Entendiendo la ciencia detrás de la Goma de Mascar…

La goma de mascar existe desde hace mucho tiempo, los Mayas mascaban chicle que obtenían del árbol de sapondilla que crecía en bosques tropicales de Centro América. La goma de mascar moderna fue desarrollada en Estados Unidos de Norteamérica en el año de 1860; en la actualidad están hechas a base de goma, aditivos que dan la textura deseada, edulcorantes y saborizantes, la goma sintética puede formar distintas variedades donde se utiliza la glicerina y otro tipo de aceites vegetales para mantener la consistencia suave, flexible y reteniendo la cantidad adecuada de humedad.

                En datos registrados en el 2005 se obtuvo que adultos más de la mitad de adultos entre 18 y 54 años en EE.UU. consumen goma de mascar y cada uno consume 400 piezas por año aproximadamente. Las principales razones de consumo de la goma de mascar son: para refrescar el aliento, disfrutar el sabor o salud bucal, para incrementar la concentración, reducir tensión o estrés, para dejar de fumar o para mediar la ingesta calórica.

 En estudios realizados por la “Mayo Clinic” se encontró que masticar goma de mascar puede quemar aproximadamente 11cal/h, también se ha mostrado que masticarla antes de una comida puede ayudar a reducir el hambre al disminuir el antojo por el dulzor.

                Estudios de la Universidad de Northumbia, Inglaterra; muestran que las personas que consumen goma de mascar en el momento de realizar las pruebas hace que se trabaje más la memoria a largo plazo, como recordar números telefónicos; en Japón se mostró que el flujo de sangre del cerebro incrementa un 25%  cuando se consume goma de mascar, por lo que se  relaciona con la reducción de estrés…

[food technology 06,07  Advancing Food & Health Through Sound Science  www.ift.org]

 

Si deseas leer la nota completa la puedes consultar en la revista “food technology” número 9, año 2007.

 

Print Friendly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *