado para la incorporación de locales comerciales, que se inició con la construcción de un único local sobre el lado derecho de la elevación de calle, continuó con el agregado de otro local a continuación de éste, y finalmente se decidió ocupar la totalidad del frente, haciendo llegar la construcción hasta la esquina, rodeando la vivienda, pero manteniendo ridículamente las barandas superiores de la losa que formaba el semi cubierto sobre el acceso. El resultado final es una desinteresada construcción que anulo casi por completo la valía arquitectónica de la obra original.

La casa fue encomendada a Le Corbusier por George Besnus, después de quedar impresionado al visitar el Stand de urbanismo organizado por Le Corbusier para el Salón d’Automne de 1922 y ver la maqueta de la casa Citrohän. El terreno, ubicado al oeste de París, es una parcela triangular que tenía un pronunciado desnivel en el fondo del lote, de más de 2 metros sobre el nivel de la vereda de calle. Este desnivel es aprovechado por Le Corbusier para distribuir los servicios de la vivienda en el nivel de calle y ubicar las áreas sociales por encima de éstos, una planta libre que expande hacia el interior del lote por la diferencia de niveles mencionada. El tercer nivel de la vivienda es ocupado por los dormitorios.

Le Corbusier utiliza por primera vez un vocabulario desprovisto de molduras, con ventanas enrasadas al muro y vanos compuestos por medio de trazados reguladores. La cubierta plana acentúa el carácter prismático del volumen, que esta compuesto por dos fachadas distintas, una sobre la calle que combina asimetrías y simetrías y una trasera, absolutamente simétrica y más baja que la anterior.

En el diseño volumétrico, Le Corbusier presto singular atención al volumen de escalera, que en los primeros dibujos terminaba redondeada y estaba adosada en continuidad con el volumen de la vivienda, pero que después desplazó para dar lugar al acceso, a raíz de una observación que comenta en sus obras completas y se transcribe en la parte inferior del texto. Una carpintería vertical y una losa en voladizo sobre la vereda de ingreso acentúan la división entre estos cuerpos y marcan un eje transversal que se contrapone a la organización longitudinal de la vivienda.

En una parte del film de Jacques Barzac, Le Corbusier comenta respecto de la obra: “En 1922 por primera vez hice una casa para una pareja que había leído mis artículos. No eran muy ricos, querían la casa en Vaucresson. Eran muy amables, la semana pasada recibí una carta con letra titubeante: “soy la señora Besnus, tengo 94 años, usted construyo para mi su primera casa, oí hablar de usted por radio, quería saludarlo”. Fue muy difícil esa casita, sobre todo la ventana del baño, que no se armonizaba con las otras. Fue complicado. Recuerdo que una noche íbamos al Cirque d’Hiver y de golpe en el ascensor dije: ”se me ocurrió algo” Esa ventana era fundamental, no tenía que desentonar, la hice respetando la unidad del conjunto”. Le Corbusier, film de Jaques Barzac, 1985

Fuente : TECNNE

Print Friendly, PDF & Email

Autor: Adolfo Peña Iguarán

bloguero, arquitecto, empresario, académico y gestor cultural.