México 2017: una historia alternativa de prosperidad

Por Sergio Negrete Cárdenas*

1. DE ERRORES Y POSIBILIDADES

México, el país que creció a tasas impresionantes en el tercer cuarto del siglo xx, vive hoy una larga siesta económica, que dura ya 35 años. Desde 1981 a 2016 el producto interno bruto (pib) per cápita ha crecido a un promedio anual de 0.7%. Esto implica que duplicarlo —lo que algunos países logran en dos décadas, o menos—, tomaría poco más de un siglo.

Las posibilidades de que un evento (o la ausencia de este) pudiera cambiar por completo la historia son simplemente infinitas. En el caso de México, para llegar a ser un país con niveles de bienestar y solidez económica que, en 2017, duplicaran los que tenemos en nuestra triste realidad, no tanto. Aquí se presenta una historia alternativa del México que pudo ser, en caso de no cometer tres errores —garrafales— de política económica:

  • La cerrazón al comercio exterior, que comenzó con el presidente Miguel Alemán (1946–1952) y que llevó a cancelar un acuerdo de libre comercio existente con Estados Unidos, además de descartar la entrada del país al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (gatt), desde su fundación, en 1948. Esto impidió a México beneficiarse del fuerte despegue del comercio internacional, que se dio justo después de la segunda guerra mundial.1 Muchos países cometieron el error de optar por la “sustitución de importaciones” como estrategia de industrialización, pero ninguno era vecino del mercado más grande del mundo.
  • La obsesión con el tipo de cambio fijo, que caracterizó a los presidentes Luis Echeverría (1970–1976) y José López Portillo (1976–1982). Esta política no solo provocó impresionantes desequilibrios en la balanza de pagos sino una fuerte acumulación de deuda externa, en parte para financiar fugas de capital. Esto, junto con la inflación, llevó a las crisis de 1976 y 1982. La obsesión cambiaria motivó un nuevo endeudamiento con Carlos Salinas en 1994. Ernesto Zedillo (1994–2000) devaluó torpemente el peso, estallando a los pocos días del arranque de su gestión otra crisis. El único consuelo fue que se llegó a un tipo de cambio flotante, lo que muchos países adoptaron dos décadas antes.
  • La obsesión nacionalista–estatista con el petróleo, desde la presidencia de Lázaro Cárdenas (1934–1940), que no fue el motor de desarrollo esperado y terminó con la quiebra de Pemex, que se hizo plenamente evidente durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012–2018). La acumulación de pasivos (pensiones, deuda interna y externa) por parte de la empresa paraestatal no solo explica el desastre actual sino que tendrán que ser pagados por varias generaciones.

Entre muchas historias alternativas posibles, estos errores pudieron evitarse si en 1945 la sucesión presidencial hubiera tomado un derrotero distinto y el dedo de Manuel Ávila Camacho hubiese apuntado en la dirección que se plantea.

 

2. UN DEDAZO Y UNA HISTORIA DIFERENTES

En el caso de México, hay pocas decisiones que dependen en buena parte de la voluntad de una sola persona y que son tan determinantes en la historia del país, como el famoso “dedazo” presidencial, dominante desde Lázaro Cárdenas hasta Carlos Salinas. Por ello, esta historia alternativa parte del supuesto de que México sería más próspero si en junio de 1945 la decisión de Manuel Ávila Camacho sobre su sucesor hubiese favorecido a Ezequiel Padilla, secretario de Relaciones Exteriores, en lugar de a Miguel Alemán, secretario de Gobernación; “dedazo alterno” que, a su vez, hubiese derivado en una serie muy distinta de presidentes y políticas económicas en los sexenios subsecuentes (véase la tabla 3.1 y la cronología alternativa al final de este texto).

Dado el desempeño de Ezequiel Padilla en la cartera de Relaciones Exteriores y, sobre todo, por su proximidad con el gobierno de Estados Unidos, cabe pensar que durante su hipotética administración (1946–1952) se consolidan e incluso multiplican los lazos económicos entre ambas naciones, así como con el resto del mundo —con una entrada más temprana al gatt, apostando por el comercio internacional como uno de los motores del desarrollo nacional y por políticas económicas más liberales, dando así pie a un México muy diferente en 2017, en el que las preocupaciones principales del inquilino de Los Pinos distarían mucho de las que hoy agobian al presidente Enrique Peña Nieto. Las vivencias y preocupaciones del presidente alterno en 2017 se presentan a continuación, seguidas de una cronología alternativa para el periodo.

 

3. LOS PINOS, ENERO DE 2017

Amanecía sobre la Ciudad de México cuando el presidente despertó. Año nuevo, 2017, y su penúltimo como inquilino de Los Pinos. Y, en tres semanas, el mayor reto de su sexenio, que sería permanente hasta su último día: tener en la Casa Blanca a Donald Trump. Un reto tan ingrato como inesperado.

Trump se agregaba al complejo torbellino que era la presidencia día a día. Si algo le había sorprendido al jefe del Ejecutivo durante los años en el cargo, esto era la variedad de discursos e inauguraciones de obras a las que había tenido que asistir, y eso que estaba acostumbrado al ajetreo, tras ser secretario de Hacienda durante más de una década. Parecía que el país estaba en remodelación y cambio permanente.

Por lo pronto, en su agenda destacaba el próximo corte de varios listones en cuestión de comunicaciones y trasportes: en febrero, la Línea 23 del Metro, para llevar la red a 477 kilómetros de extensión; en marzo, arrancar la Línea 7 del Tren Radial Suburbano, para enlazar a la capital del país con Pachuca; en mayo, la terminal 4 del nuevo aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México. En este último acto le hubiera gustado tener a su lado a sus dos predecesores, ya que la T–4 se planeó en el sexenio de Gilberto Rincón Gallardo (2000–2006) y se empezó a construir en el de Alonso Lujambio (2006–2012). Con ambos mandatarios ocupó la cartera de secretario de Hacienda, a pesar de que uno pertenecía al Partido Mexicano Socialista (pms) y el otro a Acción Nacional (pan), pero ambos vieron más allá de los intereses partidistas: “Con la economía no se juega, doctor”, le había dicho Rincón Gallardo al ofrecerle el puesto, pocas semanas antes de tomar posesión. Por desgracia, ninguno podría acompañarle, pues el primero falleció en agosto de 2008 y el segundo en 2014.2

El punto incómodo en la agenda era el de la migración, y la elección de Trump lo había complicado. La prosperidad mexicana había trasformado al país en un polo de atracción para inmigrantes ilegales y el tema era espinoso de tratar con sus homólogos de Guatemala, Ecuador, Bolivia y Perú, cuyos países suministraban, había que admitirlo (aunque jamás pudiera decirlo en público), mano de obra relativamente barata que la economía mexicana necesitaba y asimilaba. Había que añadir la “atracción de cerebros”, que para México se había convertido en un círculo virtuoso, pues un verdadero semillero de científicos e ingenieros, entre otros, habían enriquecido el capital humano del país y lo seguirían haciendo, lo que para el resto de América Latina era, por supuesto, una pérdida. Pero en los momentos de desaceleración económica, como había sido la recesión de 2009, las presiones y los discursos xenófobos contra los inmigrantes subían de tono, incluso contra estos últimos.

La elección de Trump propició el regreso de nacionales al país (incluso de algunos estadunidenses de segunda generación, pero con pasaporte mexicano), que se iba acelerando. Volvían no para retirarse sino en plena edad productiva. Las clásicas pick up y toda clase de camionetas regresaban cargadas hasta con el perico (y el molcajete) a las ciudades y pueblos de los que habían salido hacía décadas. Los vuelos estaban abarrotados de empresarios —y también de familias con boleto, solo de ida, a México. Este éxodo inverso implicaba mayor competencia en el mercado laboral y presiones sociales. Así las cosas, la migración pintaba para mantenerse como un problema sin solución sencilla.

Es el “precio del éxito mexicano”. El secretario de Hacienda, Luis Téllez Kuenzler, lo resumía, con sencillez, en una cifra: 21,811 dólares. Esta fue la estimación oficial del Fondo Monetario Internacional del pib per cápita nacional durante 2016. Muy lejos, todavía, del de Estados Unidos o Canadá, pues ascendía a menos de la mitad, pero más o menos en el nivel del registrado por Portugal y ligeramente debajo del de Corea del Sur.

La brecha también era significativa con respecto a la Madre Patria, dado que el pib per cápita español ascendió en 2016 a 27,012 dólares, pero ello no había impedido que el flujo de españoles mediana y altamente calificados hacia México fuese significativo. Una tendencia que había arrancado con la crisis económica mundial de 2009 y se había consolidado en los últimos años.

Había que admitir que, al menos para México, los problemas de España en lo particular y de la Eurozona en general, así como sus políticas de integración, habían sido toda una lección. Desde hacía más de dos décadas que, literalmente, flotaba en el ambiente la idea de hacer a un lado el peso flotante —el régimen cambiario adoptado en 1973, durante el sexenio de Antonio Ortiz Mena— y adoptar, de manera unilateral, el dólar estadunidense como la moneda nacional. Dada la enorme integración económica, la idea tenía méritos.

Durante la presidencia de Carlos Castillo Peraza (1994–2000) el gobierno mexicano había explorado de manera oficial una unión monetaria con Estados Unidos. La iniciativa fue motivada por las crisis asiática y rusa (1997–1998), que empujaron una depreciación importante del peso. Además, en aquellos años se forjaba la unión monetaria en la Eurozona, que en 1999 llevaría a adoptar al euro como moneda común. Parecía una consecuencia natural que América del Norte explorase la posibilidad de una moneda única, o al menos que México lo hiciera con su vecino. Las negociaciones comenzaron, a solicitud del gobierno mexicano, en secreto. Las encabezaba el entonces titular de Hacienda, Javier Beristain Iturbide. La respuesta fue un rechazo frontal pero educado.

La posibilidad de dolarizar unilateralmente, y con rapidez, se manejó de nuevo en 2008–2009, cuando parecía que el sistema financiero mundial se desplomaba. El gobierno del presidente Lujambio nunca consideró con seriedad esa opción, pero ciertamente hubo momentos álgidos. El peso, de hecho, literalmente “voló” sobre la barrera psicológica de las 150 unidades por dólar, a pesar de las masivas intervenciones —mediante subastas de dólares— que el Banco de México, entonces encabezado por Ernesto Zedillo, instrumentó con rapidez. Pero aunque la paridad superó incluso los 200 pesos por dólar, luego vino una lenta pero constante recuperación de la moneda y no fue hasta 2014–2016 cuando se registró otra depreciación importante, motivada por la caída en los precios del petróleo y el efecto Trump. El día anterior, último de 2016, el tipo de cambio interbancario peso–dólar había cerrado en 245.47 unidades por billete verde.3

Pero ahora la idea de moneda común no aparecía en el horizonte. Sus partidarios habían perdido fuelle, en especial luego de que la Eurozona mostró, en los años recientes, las enormes desventajas potenciales de la integración económica y monetaria. Irlanda ilustró los peligros de un sistema financiero pobremente supervisado. España se había dormido en los laureles de la prosperidad, sobre todo por su rígido mercado laboral y sin poner freno a un sistema financiero que había alimentado una impresionante burbuja inmobiliaria. Grecia, el peor ejemplo, por mucho, había falseado las cuentas públicas, aparte de tener un mercado laboral también anquilosado. La legislación laboral en México no era tan rígida, por supuesto, pero comparada con la estadunidense, dejaba mucho qué desear. Sería mucho peor de no ser por la ambiciosa flexibilización laboral aprobada durante el gobierno de Fernando Solana (1982–1988).

En lo que pasaba la volatilidad del cierre de 2016 y arranque de 2017, era indudable que el peso flotante serviría de nuevo como amortiguador, como de hecho ya ocurría ante el efecto Trump. Ayudaría que el otro factor de impacto en la paridad, el petróleo, se había empezado a recuperar meses atrás. Ciertamente, México era un importante productor gracias a la atinada apertura al capital privado que puso en marcha el presidente Jesús Reyes Heroles (1976–1982), pero la dependencia de las finanzas públicas con respecto a las regalías de extracción y otros impuestos era relativamente pequeña. Pero no se podía uno confiar, lo sabía muy bien el presidente, ya que todo puede pasar cuando los mercados están volátiles.

Lo inevitable para 2017 era una desaceleración económica. El presidente suponía que el pib crecería apenas 3.5% anual. Al menos no habría una recesión. La más reciente, en 2009, llevó a una contracción brutal del pib, de –3.1%. El fuerte mercado interno evitó una caída más profunda, pero con todo había sido traumática para una población que no experimentaba un crecimiento negativo desde hacía un cuarto de siglo. El único consuelo, y no era poco, es que todas las recesiones fueron causadas por un efecto contagio del exterior. La contracción registrada en 2009, por una fuerte recesión en Estados Unidos; la de 1983, por el estallido de la crisis internacional de la deuda externa que comenzó con la moratoria brasileña a principios de ese año.

Con vistas a 2018, el presidente era consciente de otro reto: evitar una oleada globalifóbica, contagiada por Trump y sus numerosas huestes. En México había semillas en ese sentido y era imperativo evitar que florecieran. Lo que invitaba a la incredulidad era que todavía hoy, a casi 30 años de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (tlcan), en vigencia desde 1988, aún existían grupos (pequeños, pero ruidosos mediáticamente) que argumentaban que México debía depender menos de Estados Unidos. Ahora el viento en contra venía del norte, antes tan favorable. Por lo pronto, no quedaba sino esperar que no se desbarrancara de nuevo la economía global y seguir con los quehaceres gubernamentales. Pero era el primer día de enero, un día más que muerto para actividades públicas. Por eso, Pedro Aspe Armella había decidido dedicar unas horas en Los Pinos para revisar a fondo lo que diría ante los principales asistentes del Foro Económico Mundial en Davos, que se realizaría a mediados de mes. No parecía una mala forma de empezar 2017.

 

CRONOLOGÍA ALTERNATIVA, POLÍTICA Y ECONOMÍA DE MÉXICO, 1945–2012

1945
Junio 16
Ezequiel Padilla, secretario de Relaciones Exteriores, es nominado por el Partido de la Revolución Mexicana (prm) como su candidato a la Presidencia de la República. La participación de México en la segunda guerra mundial y la estrecha cercanía de Padilla Peñaloza con el gobierno de Estados Unidos dieron particular realce al titular de la cancillería. El líder de la Confederación de Trabajadores de México (ctm), Vicente Lombardo Toledano, denomina al guerrerense, de 54 años, como el “nuevo león de la revolución”.

1946
Octubre 14–18
En una visita a Nueva York y Washington, D.C. —la primera a la capital de Estados Unidos por un presidente electo desde la realizada por Plutarco Elías Calles, en 1924—, Padilla anuncia, después de conversar con el presidente Harry S. Truman en la Casa Blanca, que México espera que se consoliden todavía más las relaciones políticas y económicas entre los dos países.

Diciembre 1
Padilla es el primer civil en ocupar la Presidencia de México después de casi un siglo de militares al frente del gobierno. Se inicia lo que se conocería como el “civilismo”. Designa a Miguel Palacios Macedo como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (shcp) y a Eduardo Suárez como director general del Banco de México (Banxico).

Diciembre 29
El presidente Padilla ordena a los secretarios de Hacienda (Palacios Macedo), Relaciones Exteriores (Jaime Torres Bodet) y Economía (Daniel Cosío Villegas) que el país se incorpore a las negociaciones que llevarán eventualmente a la creación del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (gatt), las cuales se habían iniciado en diciembre de 1945.

1947
Julio 20
Los titulares de Hacienda y del Banxico anuncian, de manera sorpresiva, una devaluación del peso, que pasa de 4.85 a 8.65 pesos por dólar. Ambos argumentan que el creciente desequilibrio comercial y la salida de capitales extranjeros (que se habían refugiado en México durante la segunda guerra mundial) estaban reduciendo las reservas internacionales. Las alternativas, argumentaron, eran introducir controles cambiarios o frenar importaciones con barreras proteccionistas.

Octubre 30
El gobierno de México firma, con otros 23 países, el Protocolo de Aplicación Provisional del gatt.

1950
Junio 25
Estalla la guerra de Corea. El conflicto, que continuará hasta julio de 1953, da un enorme impulso a las exportaciones mexicanas, sobre todo agrícolas y de materias primas, e impulsa a ciertas industrias manufactureras. Los productos fluyen al exterior gracias al acuerdo marco del gatt y por el acuerdo comercial alcanzado entre Estados Unidos y México en 1942, que mantiene su vigencia.

1951
Febrero 22
Después de consultas con el presidente Truman y su secretario de Estado, Dean Acheson, el presidente Padilla instruye a las Secretarías de Hacienda, Economía y Relaciones Exteriores para que alcancen un acuerdo comercial de mayor envergadura con Estados Unidos, apoyándose en la coyuntura de la guerra en la península de Corea.

1952
Marzo 28
El presidente Padilla da instrucciones al director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Antonio J. Bermúdez, para que la empresa ofrezca asociaciones a compañías petroleras estadunidenses, de preferencia las más importantes, como Esso y Conoco.

Diciembre 1
Jaime Torres Bodet toma posesión como presidente de México. Nombra a Jesús Silva Herzog en la shcp y a Rodrigo Gómez al frente del Banxico.

1954
Abril 17
Aprovechando el arranque del periodo vacacional de Semana Santa, la shcp y Banxico implementan una devaluación del peso, de 8.65 a 12.50 pesos por dólar.

1955
Febrero 20
El secretario de Economía, Antonio Carrillo Flores, anuncia el Programa Maquila de Exportación, como un complemento al Programa Bracero vigente. Dice que la expectativa del gobierno es que, al cabo de pocos años, surja un “cinturón” maquilador a lo largo de la frontera norte y que con el tiempo este se “ensanche” en el territorio nacional, para llegar hasta ciudades como Hermosillo, Monterrey o Saltillo.

1958
Diciembre 1
Gustavo Baz Prada, nuevo presidente de México. Nombra a Antonio Ortiz Mena como titular de Hacienda y ratifica a Rodrigo Gómez en el Banxico.

1960
Octubre 11
El gobierno anuncia la creación del Instituto Mexicano de Comercio Exterior (imce), modelado en la agencia japonesa jetro (establecida en 1958), con capital del gobierno y del sector privado. Su primer director general es Juan F. Noyola.

1961
Marzo 13
El presidente John F. Kennedy propone la “Alianza para el Progreso”. Diez días más tarde, en una reunión privada entre Baz y Kennedy, en Hyannis Port, Massachusetts, el mandatario mexicano apoya las propuestas de la Alianza, pero comenta a Kennedy que lo que más interesa al país es expandir el comercio bilateral, no la asistencia financiera —“Trade is much better than aid, Mr. President” [“El comercio es mejor que la ayuda”] fue el mensaje central.

Agosto 7
El censo de población de 1960 muestra que hay un fuerte patrón migratorio del campo a varias zonas urbanas. Los sociólogos estudiosos del fenómeno lo llamarían “la gran migración interna” o “la marcha al asfalto”. Miles de familias rurales emigran hacia la zona metropolitana de la Ciudad de México, así como a varias urbes en el norte del país, atraídas por los empleos en el pujante sector manufacturero exportador, con las maquiladoras ocupando un lugar fundamental.

1964
Diciembre 1
Ernesto P. Uruchurtu toma posesión de la Presidencia. Ratifica en sus cargos tanto a Ortiz Mena (Hacienda) como a Rodrigo Gómez (Banxico).

1965
Enero 16
Los presidentes Lyndon B. Johnson (Estados Unidos), Ernesto P. Uruchurtu (México) y el primer ministro canadiense, Lester B. Pearson, firman el Acuerdo de Productos Automotrices de América del Norte, que elimina todos los aranceles a la importación de automóviles, camionetas, autobuses, llantas y autopartes. El secretario de Industria y Comercio, Alfredo Navarrete, prevé que este favorezca particularmente a las plantas de la Ford y General Motors establecidas en México.

1968
Enero 1
Con el inicio del año entra en vigor el impuesto al valor agregado (iva), que sustituye al impuesto federal sobre ingresos mercantiles. La tasa inicial del gravamen se fija en 10%. El cambio causa inicialmente gran confusión entre la población.

1969
Noviembre 22
El presidente Uruchurtu propone al Congreso que se permita a los hijos de extranjeros poder postularse a la Presidencia de la República.

1970
Diciembre 1
Antonio Ortiz Mena toma posesión de la Presidencia. Como titular de la shcp designa a Leopoldo Solís Manjarrez (primer licenciado en Economía en ocupar el cargo) y ratifica al frente del Banxico a Ernesto Fernández Hurtado (designado tras la muerte de Rodrigo Gómez, unos meses antes).

1971
Agosto 15
El presidente Richard Nixon anuncia, por la noche, que cancela la conversión de dólares por oro, dejando flotar al dólar estadunidense frente al metal y otras monedas.

Agosto 16
Desde su despacho en Palacio Nacional, Ortiz Mena dirige un mensaje a la nación en el que anuncia una devaluación del peso de 24%: la paridad pasa de 12.50 a 15.50 pesos por dólar. Con ello se abandona el tipo de cambio vigente durante 17 años. El presidente y su gabinete exploraron otras dos opciones: no devaluar, como si nada hubiese ocurrido, o dejar al peso flotar libremente en los mercados cambiarios, para que encontrara su propio nivel. A la primera se opuso Leopoldo Solís, argumentando que el peso estaba sobrevaluado y que Nixon les había dado una oportunidad “paradójicamente dorada” (al abandonar el patrón oro) para devaluar, al tiempo que se pasaba el “costo político y popular” de la medida a Estados Unidos, en tanto que la flotación se desechó debido a que habría encontrado resistencia por parte del fmi.

1973
Marzo 13
El Banxico y la shcp anuncian, por la noche, que a partir del día siguiente el peso mexicano flotará en los mercados, con la paridad frente al dólar estadunidense a ser determinada por la oferta y la demanda de ambas monedas. El día anterior el llamado sistema Bretton Woods de paridades fijas había llegado a su fin, cuando ocho naciones europeas acordaron de manera conjunta la flotación de sus monedas ante el dólar. Canadá, Italia, Japón y el Reino Unido ya habían seguido previamente una política similar de forma unilateral.

1974
Marzo 1
Ante la fortísima subida en los precios internacionales del petróleo, observada en los meses precedentes, el director general de Pemex, Carlos Hank González, anuncia la intensificación inmediata de la exploración petrolera para reducir la dependencia del país de las importaciones de crudo. Además, indica que Pemex espera lograr asociaciones con compañías petroleras estadunidenses y europeas para obtener recursos y tecnología de punta para exploración.

1975
Junio 1
Ford Motor Company inaugura en Hermosillo, Sonora, una planta de estampado y ensamble. La capacidad de producción será de 200 mil unidades anuales.

1976
Junio 21
Pemex anuncia que, gracias al gigantesco yacimiento de Cantarell, sus exportaciones mensuales de crudo aumentan sustancialmente. México deja de ser importador neto de hidrocarburos.

Septiembre 1
Ortiz Mena advierte, durante su último Informe de Gobierno, sobre el peligro de un fortalecimiento excesivo del peso y llama a que los mexicanos no vayan a desarrollar un complejo de “nuevos ricos”. Advierte que la abundancia petrolera no significa necesariamente una abundancia a largo plazo en los bolsillos, dado el peligro de que el petróleo lleve a lo que se conoce como “enfermedad holandesa”. Añade que uno de los mayores retos del futuro gobierno será administrar el petróleo sin provocar una “enfermedad mexicana”.

Diciembre 1
Jesús Reyes Heroles, primer titular del Ejecutivo hijo de padre extranjero, toma posesión. Decreta la fusión de la Secretaría de Hacienda con la de Presidencia (permaneciendo el nombre de shcp), con Gustavo Petricioli Iturbide al frente de la nueva dependencia. Leopoldo Solís es nombrado director general del Banco de México.

1977
Septiembre 1
En su Primer Informe de Gobierno, Reyes Heroles advierte contra la complacencia por la euforia petrolera. Anuncia que propondrá al Congreso la apertura total del sector petrolero, con Pemex enfrentando la competencia de otras empresas, nacionales y extranjeras. La propiedad del crudo permanecería en manos del estado.

Octubre 7
Reyes Heroles encabeza en Palacio Nacional la firma del Pacto para la Productividad Económica (ppe). Fidel Velázquez firma como presidente del Congreso del Trabajo y anuncia que el sector obrero accede a un “sacrificio salarial temporal” a cambio de que la mayor productividad alcanzada realmente se refleje, “plena y rápidamente”, en el poder adquisitivo de los trabajadores.

1978
Marzo 21
Los secretarios de Comunicaciones y Transportes, Enrique del Valle Calderón, y de Asentamientos Humanos y Obras Públicas, Pedro Ramírez Vázquez, colocan la primera piedra en lo que será el nuevo aeropuerto Benito Juárez.

1979
Febrero 14–16
El presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, visita la Ciudad de México. A pesar de las protestas de la oposición, Reyes Heroles anuncia que todo incremento en la producción petrolera y de gas tendrá como destino prioritario el vecino al norte.

Marzo 3
La Secretaría de Comercio y Fomento Industrial indica que, de acuerdo con sus estimaciones y las cifras del Departamento del Comercio de Estados Unidos, México ha sustituido a Alemania como el tercer vendedor de mercancías a esa nación.

Julio 17
En su discurso ante miembros de la Asociación de Banqueros de México, Gustavo Petricioli comenta que una de las más recurrentes tentaciones que enfrenta, como secretario de Hacienda, es el aceptar los créditos que bancos extranjeros ofrecen reiteradamente a México.

1982
Septiembre 1
Reyes Heroles rinde su último informe de gobierno. Anuncia un monto histórico de reservas internacionales y destaca la fortaleza de la banca, tanto la comercial en manos privadas como la banca de desarrollo. Aludiendo a la recesión global de 1980–1982 y el impacto de esta sobre la economía mexicana, dijo: “Soy responsable del timón, y ante una tormenta de esa magnitud fue necesario recortar las velas y aceptar el costo que implicaba reducir, temporalmente, el crecimiento”.

Noviembre 20
En uno de los últimos actos de su gobierno y en el marco del aniversario de la Revolución Mexicana, el presidente Reyes Heroles inaugura formalmente el nuevo aeropuerto Benito Juárez en Texcoco, con la Terminal 1 en pleno funcionamiento y la 2 por terminar.

Diciembre 1
Fernando Solana Morales toma posesión de la Presidencia. Nombra como titular de la shcp a Víctor L. Urquidi y director general del Banxico a Miguel Mancera Aguayo.

1983
Enero 20
Brasil anuncia que enfrenta una severa “crisis de caja” dado que el gobierno carece de recursos para afrontar los pagos de su deuda externa.

Enero 21–24
El peso mexicano sufre una fuerte depreciación ante el temor de un “efecto contagio” de Brasil hacia México.

Febrero 5
En el marco del aniversario de la Constitución de 1917 el presidente Solana anuncia el Programa Inmediato de Reestructuración Económica (pire) para enfrentar la emergencia causada por la crisis de deuda brasileña. El pire busca tanto una significativa reducción del déficit público como de la inflación.

Septiembre 1
Al rendir su Primer Informe de Gobierno, Solana establece que México está siendo inmerecidamente incluido con otras naciones como parte de la llamada crisis internacional de la deuda. Sin embargo, el remedio está en demostrar que el país cuenta con una economía sólida.

1984
Febrero 29
Estimaciones oficiales indican que la economía mexicana cayó en recesión en 1983, el primer crecimiento anual negativo desde 1932. Se estima que esa contracción fue de 1.5%.

1985
Septiembre 26
El primer ministro canadiense, Brian Mulroney, anuncia que buscará un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos.

Noviembre 7
El presidente Solana anuncia un programa de privatizaciones, claramente influido por las acciones emprendidas en el Reino Unido por Margaret Thatcher. Designa como el principal encargado de la Unidad de Privatización de Empresas Paraestatales a Pedro Aspe Armella, hasta ese momento subsecretario de Hacienda y Crédito Público. Anuncia, asimismo, que todo ingreso recibido por privatizaciones será utilizado para realizar prepagos de deuda externa.

Diciembre 5
Después de rápidas consultas con el presidente Ronald Reagan y Brian Mulroney, Solana anuncia que el gobierno de México se une a la iniciativa del premier canadiense de negociar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Reagan destaca que un acuerdo comercial de América del Norte presentaría un fuerte contrapeso al poderío industrial y exportador de Japón.

1986
Mayo 3
Se inician las negociaciones de lo que se conocerá eventualmente como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (tlcan).

Noviembre 22
La banca internacional concede un crédito sindicado a México. El monto es pequeño (500 millones de dólares) y el plazo muy corto (dos años), pero el gobierno destaca que el país ha vuelto a los mercados internacionales de capital, después de poco menos de cuatro años de la moratoria brasileña. Se considera formalmente que este crédito implica el fin de la crisis de la deuda para México.

1988
Enero 7
El candidato del pri a la presidencia, Manuel Bartlett Díaz, marca una clara distancia de la administración Solana y se manifiesta “escéptico” sobre una mayor integración comercial y económica con Estados Unidos.

Mayo 15
Durante el primer debate presidencial en la historia de México, el tlcan surge como el tema más contencioso. Solo Efraín González Morfín (pan) se manifiesta claramente a favor de este.

Julio 6
González Morfín gana la elección presidencial, con 40.9% de los votos válidos. Bartlett obtiene 38.8%, y otros candidatos el resto.

Septiembre 1
En su último informe de gobierno el presidente Solana destaca, según las cifras más recientes del Departamento de Comercio de Estados Unidos, que México ha desbancado a Japón como el segundo proveedor de mercancías del país, con Canadá permaneciendo en primer lugar.

Septiembre 9
Las dos cámaras legislativas de Estados Unidos aprueban el tlcan.

Septiembre 22
El Senado mexicano aprueba el tlcan.

Noviembre 21
Se firma una nueva etapa del Pacto de Productividad Económica, con vigencia por seis meses. Firman tanto el presidente Solana como el presidente electo González Morfín, garantizando una continuidad en la política económica.

Diciembre 1
Efraín González Morfín toma posesión como presidente. Cumple su promesa de contar con priistas en su gabinete, y para tranquilizar a los mercados sobre el futuro rumbo económico nombra a Francisco Suárez Dávila como secretario de Hacienda (de la que había sido subsecretario en el sexenio previo) y ratifica a Miguel Mancera Aguayo en el Banxico.

1989
Enero 1
El tlcan entra en vigor.

Febrero 11
La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles anuncia que en 1988 se alcanzó por primera vez la venta en el mercado nacional de un millón de unidades.

1990
Septiembre 1
Gracias a una reforma constitucional el Banco de México se convierte en un organismo autónomo. Miguel Mancera se convierte en el primer gobernador (ya no director general). Queda a cargo del Banxico la política monetaria y cambiaria.

1992
Marzo 3
La shcp informa que la deuda interna del gobierno federal es, por primera vez en décadas, mayor que el monto de la deuda externa, y que se espera que esa tendencia se consolide en el futuro.

1993
Enero 22
El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Rogelio Sada Zambrano, anuncia que a partir del 1 de julio México adoptará una política de “cielos abiertos”, permitiendo que aerolíneas extranjeras puedan ofrecer vuelos entre destinos nacionales.

Agosto 5
El peso mexicano rompe la “barrera” de las 100 unidades por dólar estadunidense en los mercados cambiarios. El gobernador del Banxico, Miguel Mancera, comenta su “sorpresa” ante el hecho de que ello sea siquiera noticia.

1994
Marzo 3
El secretario de Salud, Moisés Canale Rodríguez, manifiesta la preocupación gubernamental por los claros aumentos de consumo de cocaína y heroína entre la juventud mexicana. “La prosperidad económica está trayendo consigo costos colaterales importantes, como es el creciente consumo de estas drogas”, dice.

Noviembre 10
El gobierno mexicano emite exitosamente en los mercados internacionales de capital bonos a 10 años denominados en pesos.

Diciembre 1
Carlos Castillo Peraza toma posesión de la Presidencia. Sigue con la tradición de nombrar a técnicos y no a políticos en la Secretaría de Hacienda, y designa a Javier Beristain Iturbide como titular de la dependencia.

1995
Enero 10
Manuel Espinosa Yglesias, director general de Bancomer, anuncia el lanzamiento de “hipotecas un dígito”, con una tasa de interés de 9.99% anual. Productos similares son ofrecidos casi de inmediato por otros bancos.

Agosto 30
La agencia calificadora Fitch Ratings otorga por primera vez una calificación a los bonos de largo plazo emitidos por el gobierno de México. Esta es bbb+, lo que coloca a esos instrumentos en la categoría de “grado de inversión”.

1996
Junio 10
Estimaciones oficiales indican que la proporción de las familias mexicanas enfrentando pobreza alimentaria es “estadísticamente cero”. Castillo Peraza invita a todos los expresidentes vivos a estar presentes en el discurso que hace para anunciarlo, argumentando que quiere compartir el crédito con todos aquellos que lo merecen.

1997
Octubre 3
El presidente Castillo Peraza propone a Ernesto Zedillo Ponce de León, hasta entonces uno de los cuatro subgobernadores, como el nuevo gobernador del Banxico, en sucesión de Miguel Mancera. El senado lo aprueba.

1999
Febrero 10
Siguiendo instrucciones presidenciales, un grupo de altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda y el Banco de México viajan a Washington D.C., para plantear la posibilidad de una unión monetaria entre Estados Unidos y México. No hay el menor interés.

2000
Diciembre 1
Gilberto Rincón Gallardo y Meltis, del Partido Mexicano Socialista, toma posesión de la Presidencia. Nombra a Pedro Aspe Armella, hasta ese momento subgobernador del Banxico, titular de la Secretaría de Hacienda.

Diciembre 2
El presidente Rincón Gallardo envía al Congreso una iniciativa de Ley de Violencia de Género bajo la consideración de que esta “se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en la sociedad mexicana”.

2006
Diciembre 1
Alonso Lujambio Irazábal, del pan, asume como nuevo presidente de México. Ratifica a Pedro Aspe como titular de la shcp.

2012
Diciembre 1
Pedro Aspe Armella, del pri, releva a Alonso Lujambio en la silla presidencial. Designa como secretario de Hacienda a Luis Téllez Kuenzler.

 

* Es profesor investigador del Departamento de Economía, Administración y Mercadología del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (iteso). Es doctor en Economía y maestro en Economía Internacional por la Universidad de Essex, Reino Unido. Trabajó en el Fondo Monetario Internacional (2004–2009) y fue docente en varias universidades en Barcelona, España. Es colaborador del periódico El Financiero. Correo electrónico: snegcar@iteso.mx
1. México entró al gatt (hoy Organización Mundial del Comercio) en 1986. El libre comercio con Estados Unidos regresó, pero en 1994.
2. En la realidad, el entonces senador del pan, Alonso Lujambio, murió en septiembre de 2012.
3. Evidentemente, estos tipos de cambio se refieren a lo que en el México actual habrían sido “viejos” pesos, no los “nuevos”, que surgieron a raíz de la eliminación de tres ceros a la moneda el primer día de 1993 (ceros acumulados por las inflaciones de tres dígitos en la década de 1980).

 

,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes